Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

estreñimiento

Prepara tu propio yogur en casa

Leche y yogur

El yogur es un alimento muy completo y polifacético, además de tener un rico contenido en vitaminas A y D, calcio, magnesio y fósforo, es excelente para la piel y sus proteínas se digieren mejor que las de la leche.

Además, ayuda a estabilizar la flora intestinal y los microorganismos del sistema digestivo, gracias a que sus bacterias convierten el azúcar de la leche (la lactosa) en ácido láctico, imposibilitando el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino.

El yogur también facilita la asimilación de nutrientes, favorece la absorción de las grasas, combate las diarreas y el estreñimiento, disminuye el colesterol y reduce los efectos negativos de los antibióticos.

 

Ingredientes para 4 porciones individuales

 

1 litro de leche entera.

4 cucharadas de leche en polvo.

4 cucharadas de azúcar.

1 yogur natural.

 

Elaboración

 

Calentar 1 litro de leche entera en una olla hasta llegar aproximadamente a 85°C durante 30 minutos (justo antes de hervir), retirar del fuego y dejar templar.

Mientras disminuye la temperatura, agregar 4 cucharadas de leche en polvo y 4 cucharadas de azúcar, disolver suavemente para evitar la formación de grumos. El uso de la leche en polvo dará consistencia firme al yogur.

Cuando la temperatura de la leche llegue entre 45° y 43°C, añadir dos cucharadas de yogur natural y agitar suavemente.

Envasar la mezcla en un recipiente limpio con tapa y colocarlo en un sitio cálido de 4 a 6 horas. (Podéis aprovechar el calor del horno)

Una vez transcurrido el tiempo, refrigerar entre 3 y 4 horas, de esta manera evitaremos un crecimiento excesivo de bacterias que pueden darle mayor acidez a nuestro yogur.

 

El yogur refrigerado a temperatura de 4°a 5°C se puede mantener hasta una semana sin sufrir alteraciones en su sabor y textura.

 

Con esta base de yogur podemos elaborar helados, aderezos, salsas y deliciosas bebidas con frutas y por qué no, con un toque de Anís Chinchón.

Batidos de yogur con Anis Chinchon

¿Os animáis a prepararlo? 🙂

 

facebook twitter instagram

Redescubriendo la avena

La avena es un cereal ideal para comenzar el día y puede ser un alimento completo para complementar cualquier rutina de ejercicios. Se puede acompañar con agua, leche, yogurt, sazonarlo con canela, cacao en polvo, trozos de frutas frescas o frutos secos. Se puede tomar fría o caliente. También se puede incorporar a los rebozados, rellenos, sopas

Contiene carbohidratos de absorción rápida, proteínas de alto valor biológico (ocho aminoácidos esenciales), grasas en su mayoría, no saturadas y ácidos grasos esenciales como el ácido linoleico. También tiene un alto contenido en fibra lo cual favorece el tránsito intestinal y previene el estreñimiento. A nivel de aporte vitamínico, posee una buena proporción de vitaminas del complejo B y E así como también de oligoelementos como el sodio, potasio, magnesio, fósforo, hierro y cinc. También contiene betaglucanos que ayudan a absorber el colesterol y los ácidos biliares del intestino.

La avena contiene gluten por lo que no es recomendado su consumo en personas celíacas.

A continuación os dejamos una deliciosa receta: Bizcocho de Avena y Ciruelas, qué lo disfrutéis 😉

 

Bizcocho de Avena y Ciruelas

 
Ingredientes:

 
250 grs. de harina.

100 grs. de azúcar moreno.

2 huevos.

1 pizca de sal.

1 cucharadita de levadura en polvo.

1 pizca de vainilla en polvo.

1 vaso de aceite.

1 vaso de leche.

50 grs. de copos de avena.

4 ciruelas de buen tamaño.

Para la cobertura: un puñadito de copos de avena con azúcar moreno (opcional)

 
Elaboración:

 
Precalentar el horno a 120ºC.

Retirar el hueso de las ciruelas, cortarlas con la piel y reservar.

Batir los huevos e incorporar la leche, el aceite, la sal, la vainilla, el azúcar y mezclar bien. Una vez mezclados, añadir poco a poco la harina y la levadura en polvo.

Por último, agregar la avena y las ciruelas picadas (con piel y deshuesadas).

Engrasar un molde para hornear , verter la mezcla y cubrir con el resto de copos de avena y azúcar (opcional).

Hornear durante 45 minutos a unos 180ºC, retirar del horno cuando el bizcocho al pincharlo con un cuchillo salga limpio.

Desmoldar aún caliente, dejar reposar sobre una rejilla y a degustar =)