Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

calabaza

¿Quién ha dicho que las magdalenas tenían que ser dulces?

 

Magdalenas de calabacón, bacon y quesoEn Cocina con Chinchón te enseñaremos a sacarle partido a las magdalenas, déjate inspirar por nuestras recetas especiales con Anís Chinchón y diviértete creando las tuyas. 😉

 

Magdalenas de calabacín, bacon y queso

Ingredientes:

1/4 cucharadita de aceite de oliva

1 taza de leche

2 huevos ligeramente batidos

1 taza de harina con levadura

1 taza de harina sin levadura

1 cucharadita de levadura en polvo

2 lonchas de bacon en tiras finas

12 lonchas finas de calabacín a la plancha

1/2 chalote finamente picada

1/2 taza de queso rallado (al gusto)

 

Elaboración:

Calentar con un poco de aceite una sartén a fuego medio. Añadir el bacon y cocinar durante 5 minutos o hasta que esté crujiente. Dejar enfriar y cortar en trozos.

Precalentar el horno a 180ªC y preparar la bandeja para magdalenas con las fundas de papel.

Tamizar los distintos tipos de harina en un bol y hacer un hueco en medio. Añadir el aceite de oliva, la leche, los huevos, el bacon y mezclar bien.  Doblar el calabacín junto con el queso.

Con la ayuda de una cuchara, rellenar el molde de magdalenas con la mezcla. Hornear durante 20 minutos o hasta que estén dorados y tengan un tacto firme. Retirar del horno y dejarlos reposar 5 minutos, luego enfriar en una rejilla y servir.

Recordad que podéis alegrar la receta con un toque de Anís Chinchón 😉

 

¿Más ideas?

  • Magdalenas de champiñones, puerros y queso cheddar.
  • Magdalenas de calabaza y nueces.
  • Magdalenas de espinacas, queso de cabra y piñones.
  • Magdalenas de tomate seco, albahaca y queso parmesano.

 

Si os animáis a hacer alguna de estas deliciosas magdalenas saladas podéis compartirla con nosotros a través de nuestras redes sociales.

facebook twitter instagram

Aprende a cocinar originales platos con castañas y Anís Chinchón

 

La castaña es un alimento energético ideal para calmar el hambre en los fríos días de otoño e invierno. La mitad de su composición la forman los hidratos de carbono, sin embargo, es un fruto seco de los menos calóricos al poseer un bajo contenido en grasas y por la gran cantidad de agua que lo compone. Cuenta con abundante contenido de vitamina B al consumirla cruda, ya que al cocerla pierde gran parte de este elemento. También es rico en potasio, el cual nos ayuda a controlar la retención de líquidos, ayuda al organismo a convertir los hidratos en glucógeno y ayuda a evitar la hipertensión.

A la hora de elegirlas, es importante escoger aquellas que tengan la piel tersa, libre de manchas o cortes y que se muestren firmes al tacto.

Las castañas tiernas se deben conservar en un lugar fresco y seco al aire libre. No conviene guardarlas en bolsas ya que les pueden salir moho. Conservadas en la nevera pueden aguantar hasta un mes, las castañas secas pueden conservarse en la nevera durante dos meses y si se congelan con la corteza hasta cuatro meses. Para descongelar, se deben sumergir en agua durante una hora antes de guisarlas, este proceso las hidratará y hará que recuperen su estado original.

Aprovechemos la temporada y disfrutemos de este delicioso fruto que nos brinda el otoño con dos reconfortantes recetas:

 

Crema de castañas

Crema de Castañas

Ingredientes:

1 kg de castañas.

750 g  de azúcar.

2 vasos de agua.

1 ramita de vainilla.

1 Chorrito de Anís Chinchón

 

Elaboración:

Hacer una incisión en la parte superior de cada  castaña.

Poner las castañas en una sartén y cubrir bien con agua fría. Hervir unos pocos minutos.

Retirar la sartén del fuego y pelar las castañas una por una.

En una cacerola con agua caliente, colocar la mitad de las castañas. Tapar y cocinar a fuego lento hasta que las castañas estén blandas.

Escurrir, añadir el chorrito de Anís Chinchón y mezclar hasta obtener un puré. Mantener caliente.

Con el azúcar y el agua, hacer un almíbar a “bola blanda” (Para reconocer el punto hay que verter unas gotas de almíbar en un vaso de agua fría. El almíbar no debe disolverse. En el fondo del vaso quedara un sedimento pegajoso, que al tomarlo con las manos y moldearlo se formará fácilmente una bolita blanda) y verter sobre el puré de castañas caliente. Agregar la vainilla.

Calentar suavemente, revolviendo. Cocinar durante 15 – 20 minutos. La masa debe ser espesa y se adherirse a la cuchara . Retirar la vainilla.

Presentar en frascos y dejar reposar si os podéis aguantar. 😉

 

Sopa de calabaza con trozos de castañas

Sopa de Calabaza y castañas

Ingredientes:

750g de calabaza cortada en trozos.

1,5 litros de agua.

200 g  castañas previamente hervidas.

50g de nata de cocina.

Sal

Pimienta

Ramitas de perejil para decorar

 

Elaboración:

Colocar los trozos de calabaza y la mitad de las castañas en una cacerola con el agua, añadir sal, pimienta y la nuez moscada. Cocinar durante 20 minutos.

Añadir la nata y mezclar bien.

Servir en platos hondos y cortar las castañas restantes en rodajas finas, para colocar en la parte superior con el perejil.

Servir caliente y disfrutar en compañía 🙂

 

Pan de Calabaza

La calabaza proporciona numerosos beneficios a nuestro organismo, además de las vitaminas, minerales y betacarotenos, nos ayuda a evitar infecciones del aparato respiratorio, sube las defensas, nos protege el estómago contra la acidez o la gastritis y por si fuera poco, las pipas poseen propiedades vermífugas: ayudan a eliminar parásitos en los intestinos. ¿Qué os parece? ¿Os animáis a probar nuestra receta de pan de calabaza? ¡Pues a por él!

 

Pan de Calabaza

 

Ingredientes:

300 gr. de calabaza (puré)

7 gr. de levadura de panadería.

1/4 de taza del caldo de la cocción de la calabaza.

4 – 4 1/2 de taza de harina de trigo.

1 cucharadita de sal.

1/2 taza del caldo de la cocción de la calabaza (extra).

1 huevo batido.

2 cucharaditas de agua (extra).

Pipas de calabaza.

 

Elaboración:

Disolver la levadura en el líquido del caldo de la calabaza, tapar con film transparente y dejar reposar durante 5 minutos o hasta que burbujee.

Tamizar en un cuenco grande 4 tazas de harina y la sal; añadir la calabaza, la levadura y 1/4 del caldo extra.

Mezclar bien con una cuchara de madera y luego con las manos formar una bola irregular de consistencia pegajosa. Añadir más líquido si queda demasiado seca. Pasar a una superficie enharinada y trabajarla por 10 min o hasta que quede homogénea y elástica; incorporar la harina restante para obtener una masa fina.

Pasar a un cuenco engrasado y pintar la superficie con aceite. Tapar con film transparente y dejar reposar durante 1 hora en un sitio templado.

Golpear la masa y amasar durante 1 minuto. Formar una bola grande y homogénea y colocar en un molde previamente engrasado (se puede emplear papel para hornear).

Por último, dejar reposar nuevamente durante 1 hora o hasta que haya subido hasta el borde del molde. Precalentar el horno a 210ºC, pintar la masa con clara de huevo y esparcir las semillas de calabaza. Hornear durante 20 min. Reducir la temperatura a 180º y dejar otros 20 minutos. Se recomienda cubrir con papel plata los últimos 10 minutos de cocción.

Se puede conservar en un recipiente hermético hasta 3 días.

Sopa de garbanzos, calabaza y Anís Chinchón

Ingredientes:

– 200 g de garbanzos.

– 4 clavos.

– 2 cebollas.

– 4 cucharadas de anís Chinchón.

– 6 ramitas de perejil.

– 1 rama de apio.

– 1 hoja de laurel.

– 500 g de calabaza, sin piel ni semillas, a dados.

– 1 cucharada de sal.

– 0,5 cucharadita de pimienta blanca en polvo.

– 1,5 litro de leche.

– 150 g de mantequilla.

Instrucciones:

1. Remojar los garbanzos durante 24 horas antes de hacer la sopa. Enjuagarlos con agua del grifo y luego ponerlos en una cazuela con agua fría hasta que los cubra, llevar a ebullición y dejar hervir durante 45 minutos o hasta que estén blandos. Esperar a que estén fríos para manipularlos adecuadamente.

2. Colar y retirar la piel, pellizcándola entre los dedos. Reservar los garbanzos y aparte el agua de cocción.

3. Pinchar un par de clavos de olor en cada cebolla. Hacer un ramillete con el perejil, el apio y la hoja de laurel.

4. En una cazuela, colocar los dados de calabaza, la pimienta, la sal y el ramillete de hierbas, verter la leche y el Anís Chinchón. Llevar a ebullición y bajar el fuego para que cueza lentamente durante 1 hora o hasta que la calabaza esté blanda. Separar la cebolla y el ramillete de hierbas. Comprobar que los clavos sigan pinchados en las cebollas.

5. Mientras esté caliente, chafar la calabaza hasta que esté bien homogeneizada con la leche. Colocar en una cazuela limpia, agregar la mantequilla cortada a trozos y revolver hasta que se haya fundido. Calentar los garbanzos en su agua de cocción, colar y añadir a la sopa antes de servirla.

 

¡Qué la disfrutéis! 🙂

 

facebook twitter instagram

Empanadones de calabaza al Anís Chinchón

empanadachinchon

Ingredientes:

PARA LA MASA:

– 1 kg. de harina. (aproximadamente)

– 170 gr. de aceite templado.

– 170 gr. de leche.

– 170 gr. de azúcar

– 250 gr. de agua hervida con 35 gr. de anís.

– 25 gr. de levadura fresca de panadero.

–  Anís Chinchón al gusto.

– Colorante de paellas (opcional).

PARA EL RELLENO:

– 2 kg de calabaza rallada.

– Azúcar para espolvorear.

– Canela en polvo.

Elaboración

1. Para la masa de los empanadones,  calentar en un cazo el aceite hasta que esté templado. Aparte, en otro cazo, hervir el agua con el anís y  se deja hasta que esté templado.

2. Mezclar todos los ingredientes líquidos con una batidora de varillas hasta obtener una mezcla homogénea. Es decir, mezclar el aceite, el agua anisada, la leche, el toque de Anís Chinchón  y también el azúcar.

3. Deshacer la levadura de panadero en la harina, frotando la levadura con la harina como si fuesen migajas y para que quede bien distribuida por la harina.

4. Ahora, se va incorporando la harina a la mezcla líquida, primero con las varillas después las manos. Amasamos hasta lograr una masa elástica, uniforme y brillante.

Importante: No verter toda la harina de golpe, dejar un poco en reserva y se añadirá poco a poco.

5. Una vez que la masa en su punto, se deja reposar en un recipiente amplio, cubierta con un paño de cocina.

La masa debe levar unas 2 horas aproximadamente o hasta duplicar su tamaño.

Aprovechamos ese tiempo para preparar el relleno.

6. Rallar 2 kg de calabaza (medio kg para cada una). Se coloca en un bol y se añade azúcar para que macere. Se deja todo el tiempo macerando y al final, se escurre bien para evitar que la masa se moje en exceso.

7. Una vez que la masa ha doblado su tamaño, se retira del recipiente con mucho cuidado y la desgasificamos con suavidad, dividirla en 4 trozos (unos 500 gr. aprox, cada una). Formar unas bolas, se cubren de nuevo con un paño de cocina y se deja reposar unos minutos.

8. Coger una pieza y se procede a darle forma, para ello, con un rodillo de cocina se le da forma de circunferencia a la masa, con un diámetro aproximado de 25 cm. Rellenar media circunferencia con la calabaza, teniendo la precaución de no llegar hasta el borde, para poder hacer bien el cierre. Espolvorear azúcar y canela por encima de la calabaza y cerrar con la mitad que queda sin rellenar, formando una especie de empanadilla gigante. Sellar bien la empanada para que no se salga el relleno y colocar en la bandeja del horno.

9. Barnizar la superficie de la empanada con aceite de oliva virgen y espolvorear un poco de  azúcar por encima.

HORNEADO:

Hornear los 4 empanadones a la vez.

Se precalienta el horno a 200º (con calor arriba-abajo) durante 15 minutos, introducir las bandejas y bajar la temperatura a 160º únicamente con calor abajo.

Pueden tardar en hornearse unos 45 minutos aproximadamente, pero depende de cada horno. Retirarlas cuando hayan tomado un tono dorado.

 

A esta receta se le pueden añadir muchos otros ingredientes para complementar, ¿Con cuáles te gustaría complementarla? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram