Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

hipertensión

Recetas con higos

El higo es una fruta otoñal muy recomendable para el organismo, sus propiedades nutricionales y beneficios lo convierten en un alimento muy importante para ser incluido en nuestra dieta.

Nos aporta una cantidad considerable de agua, vitaminas, minerales y una importante cantidad de fibra, lo que beneficia y facilita el tránsito intestinal, ayudando a contrarrestar algunos trastornos grastrointestinales. Su alto contenido en potasio y a la vez, su bajo contenido en sodio, resulta beneficioso para personas con problemas cardiovasculares e hipertensión.

También se le reconoce por sus propiedades favorables para el sistema respiratorio ya que posee un poder expectorante el cual ayuda a combatir afecciones como catarros, bronquitis o mucosidad excesiva.

A pesar de que existen muchas opiniones encontradas respecto al aporte energético de los higos y el aporte de grasa, podemos decir que no es excesivo, ya que cada 100 g de higos nos aportan 65 kcal. Incluirlos dentro de una dieta equilibrada nos beneficiará en muchos aspectos y obtendremos un estilo de vida mucho más saludable. 

Hay muchas formas de comer y preparar higos, y en Cocina Con Chinchón te hemos preparado unas recetas muy otoñales que te abrirán el apetito y harán disfrutar de esta estación como ninguna otra 😉

 

Visita nuestro blog y descubre nuestras recetasGalette de higos con crema de queso y miel

 

Ingredientes

 

150 g harina

100 g de mantequilla sin sal (fría)

80 ml de leche

1 pizca de azúcar

1/2 cucharadita de sal

1 huevo batido (para pintar)

250 g de crema de queso

6 Higos

3 cucharadas de miel

 

Elaboración

 

En un bol, mezclar la harina, el azúcar y la sal. Añadir la mantequilla cortada en trozos pequeños y triturar hasta obtener una contextura de migas. Agregar la leche y amasar. Enharinar la mesa de trabajo, volcar la mezcla y amasar ligeramente, será una masa muy pegajosa. Envolver la masa con film y refrigerar durante mínimo 2 horas.

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar una bandeja o prepararla con el papel de horno o silicona.

Estirar la masa en forma de círculo, añadir más harina en caso de ser necesario, de un grosor de 8 mm aproximadamente. Colocar sobre la bandeja engrasada, pintar levemente la masa con el huevo y añadir la crema de queso, los higos y para finalizar, la miel.

Doblar los bordes hacia el centro de la galette, apretándolos firmemente. Pintar con el resto del huevo y hornear durante 20 – 25 minutos o hasta que esté dorada.

Retirar del horno, dejar enfriar sobre una rejilla y disfrutar.

Un truco delicioso: si se dejan macerando los higos unas horas con un poco de Anís Chinchón Dulce tendrán un sabor irresistible 😉

 

Visita nuestro blog y descubre nuestras recetasFocaccia de higos

 

Ingredientes:

 

500 g de harina

15 g de levadura de cerveza

120 ml de aceite de oliva

35 g de sal

higos

 

Elaboración:

 

Encender el horno a 220º C.

En un tazón pequeño, preparar la salmuera de la focaccia: mezclar 65 ml de aceite de oliva virgen extra, 25 g de sal y 65 ml de agua templada. Mezclar bien y reservar.

En una taza, disolver la levadura en agua tibia.

Tomar un recipiente grande, verter la harina, añadir 20 ml de aceite de oliva virgen extra y mezclar con una cuchara de madera, poco a poco añadiendo 300 ml de agua templada. Una vez la masa tenga una consistencia homogénea, formar una bola, enharinar la mesa de trabajo y dejar reposar, cubierta con un paño durante 10 minutos.

Lavar los higos y cortar en trozos.

Preparar una bandeja con papel de horno, y estirar la masa con la ayuda de las manos, dejar reposar otros 10 minutos y posteriormente, pinchar ligeramente la masa con los dedos. Dejar reposar durante 20 minutos.

Verter la salmuera (preparada en el primer paso) en los agujeros de la masa. Colocar los higos y hornear durante 30 minutos aproximadamente.

A esta receta se le puede añadir algún queso de cabra, rúcula, frutos secos o lo que tu apetito te pida en el momento =)

 

Visita nuestro blog y descubre nuestras recetasGalletas rústicas de higos y almendras con un toque de chinchón

 

Ingredientes

 

200 g de harina

16 g de levadura

1 pizca de sal

150 g de mantequilla pomada

125 g de azúcar

1 huevo

1 toque de vainilla

almendras al gusto

clara de huevo

higos

1 cucharadita de Anís Chinchón Dulce

 

Elaboración

 

Tamizar en un cuenco la harina junto a la levadura y la pizca de sal. Añadir la mantequilla junto al azúcar y mezclar con las manos hasta obtener una masa con migas. Agregar la vainilla, el huevo y el toque de Anís Chinchón Dulce. Amasar hasta que la masa se desmigue un poco pero que sea manejable.

A continuación, se forma un rulo de 6 cm de diámetro aproximadamente, se envuelve en film y se deja refrigerar durante mínimo una hora. Mientras se espera, se pueden cortar los higos en trozos pequeños y reservar.

Precalentar el horno a 180º.

Una vez transcurrido el tiempo, preparar una bandeja con papel de horno o con una lámina de silicona para hornear, cortar el rulo en rodajas, se pinta con la clara de huevo y se le colocan por encima los higos picados y las almendras.

Hornear durante 10 minutos aproximadamente o hasta que las galletas tornen ligeramente a un color dorado. Retirar del horno, dejar en la bandeja durante unos cinco minutos y se dejan enfriar en una rejilla.

 

¡Comparte con nosotros tus recetas!

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Aprende a cocinar originales platos con castañas y Anís Chinchón

 

La castaña es un alimento energético ideal para calmar el hambre en los fríos días de otoño e invierno. La mitad de su composición la forman los hidratos de carbono, sin embargo, es un fruto seco de los menos calóricos al poseer un bajo contenido en grasas y por la gran cantidad de agua que lo compone. Cuenta con abundante contenido de vitamina B al consumirla cruda, ya que al cocerla pierde gran parte de este elemento. También es rico en potasio, el cual nos ayuda a controlar la retención de líquidos, ayuda al organismo a convertir los hidratos en glucógeno y ayuda a evitar la hipertensión.

A la hora de elegirlas, es importante escoger aquellas que tengan la piel tersa, libre de manchas o cortes y que se muestren firmes al tacto.

Las castañas tiernas se deben conservar en un lugar fresco y seco al aire libre. No conviene guardarlas en bolsas ya que les pueden salir moho. Conservadas en la nevera pueden aguantar hasta un mes, las castañas secas pueden conservarse en la nevera durante dos meses y si se congelan con la corteza hasta cuatro meses. Para descongelar, se deben sumergir en agua durante una hora antes de guisarlas, este proceso las hidratará y hará que recuperen su estado original.

Aprovechemos la temporada y disfrutemos de este delicioso fruto que nos brinda el otoño con dos reconfortantes recetas:

 

Crema de castañas

Crema de Castañas

Ingredientes:

1 kg de castañas.

750 g  de azúcar.

2 vasos de agua.

1 ramita de vainilla.

1 Chorrito de Anís Chinchón

 

Elaboración:

Hacer una incisión en la parte superior de cada  castaña.

Poner las castañas en una sartén y cubrir bien con agua fría. Hervir unos pocos minutos.

Retirar la sartén del fuego y pelar las castañas una por una.

En una cacerola con agua caliente, colocar la mitad de las castañas. Tapar y cocinar a fuego lento hasta que las castañas estén blandas.

Escurrir, añadir el chorrito de Anís Chinchón y mezclar hasta obtener un puré. Mantener caliente.

Con el azúcar y el agua, hacer un almíbar a “bola blanda” (Para reconocer el punto hay que verter unas gotas de almíbar en un vaso de agua fría. El almíbar no debe disolverse. En el fondo del vaso quedara un sedimento pegajoso, que al tomarlo con las manos y moldearlo se formará fácilmente una bolita blanda) y verter sobre el puré de castañas caliente. Agregar la vainilla.

Calentar suavemente, revolviendo. Cocinar durante 15 – 20 minutos. La masa debe ser espesa y se adherirse a la cuchara . Retirar la vainilla.

Presentar en frascos y dejar reposar si os podéis aguantar. 😉

 

Sopa de calabaza con trozos de castañas

Sopa de Calabaza y castañas

Ingredientes:

750g de calabaza cortada en trozos.

1,5 litros de agua.

200 g  castañas previamente hervidas.

50g de nata de cocina.

Sal

Pimienta

Ramitas de perejil para decorar

 

Elaboración:

Colocar los trozos de calabaza y la mitad de las castañas en una cacerola con el agua, añadir sal, pimienta y la nuez moscada. Cocinar durante 20 minutos.

Añadir la nata y mezclar bien.

Servir en platos hondos y cortar las castañas restantes en rodajas finas, para colocar en la parte superior con el perejil.

Servir caliente y disfrutar en compañía 🙂