Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

nata

Ensaimadas con un toque de Anís Chinchón

¿A quién no le gusta una Ensaimada recién salida del horno?

 

Esta deliciosa pieza tradicional mallorquina cuenta con un valor histórico y cultural incalculable. Se dice que su forma se asemeja a los turbantes árabes y que su nombre proviene de la palabra “saïm” que significa “manteca de cerdo” en árabe.

 

La tradicional Ensaimada de Mallorca no lleva ningún relleno, sin embargo, nos las podemos encontrar rellenas de cabello de ángel, nata, crema pastelera, crema quemada, chocolate, sobrasada y nuestra preferida: con un toque de Anís Chinchón Dulce.

 

En Cocina Con Chinchón nos hemos atrevido a hacer una versión de esta fantástica receta, ¿os animáis a realizar estas delicias para pasar un día muy dulce? 😉

 

Ensaimada con un toque de Anís ChinchónIngredientes

 

250 g de harina de fuerza

75 g de azúcar glas

50 g de manteca de cerdo

75 g de mantequilla

3 huevos

10 g de levadura prensada

125 ml de leche tibia

1 toque de Anís Chinchón Dulce

 

Elaboración

 

En un bol, añadir el azúcar, los huevos, una cucharada de manteca y un toque de Anís Chinchón Dulce. Mezclar el agua con la levadura, disolver y añadir al bol. Con la ayuda de un colador o tamiz, añadir la harina y amasar.

Esta masa se debe trabajar muy bien y se recomienda untar un poco de aceite de oliva en las manos para terminar de amasar. La contextura final debe ser muy elástica.

Dejar reposar toda la noche dentro del horno apagado o en un sitio libre de corrientes de aire, hasta que doble su volumen.

 

Cortar los trozos de masa, esto dependerá del tamaño que se quiera obtener, dejar reposar durante 45 minutos.

 

Preparar la bandeja de horno y engrasar.

 

Para facilitar la manipulación de la masa, se recomienda aceitar un poco el área de trabajo para evitar que se pegue. Con un rodillo, estirar la masa y esparcir la manteca por encima, cubriéndola muy bien. Con las manos, dar un último “estirón” a la masa, tratando de dejarla lo más fina posible, enrollarla a lo largo y después envolver la masa en forma de espiral sobre la bandeja de horno. Se debe dejar un espacio adecuado entre las ensaimadas. Una vez todas las ensaimadas estén en la bandeja, introducirlas nuevamente en el horno hasta que dupliquen su volumen.

 

Una vez duplicado su tamaño, encender el horno 160º y hornear durante unos 20 minutos aproximadamente o cuando doren. Retirar del horno y espolvorear con el azúcar glas.

 

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter @AnisChinchon Síguenos en Instagram @CocinaConChinchon

Aprende a cocinar originales platos con castañas y Anís Chinchón

 

La castaña es un alimento energético ideal para calmar el hambre en los fríos días de otoño e invierno. La mitad de su composición la forman los hidratos de carbono, sin embargo, es un fruto seco de los menos calóricos al poseer un bajo contenido en grasas y por la gran cantidad de agua que lo compone. Cuenta con abundante contenido de vitamina B al consumirla cruda, ya que al cocerla pierde gran parte de este elemento. También es rico en potasio, el cual nos ayuda a controlar la retención de líquidos, ayuda al organismo a convertir los hidratos en glucógeno y ayuda a evitar la hipertensión.

A la hora de elegirlas, es importante escoger aquellas que tengan la piel tersa, libre de manchas o cortes y que se muestren firmes al tacto.

Las castañas tiernas se deben conservar en un lugar fresco y seco al aire libre. No conviene guardarlas en bolsas ya que les pueden salir moho. Conservadas en la nevera pueden aguantar hasta un mes, las castañas secas pueden conservarse en la nevera durante dos meses y si se congelan con la corteza hasta cuatro meses. Para descongelar, se deben sumergir en agua durante una hora antes de guisarlas, este proceso las hidratará y hará que recuperen su estado original.

Aprovechemos la temporada y disfrutemos de este delicioso fruto que nos brinda el otoño con dos reconfortantes recetas:

 

Crema de castañas

Crema de Castañas

Ingredientes:

1 kg de castañas.

750 g  de azúcar.

2 vasos de agua.

1 ramita de vainilla.

1 Chorrito de Anís Chinchón

 

Elaboración:

Hacer una incisión en la parte superior de cada  castaña.

Poner las castañas en una sartén y cubrir bien con agua fría. Hervir unos pocos minutos.

Retirar la sartén del fuego y pelar las castañas una por una.

En una cacerola con agua caliente, colocar la mitad de las castañas. Tapar y cocinar a fuego lento hasta que las castañas estén blandas.

Escurrir, añadir el chorrito de Anís Chinchón y mezclar hasta obtener un puré. Mantener caliente.

Con el azúcar y el agua, hacer un almíbar a “bola blanda” (Para reconocer el punto hay que verter unas gotas de almíbar en un vaso de agua fría. El almíbar no debe disolverse. En el fondo del vaso quedara un sedimento pegajoso, que al tomarlo con las manos y moldearlo se formará fácilmente una bolita blanda) y verter sobre el puré de castañas caliente. Agregar la vainilla.

Calentar suavemente, revolviendo. Cocinar durante 15 – 20 minutos. La masa debe ser espesa y se adherirse a la cuchara . Retirar la vainilla.

Presentar en frascos y dejar reposar si os podéis aguantar. 😉

 

Sopa de calabaza con trozos de castañas

Sopa de Calabaza y castañas

Ingredientes:

750g de calabaza cortada en trozos.

1,5 litros de agua.

200 g  castañas previamente hervidas.

50g de nata de cocina.

Sal

Pimienta

Ramitas de perejil para decorar

 

Elaboración:

Colocar los trozos de calabaza y la mitad de las castañas en una cacerola con el agua, añadir sal, pimienta y la nuez moscada. Cocinar durante 20 minutos.

Añadir la nata y mezclar bien.

Servir en platos hondos y cortar las castañas restantes en rodajas finas, para colocar en la parte superior con el perejil.

Servir caliente y disfrutar en compañía 🙂

 

Variante de Crema de Calabacín con un toque de Anís Chinchón

Descubre más recetas en nuestro blog Cocina Con ChinchónIngredientes:

– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– 6 tazas de calabacín picado
– 1 cebolla grande picada
– 2 tazas de agua
– 4 dientes de ajo picados
– 2 cucharadas de semillas de hinojo
– 1 ramita de tomillo fresco
– 2 cucharadas de nata
– 2 cucharadas de Anís Chinchón

Elaboración:

Calentar dos cucharadas de aceite de oliva en una cacerola mediana. Incorporar los calabacines troceados y la cebolla picada hasta que todo se ablande (15 minutos aproximadamente). Agregar las dos tazas de agua, el ajo picado, las semillas de hinojo y la rama de tomillo. Añadir a la mezcla la nata y el Anís Chinchón. Cocinar a fuego lento sin cubrir durante unos 20 minutos. Una vez terminado el tiempo de cocción, retiramos la rama de tomillo. Se procesa la crema por un pasapuré y salpimentar al gusto. Como toque antes de servir, se añaden unas gotas de aceite de oliva a la crema.

 

¡Comparte con nosotros tus momentos en la cocina!

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram