Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

nueces

Bizcocho de chocolate con Anís Chinchón y nueces

 

 

Chinchon_anis_bizcocho_chocolate_nueces

 

 

¡Amantes del chocolate!

Hoy os traemos una receta muy dulce que gustará tanto a grandes como a pequeños con ingredientes que todos tenemos en nuestras casas.

Un poco de harina, un poco de azúcar, unos huevos, unas nueces y… ¡Voilà! Tenemos un delicioso bizcocho de chocolate con nueces.

Sorprende con un toque especial y diferente añadiendo Anís Chinchón. Atrévete con este postre de chocolate, anís y nueces. ¡¡Irresistible!!

 

Ingredientes:

1 yogurt natural

200 g harina

325 g azúcarCF054294_BAJA

4 huevos

Levadura

1 chorrito de Anís Chinchón

125 g chocolate negro

Un puñado de nueces

150 g aceite de girasol

 

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º C
  2. Separar las claras y batirlas a punto de nieve y reservar.
  3. En un bol, echar el yogurt e incorporamos el azúcar, la harina, la levadura y el aceite de girasol.
  4. Añadir el chocolate negro y el Anís Chinchón. Batir.
  5. Echar las yemas y cuando estén todos los ingredientes integrados, añadir las claras montadas.
  6. Engrasar bien el molde antes echar la masa.
  7. Por último, incorporar las nueces y hornear durante 30 minutos, aproximadamente.

 

¡Que lo disfrutéis!

La miel, sus beneficios y algunas recetas

 Miel

Desde los antiguos egipcios o los griegos, venimos escuchando diversas referencias históricas en las que nos muestran sus usos y beneficios a lo largo del tiempo.

Los beneficios para la salud en general son muchos; nos ayuda a mitigar el hambre y el cansancio por ser una gran fuente de energía, fortalece el sistema inmunológico, es de fácil digestión y tranquilizante. También ayuda al alivio de enfermedades respiratorias, infecciones de garganta y por si fuera poco, ayuda a curar heridas ya que es un excelente antiséptico.

Gracias a su baja concentración de agua, la miel es un excelente conservante natural. Podemos encontrar muchas variedades de miel y cada una tiene sus propiedades y fines diferentes, aunque se pueden clasificar en 4 tipos:

Miel multifloral: formada a partir de muchas flores.

Miel monofloral: en su composición abunda una especie en concreto haciendo que su polen predomine sobre el resto. Es transparente y se solidifica con el tiempo dependiendo de su procedencia vegetal y de la temperatura.

Miel de bosque: es producida por las abejas a partir de las secreciones de ciertas plantas o insectos que ingieren la salvia. Este tipo de miel suele ser menos dulce, de color oscuro, se solidifica con dificultad, y por lo que exhibe olores y sabores especiados y resinosos.

Miel de mielato: procede de pinares, lo que le otorga un peculiar sabor a pino.

El color y sabor que distingue a la miel puede variar desde el amarillo claro hasta el café rojizo, esto según el tipo de flor de donde se extrajo y el tipo de abeja que la produjo.

Otra característica atractiva de la miel es que está compuesta de azúcares simples (monosacáridos)lo que significa que es asimilada directamente una vez entra en el sistema digestivo. Se debe procurar consumir miel cruda, que solo haya sido colada y clarificada y evitar las que han sido pasteurizadas y filtradas, ya que todos los componentes vivos, como las enzimas, el polen y proteínas son desnaturalizadas por el proceso de pasteurización y el filtrado industrial.

miel chinchon

La miel puede sustituir perfectamente el azúcar en casi cualquier receta, pero no en todas. Una de las ventajas de cocinar con miel es que se convierte en un preservante natural y mantiene los productos horneados más suaves y húmedos por un mayor periodo de tiempo. Las mieles de sabores delicados deben ser utilizadas en recetas con ingredientes de sabores de la misma naturaleza, de lo contrario, los sabores fuertes de la miel pueden afectar el sabor final de nuestro producto.

No se recomienda el uso de la miel en cremas pasteleras u otros productos suaves, pues cambia la esencia del sabor de la receta y la textura del producto final.

En el mundo de la gastronomía la miel nos puede acompañar en muchas aventuras y recetas… desde un delicioso té aromatizado con Anís Chinchón acompañando unas galletas de miel… unos Cupcakes con frosting de miel o unas berenjenas crujientes con miel y por qué no, queso de cabra 😉

 

Frosting de miel

Ingredientes

2 claras de huevos

15 ml de zumo concentrado de piña o de limón (2 cucharadas)

¾ de taza de miel suave (en baño de maría)

 

Elaboración

En una cacerola, añadir todos los ingredientes y batir constantemente con una batidora de mano, cocer hasta que se formen picos firmes. Remover del calor y continuar batiendo hasta obtener una consistencia para untar.

 

Galletas de miel

Ingredientes: (para 4 docenas de galletas)

2 tazas de harina.

1 cucharadita de sal.

1 cucharadita de levadura en polvo.

½ taza de mantequilla.

1 taza de miel.

½ taza de crema agria.

2 cucharaditas de vainilla.

2 tazas de pasas.

1 taza de avena.

1 taza de nueces en trozos.

 

Elaboración

En un tazón pequeño, combinar la harina, la sal, la levadura en polvo y reservar En un tazón más grande, cremar la mantequilla e incorporar poco a poco la miel. Hacer lo mismo con la crema agria y la vainilla. (Si no disponemos de crema agria podemos realizarla mezclando un poco de yogur y crema de queso) Incorporar la mezcla de harina y el resto de los ingredientes. Cubrir y refrigerar durante 30 minutos. Verter con una cuchara la mezcla sobre una bandeja engrasada de horno.

Hornear a 160ºC entre 20 – 25 minutos o hasta que estén dorados. Remover del horno y dejar reposar unos minutos antes de transferir a una rejilla para que terminen de enfriar.

 

Berenjena Miel

Berenjenas crujientes con miel

Ingredientes

Berenjenas cortadas en rodajas finas.

Aceite de oliva

Sal

 

Elaboración

Precalentar el horno a 180º C.

Colocar las berenjenas en una placa de horno y se pintan con un poco de aceite de oliva y sal. Hornear durante 15  minutos – 20 minutos o hasta que estén doradas. Servir y verter la miel encima de las berenjenas. Se puede acompañar con una rodaja de queso de cabra 😉

 

Algunos consejos al sustituir el azúcar en algunas recetas

  • Reducir 10º la temperatura de hornear para evitar que se dore más de la cuenta.
  • Sustituir ¾ de taza de miel por cada taza de azúcar.
  • Al medir la miel, es recomendable untar con un poco de aceite la cuchara o la taza de medir, de esa forma la miel escurrirá por completo evitando adherirse al utensilio.
  • Se debe disminuir el volumen total de líquidos a una cuarta parte por cada taza de miel.

¡Comparte con nosotros tu receta preferida!

facebooktwitterinstagram

¿Quién ha dicho que las magdalenas tenían que ser dulces?

 

Magdalenas de calabacón, bacon y quesoEn Cocina con Chinchón te enseñaremos a sacarle partido a las magdalenas, déjate inspirar por nuestras recetas especiales con Anís Chinchón y diviértete creando las tuyas. 😉

 

Magdalenas de calabacín, bacon y queso

Ingredientes:

1/4 cucharadita de aceite de oliva

1 taza de leche

2 huevos ligeramente batidos

1 taza de harina con levadura

1 taza de harina sin levadura

1 cucharadita de levadura en polvo

2 lonchas de bacon en tiras finas

12 lonchas finas de calabacín a la plancha

1/2 chalote finamente picada

1/2 taza de queso rallado (al gusto)

 

Elaboración:

Calentar con un poco de aceite una sartén a fuego medio. Añadir el bacon y cocinar durante 5 minutos o hasta que esté crujiente. Dejar enfriar y cortar en trozos.

Precalentar el horno a 180ªC y preparar la bandeja para magdalenas con las fundas de papel.

Tamizar los distintos tipos de harina en un bol y hacer un hueco en medio. Añadir el aceite de oliva, la leche, los huevos, el bacon y mezclar bien.  Doblar el calabacín junto con el queso.

Con la ayuda de una cuchara, rellenar el molde de magdalenas con la mezcla. Hornear durante 20 minutos o hasta que estén dorados y tengan un tacto firme. Retirar del horno y dejarlos reposar 5 minutos, luego enfriar en una rejilla y servir.

Recordad que podéis alegrar la receta con un toque de Anís Chinchón 😉

 

¿Más ideas?

  • Magdalenas de champiñones, puerros y queso cheddar.
  • Magdalenas de calabaza y nueces.
  • Magdalenas de espinacas, queso de cabra y piñones.
  • Magdalenas de tomate seco, albahaca y queso parmesano.

 

Si os animáis a hacer alguna de estas deliciosas magdalenas saladas podéis compartirla con nosotros a través de nuestras redes sociales.

facebook twitter instagram

Más que un sándwich

Un sándwich puede ser divertido y una gran experiencia culinaria cuando salimos del jamón y del queso para experimentar nuevos sabores y combinaciones. Hoy en nuestro blog os traemos 5 recetas para disfrutar en casa de un buen sándwich.

 The Wimbledon

El Dulce:

Ingredientes:

  • 150 gr de fresas troceadas.
  • 1 plátano troceado.
  • 125 g de Yogurt griego natural.
  • 4 rebanadas de pan de centeneno previamente tostado.
  • Miel.

1.- Mezclar las frutas junto con el Yogurt y colocarlo en la tostada, colocar hilos de miel y disfrutar.

 

The Reuben:

Ingredientes:

  • Varias rodajas de pastrami.
  • 2 rebanadas de pan, ligeramente tostado.
  • Mantequilla para untar.
  • Mostaza americana.
  • Una gran porción de chucrut,  ligeramente calentado después de escurrir el agua.
  • Unas rebanadas de queso emmental.
  • Un pepinillo en rodajas.

 

1.- Calentar la carne en una sartén a temperatura media.

2.- Untar con mantequilla una de las rebanadas y la otra rebanada con mostaza.

3.- Colocar la carne en el lado de la mantequilla, seguido por el chucrut el queso emmental y los pepinillos.

4.- Colocar en una plancha hasta derretir el queso. Servir cortado por la mitad.

 

Italiano:

Ingredientes:

Para el pesto:

  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de nueces
  • 15 g de perejil
  • ½  Cáscara de limón
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de queso ricotta

Para las setas:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 75 g de champiñones, picados en rodajas finas
  • Sal y pimienta negra
  • 4 rebanadas de pan de hogaza.
  • Una pizca de nuez moscada recién rallada
  • 30 g de queso cheddar, rallado.

 

1.- Mezclar en una batidora, el ajo, las nueces, el perejil, el limón y la sal. Agregar lentamente el aceite y seguir mezclando hasta conseguir una pasta. Transferir la mezcla a un bol y mezclar con el queso ricota, reservar.

2.- Colocar aceite en la sartén y saltear los champiñones  a temperatura media, sazonar con sal y cocinar hasta que las setas suelten sus jugos.  Encender el grill de horno a temperatura media.

3.- Tostar ligeramente el pan y extender el ricota con sabor a pesto. Cubrir con las setas, la nuez moscada y el queso rallado. Colocar las tostadas en el grill hasta que el queso se haya derretido. Servir inmediatamente.

 

Ensalada de huevo y aguacate

med105365_0110_tvp_eggsalad_vert

Ingredientes:

  • 4 Claras de huevo cocidos y picados.
  • 1/2 Aguacate mediano cortado en cubitos.
  • 1/4  Cebolla roja , cortada en dados pequeños.
  • 1 cucharadita de mayonesa.
  • 1 cucharadita de crema agria o Crème fraîche.
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon.
  • Sal gruesa y pimienta molida.
  • Pan integral.
  • Rúcula, para emplatar.

 

1.- En un bol, mezclar las claras de huevo,  la cebolla roja, el aguacate, la mayonesa,  la crema agría y la mostaza de Dijon, sazonar con sal y pimienta. Rellenar el pan y decorar con rúcula.

Estas son algunas de las propuestas que tenemos para que deis rienda suelta a vuestra imaginación a la hora de hacer vuestro sándwich. Esperamos que os animéis.

Crocanti de chocolate al Chinchón


Ingredientes:

– 400ml de Chinchón Seco
– 100g de frutos secos (nueces, almendras, pasas y dátiles)
– 200g de chocolate de cobertura

Elaboración:

En una cazuela ponemos el Chinchón junto con los frutos secos, previamente picados gruesos. Cocer a fuego medio hasta que se consuma todo el líquido. Fundir el chocolate y mezclar con los frutos secos, extendiendo en una capafina, y dejar enfriar para que endurezca.

Utilizar pequeñas porciones para decorar postres, o helados, o como acompañamiento para un buen café.