Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

yogur

Pan de pita y Tzatziki

pita tzatziki

Esta semana en Cocina Con Chinchón, os traemos una receta muy refrescante, muy mediterránea y sobretodo, deliciosa y sana: Pan de pitaTzatziki.

De estas dos recetas podréis hacer muchas variaciones, elaborar vuestros propios kebaps y rellenarlos de lo que más os guste. La Tzatziki puede acompañar desde verduras crudas hasta las más tradicionales albóndigas griegas.

 

Pan de pita

Ingredientes

500 gr de harina

275 ml de agua

1 cdta. de sal

5 gr de levadura fresca (8 gr si es levadura seca)

Menta (opcional)

 

Elaboración
En un recipiente amplio o sobre una mesa de trabajo enharinada, verter la harina, la sal, el agua y amasar durante 2 minutos. Seguidamente, añadir la levadura desmenuzada y continuar amasando entre 10 -15 minutos. El resultado debe ser una masa elástica y lisa.

Dividir la masa en piezas de 80 g, alrededor de 10 piezas. Bolear las piezas hasta que estén lisas y consistentes. Para bolear la masa, se debe aplanar ligeramente la pieza y doblar cada extremo hacia el centro, presionar con los dedos hacia abajo y formar una bola a medida que se dobla. Voltear y colocar los bordes hacia abajo.

Dejar fermentar durante 45 minutos cubiertas con un paño húmedo.

Enharinar la superficie de trabajo y alisar con un rodillo las bolas de masa hasta que obtengan un diámetro de aproximadamente 15 cm, cubrir con un paño húmedo.

Precalentar el horno a 220ºC con la bandeja dentro.

Colocar con cuidado las piezas dentro del horno. Una vez entren en calor, comenzarán a hincharse y se debe estar muy atento de que no se doren en exceso.

Retirar del horno y envolver en un paño para mantener la temperatura.

 

Tzatziki

 

Ingredientes

1 diente de ajo pelado

250 grs de yogur

1 pepino, lavado y rallado

1 cucharada de aceite de oliva extra virgen

1/2 cucharada de vinagre de vino blanco

Eneldo al gusto

Sal y pimienta al gusto

 

Elaboración

Machacar el ajo en un mortero, añadir sal y pimienta al gusto. Verter el aceite y el vinagre. Majar hasta incorporar.

En un bol, mezclar el yogur, el pepino, el eneldo y la mezcla del ajo.

Ajustar el punto de sal y pimienta.

Ahora que tenemos estas dos recetas bases, ¿con qué te gustaría acompañarlo? 😉

facebook twitter instagram

 

Prepara tu propio yogur en casa

Leche y yogur

El yogur es un alimento muy completo y polifacético, además de tener un rico contenido en vitaminas A y D, calcio, magnesio y fósforo, es excelente para la piel y sus proteínas se digieren mejor que las de la leche.

Además, ayuda a estabilizar la flora intestinal y los microorganismos del sistema digestivo, gracias a que sus bacterias convierten el azúcar de la leche (la lactosa) en ácido láctico, imposibilitando el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino.

El yogur también facilita la asimilación de nutrientes, favorece la absorción de las grasas, combate las diarreas y el estreñimiento, disminuye el colesterol y reduce los efectos negativos de los antibióticos.

 

Ingredientes para 4 porciones individuales

 

1 litro de leche entera.

4 cucharadas de leche en polvo.

4 cucharadas de azúcar.

1 yogur natural.

 

Elaboración

 

Calentar 1 litro de leche entera en una olla hasta llegar aproximadamente a 85°C durante 30 minutos (justo antes de hervir), retirar del fuego y dejar templar.

Mientras disminuye la temperatura, agregar 4 cucharadas de leche en polvo y 4 cucharadas de azúcar, disolver suavemente para evitar la formación de grumos. El uso de la leche en polvo dará consistencia firme al yogur.

Cuando la temperatura de la leche llegue entre 45° y 43°C, añadir dos cucharadas de yogur natural y agitar suavemente.

Envasar la mezcla en un recipiente limpio con tapa y colocarlo en un sitio cálido de 4 a 6 horas. (Podéis aprovechar el calor del horno)

Una vez transcurrido el tiempo, refrigerar entre 3 y 4 horas, de esta manera evitaremos un crecimiento excesivo de bacterias que pueden darle mayor acidez a nuestro yogur.

 

El yogur refrigerado a temperatura de 4°a 5°C se puede mantener hasta una semana sin sufrir alteraciones en su sabor y textura.

 

Con esta base de yogur podemos elaborar helados, aderezos, salsas y deliciosas bebidas con frutas y por qué no, con un toque de Anís Chinchón.

Batidos de yogur con Anis Chinchon

¿Os animáis a prepararlo? 🙂

 

facebook twitter instagram

Galletas anisadas con forma de setas

 

galletasanisadasdeco

Esta receta es muy fácil y divertida, sobretodo si la haces en familia o con tus amigos. También podéis pintarlas y dar rienda suelta a la imaginación, ponerle  cobertura de chocolate y por su puesto, siempre está invitado ese toque de Anís Chinchón que alegra tus recetas. 😉

 

Ingredientes

¼ taza de Buttermilk, a temperatura ambiente.

½ taza de azúcar glass.

2 huevos.

¼ taza de yogur natural.

¾ taza miel.

4 tazas de harina todo uso.

1 ½ cucharadita levadura en polvo.

1 cucharadita de canela.

¼ cucharadita de nuez moscada.

½ cucharadita de jengibre.

 

Ingredientes para el glaseado con Anís Chinchón:

2 tazas de azúcar en polvo.

¼ taza de agua.

1 cucharada de Anís Chinchón.

1 cucharada de cacao en polvo.

 

gallenasanisadas

Elaboración

Combinar la harina, la levadura en polvo y las especias en un tazón mediano y reservar.

Colocar el buttermilk en un recipiente y añadir los huevos, mezclando bien después de cada adición.

Agregar el yogur y la miel.

Poco a poco, añadir la mezcla de harina y mezclar hasta que esté bien combinada.

Dejar enfriar durante una hora.

Precalentar el horno a 190ºC, preparar las bandejas para hornear con papel para horno o láminas de silicona.

Una vez que la masa esté fría, con la ayuda de una cuchara, sacar las porciones de masa para las tapas de las setas. Formar bolas redondas con las manos y luego hacer una muesca en la parte inferior con el extremo de una cuchara de madera. Presionar suavemente para no aplastar demasiado la masa. Colocar el lado inferior hacia abajo en una bandeja para hornear.

Para los tallos, hacer un rollo de media cucharada de masa aproximadamente, con un extremo en punta y el otro ligeramente plano. Colocar los tallos en una bandeja de horno separado de las tapas.

Hornear de 10 a 12 minutos para las tapas  y de 8-10 minutos los tallos. Una vez frías las tapas, repasar el agujero ligeramente, para asegurar que se puedan pegar los tallos. Emparejar los tallos y las tapas para que estén listos para ser unidos.

 

Para el glaseado de Anís Chinchón:

Combinar el azúcar, el agua y el Anís Chinchón. Mojar la punta de los tallos en el glaseado, dejar que gotee el exceso de glaseado e insertar en el agujero de la tapa. Reservar y dejar que se sequen por completo.

Añadir el cacao en polvo al glaseado restante y mezclar. Sumergir cuidadosamente las tapas en el glaseado y dejar secar en una rejilla.

 

Estas galletas se mantienen bien a temperatura ambiente en un recipiente hermético hasta una semana. 🙂

 

¡Qué las disfrutéis!

facebooktwitterinstagram