Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

receta

Salsa de frutos rojos al toque de Anís Chinchón

 

Emplea esta salsa para acompañar tus platos de carne o postres. Lograrás un contraste de sabores que sorprenderán a tu paladar.

 

neven-krcmarek-175838

 

INGREDIENTES:

  • ½ kg de frutos rojos al gusto.
  • Zumo de naranja.
  • 1 cucharada de azúcar moreno.
  • Canela en rama.
  • 1/4 de vaso de Anís Chinchón.

 

 

ELABORACIÓN:

  1. Trocea y calienta los frutos rojos en un cazo, a fuego lento.
  2. Añade una cucharada de zumo de naranja y el doble de agua hasta que los frutos queden cubiertos.
  3. Sube un poco el fuego y añade el Anís Chinchón y la canela.
  4. Cuando el líquido se haya consumido en parte, incorpora el azúcar, baja el fuego y remueve la mezcla.
  5. Mantén a fuego lento hasta que quede un dedo de líquido.
  6. Retira la salsa del fuego y tamiza la mezcla para eliminar grumos.
  7. Sírvela templada y…

¡A disfrutar!

Corona trenzada de canela y Anís Chinchón

Con esta técnica de trenzado podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y hacer unas deliciosas roscas para compartir en cualquier ocasión, recordad que uno de los ingredientes clave en la cocina es la creatividad. ¡Qué lo disfrutéis!

Anís Chinchón y Canela

Ingredientes:
 
 
Para la Masa

• 2 tazas de harina.
• 1/2 cucharadita de sal.
• 1/2 taza de leche templada.
• 1 sobre de levadura seca activa (17 gr)
• 1/8 taza mantequilla derretida.
• 1 yema de huevo.
• 1 taza de azúcar.
 
 
Para el Relleno:

• 1/4 taza mantequilla suavizada.
• 4-5 cucharadas de azúcar.
• 3 cucharadas de canela.
• 2 cucharaditas de Anís Chinchón Dulce.

 
 
Elaboración:

• Mezclar la levadura y el azúcar con la leche templada y dejar reposar hasta que salgan burbujas.
• Añadir la yema, la mantequilla derretida, la harina y la sal, luego amasar y dar forma de bola.
• Colocar la masa en un bol grande y engrasado, luego cubrir y colocar en un lugar caliente y dejar fermentar hasta que doble su tamaño (1hora)
• Precalentar el horno a 200º, enharinar la superficie de trabajo y extender la masa hasta obtener un grosor de 1 cm.
• Esparcir la mantequilla derretida y el Anís Chinchón por toda la masa y espolvorear con la mezcla de canela y azúcar.
• Enrollar y con un cuchillo, cortar el rolo a lo largo y en mitad.
• Torcer las dos mitades juntas, dejando las capas abiertas expuestas. Dar una forma redondeada y llevarla a la bandeja para hornear.
• Pintar la corona con el sobrante de la mantequilla derretida y espolvorear con un poco de mezcla de azúcar y canela. Hornear durante 30 – 35 min, hasta que esté dorado.
• Reducir la temperatura del horno a 180º transcurridos 5-10 min para evitar que se dore en exceso. Se puede hacer una cobertura de agua y azúcar para darle un toque especial.

¿Qué le pasa a mi bizcocho?

 
 
 

Muchas veces, hacer un simple bizcocho puede ser toda una odisea; existen muchos factores que nos impiden llegar al resultado deseado, muchos de ellos por desconocimiento.

A continuación presentamos algunos síntomas para detectar si tus bizcochos están “enfermos”:

Cuando el bizcocho no ha acabado de cocerse, se hunde en el centro tras sacarlo del horno.

Si la masa sube demasiado rápido por tener el horno muy fuerte, también se hundirá en el centro mientras se hornea.

Para que la corteza no quede “azucarada” hay que integrar bien la mantequilla y el azúcar.

Cuando tiene motas blancas encima puede deberse a que no se mezcló bien el azúcar. En el caso de un bizcocho ligero es mejor emplear azúcar glass, ya que se integra fácilmente.

Hay que tener siempre en cuenta la temperatura, si el horno está demasiado caliente, el bizcocho se puede encoger excesivamente. No es recomendable hornear a más de 180º, para que quede uniforme es mejor bajar la temperatura aunque suponga mayor tiempo de horneado.

Si al cortarlo se desmorona puede ser por emplear mucha levadura, haber batido demasiado la mezcla o se han incorporado los huevos muy rápido.

El espacio es muy importante, pueden salir bultos y grietas en el centro si el molde es muy pequeño para la mezcla. Esto ocurre a menudo con los moldes de corona, se agrietan ligeramente por la falta de espacio.

Cuando se pega al molde es porque se ha usado mucho azúcar en la receta. Si se va a endulzar con miel o sirope, se recomienda engrasarlo con aceite o mantequilla derretida y forrarlo con papel de horno.

Tener cuidado si se emplea un molde demasiado grande o si se forra con papel y este sobresale, el bizcocho quedará pálido por encima y tostado por debajo y por los lados.

Repartir bien la masa por el molde y comprobar que la rejilla no esté inclinada para que el bizcocho no crezca de forma irregular.

Batir bien la mezcla y revisar que la temperatura del horno no sea muy elevada para que no aparezcan agujeros en el bizcocho horneado.

 

Algunos remedios a tener en cuenta:

Cuando engrases tu molde, es mejor hacerlo con mantequilla derretida o aceite. Después del engrasado es conveniente tamizar la harina si se va a enharinar.

Para que suba uniformemente es recomendable colocarle bandas de cocción al molde, podemos hacerlas cortando unas tiras de toallas o paños de cocina, se humedecen y se colocan alrededor del molde sujetándolas con un imperdible.

Si el interior ha quedado demasiado seco puede ser por exceso de harina, levadura o porque  se ha mezclado demasiado tiempo. Podemos corregirlo envolviendo el bizcocho templado en film, quedará tierno y húmedo.

Ahora que ya sabemos cómo tratar a nuestro paciente, os dejaremos una receta para que podáis cautivar a todos con un bizcocho perfecto.

El Bizcocho Perfecto

 

“El Bizcocho Perfecto”

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 1 1/2 de harina para repostería.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 5 huevos (a temperatura ambiente y ligeramente batidos)
  • 1/2 cucharadita de sal gorda.

Elaboración

  • Precalentar el horno a 180º.
  • Engrasar ligeramente un molde de 11 X 21 cm.
  • En un bol, con la batidora eléctrica, mezclar la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa.
  • Añadir la vainilla e ir incorporando poco a poco los huevos, batir bien. Con una espátula batir a mano la mezcla de manera envolvente. Poner la batidora en la velocidad mínima; añadir la sal y la harina gradualmente. Batir bien hasta obtener la consistencia deseada.
  • Verter la mezcla en el molde y hornear durante 65 min aproximadamente. Retirar del horno y dejar enfriar durante una hora, desmoldar y dejar enfriar por completo en una rejilla antes de cortar.

Conociendo los ingredientes: El ROMERO.

Dedicaremos nuestra entrada de hoy al romero, un arbusto sumamente aromático que posee múltiples usos medicinales y culinarios. Hoy os recomendaremos aprovecharlo y disfrutarlo mediante la creación de un delicioso aceite esencial.
El romero presenta estupendas propiedades culinarias: resalta el sabor de las comidas, especialmente con carnes estofadas o a la parrilla siendo un excelente aromatizante.
En la medicina natural tiene múltiples usos al ser una de las plantas con más antioxidantes, es ideal para los tratamientos de belleza por su efecto cicatrizante y astringente en piel, además es usado para evitar la caída del cabello.
También ayuda como repelente de mosquitos dejando un agradable aroma en el ambiente.
Son muchos las ventajas de la incorporación del romero en la vida cotidiana, así que no dudéis en hacer este interesante Aceite de Romero que seguro utilizaréis más de una vez.

Aceite de romero esencial DIY

Aceite de romero esencial DIY

Pan de Calabaza

La calabaza proporciona numerosos beneficios a nuestro organismo, además de las vitaminas, minerales y betacarotenos, nos ayuda a evitar infecciones del aparato respiratorio, sube las defensas, nos protege el estómago contra la acidez o la gastritis y por si fuera poco, las pipas poseen propiedades vermífugas: ayudan a eliminar parásitos en los intestinos. ¿Qué os parece? ¿Os animáis a probar nuestra receta de pan de calabaza? ¡Pues a por él!

 

Pan de Calabaza

 

Ingredientes:

300 gr. de calabaza (puré)

7 gr. de levadura de panadería.

1/4 de taza del caldo de la cocción de la calabaza.

4 – 4 1/2 de taza de harina de trigo.

1 cucharadita de sal.

1/2 taza del caldo de la cocción de la calabaza (extra).

1 huevo batido.

2 cucharaditas de agua (extra).

Pipas de calabaza.

 

Elaboración:

Disolver la levadura en el líquido del caldo de la calabaza, tapar con film transparente y dejar reposar durante 5 minutos o hasta que burbujee.

Tamizar en un cuenco grande 4 tazas de harina y la sal; añadir la calabaza, la levadura y 1/4 del caldo extra.

Mezclar bien con una cuchara de madera y luego con las manos formar una bola irregular de consistencia pegajosa. Añadir más líquido si queda demasiado seca. Pasar a una superficie enharinada y trabajarla por 10 min o hasta que quede homogénea y elástica; incorporar la harina restante para obtener una masa fina.

Pasar a un cuenco engrasado y pintar la superficie con aceite. Tapar con film transparente y dejar reposar durante 1 hora en un sitio templado.

Golpear la masa y amasar durante 1 minuto. Formar una bola grande y homogénea y colocar en un molde previamente engrasado (se puede emplear papel para hornear).

Por último, dejar reposar nuevamente durante 1 hora o hasta que haya subido hasta el borde del molde. Precalentar el horno a 210ºC, pintar la masa con clara de huevo y esparcir las semillas de calabaza. Hornear durante 20 min. Reducir la temperatura a 180º y dejar otros 20 minutos. Se recomienda cubrir con papel plata los últimos 10 minutos de cocción.

Se puede conservar en un recipiente hermético hasta 3 días.

Cocina con Chinchón: Macarons

 

Hoy en nuestro blog haremos un viaje por la glamurosa Francia y sus típicos y coloridos macarons. Una deliciosa especie de pastelito elaborado a base de claras de huevo, azúcar y almendras, con distintos sabores y colores según la confitería y la época del año.

El macaron apareció en la edad media y ya en el siglo XVIII surge como uno de los postres característicos en las mesas de la corte real francesa. Son muchas las regiones que afirman ser sus creadores y hay historias que indican que este dulce se creó en el año 791 en un convento cerca de Cormery, otros dicen que Catalina de Médicis lo llevó a Francia desde Italia.

De lo que si podemos estar seguros es que el macaron que se sirve hoy en día es el macaron Gerbert, creado en el año 1880 en el barrio parisino de Beleville, este se dio a conocer al público, gracias a dos confiterías: el salón de té Pons en el Barrio Latino, y la famosa Casa Ladurée, que se caracterizó por dar diferentes tonalidades pastel para diferenciarlos en función de su sabor,

Si os apetece aventuraros por la pastelería francesa y recordar a la “María Antonieta” de Sofía Coppola, aquí os dejamos la receta de este clásico, que os transportará al glamour y colorido francés.

macarons

Macaron rellenos de Buttercream con aroma a Anís Chinchón

Ingredientes para los Macarons

  • 100 gr de azúcar glas.
  • 55 gr de almendras.
  • 45 gr de claras de huevos frescos.
  • 25 gr de azúcar.
  • Colorante (Del color deseado)

Para el relleno:

  • 130 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 165 gr de azúcar glas
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 ó 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de Anís Chinchón.

Instrucciones:

Paso 1:Sin título

Lo primero que se debe hacer para elaborar los macarons,  es separar las claras de los huevos y dejar que reposen en la nevera o a temperatura ambiente durante un día tapados con papel film, esto con la intención de que las claras pierdan humedad.

Paso 2:

Triturar las almendras, hasta que queden bien finas, con una textura similar a la del azúcar glass. Mezclar las almendras con el azúcar glass y tamizar.

Paso 3:

Batir las claras y cuando esté comenzando a espumarse colocar el azúcar lentamente.  Batir hasta que se formen copos. Colocar un par de gotas de colorante y batir hasta unificar.

Paso 4:

Colocar los ingredientes sólidos en las claras y mezclar con movimientos suaves y envolventes hasta que esté completamente integrada la mezcla.

Paso 5:

Colocar la mezcla en una manga pastelera provista de una boquilla redonda, E ir colocando los macarons en una bandeja de horno previamente cubierta con papel antiadherente. Dejar reposar durante 25 minutos e ir precalentando el horno a 130 ºC.

Paso 6:

Hornear los macarons durante aproximadamente 15 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, sacar del horno y dejar que se enfríen.

Paso 7:  (Instrucciones para el relleno)

Batir la mantequilla hasta que esté cremosa, agregar el azúcar, la vainilla y el Anís Chinchón y mezclar nuevamente.

Paso 8:

Colocar el relleno por la parte plana y unir con otro macaron también por la parte plana.

 

Préparation de Macarons #2

 

Servir y disfrutar con una taza de  aromatizado con Anís Chinchón.

 

¿Te animas a compartir tus recetas con nosotros? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Ensalada de frutas con aroma de anís


Ingredientes:

2 tazas de kiwi pelado en rodajas finas
2 tazas de naranja pelada en porciones
2 tazas de fresas en rodajas
1 taza de zumo natural de naranja
3 cucharadas de azúcar
6 flores de anís estrellado
1 chorro de leche condensada

Elaboración:

Poner los kiwis, las naranjas y las fresas troceados en un recipiente y reservar. En una olla pequeña introducimos el zumo, el azúcar y las flores de anís estrellado. Dejamos que hierva. Bajamos el fuego y cocinamos 5 minutos más removiendo de vez en cuando. Retiramos las flores de anís y dejamos que se enfríe. Vertemos la mezcla sobre la fruta y refrigeramos durante unas horas. Antes de servir, rociamos con leche condensada.

Parpadelle con Pollo al Chinchón


Ingredientes:

– 8 muslos o contramuslos de pollo.
– 2 naranjas
– Media copa de Anís Chinchón
– 1 cebolla grande
– 8-10 champiñones laminados
– Pasta ancha (Parpadelle)
– 1 Cuchara de vinagre de Jerez
– Aceite, sal y pimienta.

Elaboración:

Dorar el pollo en una cazuela y salpimentar, añadir la cebolla y los champiñones troceados. Pasados unos minutos incorporar el zumo de naranja, el anís Chinchón y el vinagre. Dejamos que hierva hasta que se evapore el alcohol. Retiramos los trozos de pollo y batimos los ingredientes para hacer una salsa homogénea. Para presentar troceamos el pollo en piezas pequeñas, mezclamos con la pasta y bañamos con la salsa.

Arroz con leche al toque de Chinchón


Ingredientes:

– 1 Taza de arroz.
– 11 Tazas de leche.
– 1 Taza de azúcar.
– 1 Chorrito de anís dulce Chinchón.
– 1 Rama de canela.
– 1 Cáscara de limón.
– 1 Poco de mantequilla.

Elaboración:

En una cacerola ponemos a calentar la leche con el azúcar, la cáscara de limón, la rama de canela y el anís dulce Chinchón. Dejamos a fuego medio hasta que hierva. Lavamos el arroz con agua fría hasta conseguir quitar el almidón. Una vez hierva la leche añadimos el arroz y dejamos cocer 60 minutos aproximadamente; debemos remover de vez en cuando procurando que no se pegue al fondo.

Una vez fuera del fuego retiramos la cáscara de limón y la rama de canela y añadimos una cucharada de mantequilla. Removemos. Dividimos en recipientes individuales y espolvoreamos con canela.

¡Dejamos enfriar y a disfrutar!

Hojaldre con crema de anís Chinchón


Ingredientes:

– Hojaldre.
– Crema de anís: leche, huevos, maicena, azúcar, anís en grano.
– Anís Dulce Chinchón.
– Opcional para decorar con crema de chocolate: chocolate, nata y mantequilla.

Elaboración:

Cortamos el hojaldre en cuadritos, lo untamos con los huevos batidos y lo metemos en horno a 160º.

Preparamos la crema de manera habitual, teniendo en cuenta que la leche la debemos aromatizar con los granos de anís añadiendo el Chinchón posteriormente, cuando la crema esta templadita.

Una vez que tenemos el hojaldre, lo partimos por la mitad y lo rellenamos con la crema. Si queremos decorarlo con la salsa de chocolate, En el momento de comer, lo salseamos con el chocolate.