Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

perejil

Deliciosa Crema de Setas con un toque de Anís Chinchón

 

Hongos y Setas

Y para estos días de frío, una buena crema de setas con un toque de Anís Chinchón para calentar el cuerpo, pero antes descubramos las propiedades que nos aportan:

Las setas destacan por su riqueza en proteínas de alto valor biológico, poseen una importante proporción de sales minerales , como el fósforo, hierro y potasio, siendo muy bajas en sodio.

Son una excelente fuente de oligoelementos, en los que destacan el cloro, azufre,  boro, manganeso y cinc. También estimulan la actividad cerebral y nerviosa, son ideales además para casos de anemia, o en dietas adelgazantes.

Ahora que ya sabemos un poco más sobre estos deliciosos manjares, veamos la receta 😉

 

 

Ingredientes

350 g champiñones

350 g boletus (u otras setas de temporada)

2 Chalotas

1 diente de ajo

1 cucharada aceite de oliva

1 cucharadita de mantequilla

1 litro caldo

1 chorrito de Anís Chinchón

200 ml de nata líquida

1 cucharada maicena

El zumo de un limón

Sal

Pimienta blanca

Perejil picado

 

PreCrema de Setasparación:

Quitar los tallos a las setas y limpiarlas hasta eliminar la tierra. Laminar; reservar alguna seta para la presentación.

En una sartén, calentar el aceite y la mantequilla para rehogar a fuego bajo la chalota y el ajo picados durante cinco minutos.

Añadir las setas, remover con una cuchara de madera y rociar con el zumo de limón. Salar y esperar a que suelten el jugo.

Rociar el caldo con un toque de Anís Chinchón y dejar cocer a fuego medio durante 15 o 20 minutos, sin dejar que se consuma todo el líquido.

Disolver la maicena en la nata líquida y agregar al caldo de setas poco a poco, remover con unas varillas; dejar hervir suavemente hasta que la crema espese.

Rectificar la sal y añadir la pimienta.

Una vez terminado, se pasa por un batidor hasta que la crema obtenga una consistencia homogénea.

Decorar con champiñones crudos laminados o setas ligeramente salteadas.

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

facebook    twitter    instagram

Aprende a cocinar originales platos con castañas y Anís Chinchón

 

La castaña es un alimento energético ideal para calmar el hambre en los fríos días de otoño e invierno. La mitad de su composición la forman los hidratos de carbono, sin embargo, es un fruto seco de los menos calóricos al poseer un bajo contenido en grasas y por la gran cantidad de agua que lo compone. Cuenta con abundante contenido de vitamina B al consumirla cruda, ya que al cocerla pierde gran parte de este elemento. También es rico en potasio, el cual nos ayuda a controlar la retención de líquidos, ayuda al organismo a convertir los hidratos en glucógeno y ayuda a evitar la hipertensión.

A la hora de elegirlas, es importante escoger aquellas que tengan la piel tersa, libre de manchas o cortes y que se muestren firmes al tacto.

Las castañas tiernas se deben conservar en un lugar fresco y seco al aire libre. No conviene guardarlas en bolsas ya que les pueden salir moho. Conservadas en la nevera pueden aguantar hasta un mes, las castañas secas pueden conservarse en la nevera durante dos meses y si se congelan con la corteza hasta cuatro meses. Para descongelar, se deben sumergir en agua durante una hora antes de guisarlas, este proceso las hidratará y hará que recuperen su estado original.

Aprovechemos la temporada y disfrutemos de este delicioso fruto que nos brinda el otoño con dos reconfortantes recetas:

 

Crema de castañas

Crema de Castañas

Ingredientes:

1 kg de castañas.

750 g  de azúcar.

2 vasos de agua.

1 ramita de vainilla.

1 Chorrito de Anís Chinchón

 

Elaboración:

Hacer una incisión en la parte superior de cada  castaña.

Poner las castañas en una sartén y cubrir bien con agua fría. Hervir unos pocos minutos.

Retirar la sartén del fuego y pelar las castañas una por una.

En una cacerola con agua caliente, colocar la mitad de las castañas. Tapar y cocinar a fuego lento hasta que las castañas estén blandas.

Escurrir, añadir el chorrito de Anís Chinchón y mezclar hasta obtener un puré. Mantener caliente.

Con el azúcar y el agua, hacer un almíbar a “bola blanda” (Para reconocer el punto hay que verter unas gotas de almíbar en un vaso de agua fría. El almíbar no debe disolverse. En el fondo del vaso quedara un sedimento pegajoso, que al tomarlo con las manos y moldearlo se formará fácilmente una bolita blanda) y verter sobre el puré de castañas caliente. Agregar la vainilla.

Calentar suavemente, revolviendo. Cocinar durante 15 – 20 minutos. La masa debe ser espesa y se adherirse a la cuchara . Retirar la vainilla.

Presentar en frascos y dejar reposar si os podéis aguantar. 😉

 

Sopa de calabaza con trozos de castañas

Sopa de Calabaza y castañas

Ingredientes:

750g de calabaza cortada en trozos.

1,5 litros de agua.

200 g  castañas previamente hervidas.

50g de nata de cocina.

Sal

Pimienta

Ramitas de perejil para decorar

 

Elaboración:

Colocar los trozos de calabaza y la mitad de las castañas en una cacerola con el agua, añadir sal, pimienta y la nuez moscada. Cocinar durante 20 minutos.

Añadir la nata y mezclar bien.

Servir en platos hondos y cortar las castañas restantes en rodajas finas, para colocar en la parte superior con el perejil.

Servir caliente y disfrutar en compañía 🙂

 

La “Vera Pizza” Chinchoneta

Pizza Chinchoneta

Ingredientes

Harina de fuerza
– Levadura seca de panadería
– Agua
– Anís Chinchón Seco Especial
– Aceite de oliva Virgen Extra
– Patatas
– Tomates
– Pimientos rojos y verdes
– Cebolla
– Perejil
– Hojas de Laurel
– Conejo o perdiz
– Ajo blanco
– Queso semicurado de oveja
– Aceitunas
– Tomillo
– Sal

Elaboración

El primer paso será mezclar la harina con la sal y la levadura en un cuenco amplio y se le añade agua tibia, aceite y Anís Chinchón Seco Especial. Se remueve bien, se amasa y se refina. Se coloca en un cuenco, se cubre con un paño y se deja que fermente en el frigorífico durante 24 horas.

Se escabecha el conejo o la perdiz. Para ello se trocea el género y se fríe. En una cacerola se vierte abundante aceite, se doran unos dientes de ajo y se añade el vinagre, el vino blanco, las hojas de laurel y sal. Por último se añaden los trozos de caza fritos y se cuece durante 20 minutos a fuego lento.

Se elabora un pisto manchego; se cortan en dados pequeños los tomates, los pimientos, la cebolla y se pica un ajo. Se pocha la cebolla y el ajo, a continuación los pimientos y por último el tomate.

Se elaboran unas tradicionales “patatas chulas”; se cortan las patatas en rodajas algo gruesas y se ponen en una sartén con abundante aceite, antes de que esté caliente. Se retira el exceso de aceite con papel de cocina. Se espolvorea con perejil y ajo picado. Se rocía unas gotitas de vinagre. Se extiende la masa con un rodillo y se le da forma de disco. Se añade la base de pisto. Se deshuesa y se desmenuza o se pica la caza escabechada y después se reparte por la superficie de la pizza.

Se colocan las aceitunas y las patatas chulas, se aromatiza el conjunto con el tomillo y se espolvorea con el queso rayado. Se hornea la pizza a máxima temperatura.

 

Facebook Twitter Instagram