Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

azúcar

Prepara tu propio yogur en casa

Leche y yogur

El yogur es un alimento muy completo y polifacético, además de tener un rico contenido en vitaminas A y D, calcio, magnesio y fósforo, es excelente para la piel y sus proteínas se digieren mejor que las de la leche.

Además, ayuda a estabilizar la flora intestinal y los microorganismos del sistema digestivo, gracias a que sus bacterias convierten el azúcar de la leche (la lactosa) en ácido láctico, imposibilitando el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino.

El yogur también facilita la asimilación de nutrientes, favorece la absorción de las grasas, combate las diarreas y el estreñimiento, disminuye el colesterol y reduce los efectos negativos de los antibióticos.

 

Ingredientes para 4 porciones individuales

 

1 litro de leche entera.

4 cucharadas de leche en polvo.

4 cucharadas de azúcar.

1 yogur natural.

 

Elaboración

 

Calentar 1 litro de leche entera en una olla hasta llegar aproximadamente a 85°C durante 30 minutos (justo antes de hervir), retirar del fuego y dejar templar.

Mientras disminuye la temperatura, agregar 4 cucharadas de leche en polvo y 4 cucharadas de azúcar, disolver suavemente para evitar la formación de grumos. El uso de la leche en polvo dará consistencia firme al yogur.

Cuando la temperatura de la leche llegue entre 45° y 43°C, añadir dos cucharadas de yogur natural y agitar suavemente.

Envasar la mezcla en un recipiente limpio con tapa y colocarlo en un sitio cálido de 4 a 6 horas. (Podéis aprovechar el calor del horno)

Una vez transcurrido el tiempo, refrigerar entre 3 y 4 horas, de esta manera evitaremos un crecimiento excesivo de bacterias que pueden darle mayor acidez a nuestro yogur.

 

El yogur refrigerado a temperatura de 4°a 5°C se puede mantener hasta una semana sin sufrir alteraciones en su sabor y textura.

 

Con esta base de yogur podemos elaborar helados, aderezos, salsas y deliciosas bebidas con frutas y por qué no, con un toque de Anís Chinchón.

Batidos de yogur con Anis Chinchon

¿Os animáis a prepararlo? 🙂

 

facebook twitter instagram

Pestiños

 

Ingredientes

Pestiños de miel y azúcar

1 kg de harina de trigo (tamizada)

La piel de 2 limones

1 vaso de Anís Chinchón

Aceite de girasol

1 vaso de miel

Azúcar

Canela en polvo

Canela en rama

Semillas de sésamo

Sal

 

Elaboración

 

Calentar el aceite y freír un poco la piel de limón. Añadir el sésamo, la rama de canela y dejar enfriar. Formar un volcán con la harina y echar en el centro sal, Anís Chinchón y el aceite del limón ya frío y colado.

Amasar durante unos minutos hasta que obtenga consistencia para trabajar y continuar amasando durante 15 minutos más, hasta que la masa quede fina y consistente.

Formar una bola con la masa y dejar reposar cubierta con un paño por lo menos una hora.

Estirar la masa ya reposada con un rodillo, cortar tiras de 10 centímetros aproximadamente y enrollarlas. Freír los pestiños en el aceite muy caliente hasta dorar.

Dejar escurrir en un plato con papel de cocina o un colador para eliminar el exceso de aceite.

Por último, poner la miel en un cazo y añadir medio vaso de agua, hervir y cocer a fuego lento 10 minutos y reservar. Rebozar los pestiños en el almíbar de miel y espolvorearlos con un poco de azúcar o canela.

 

Lo mejor de esta receta, es que os podéis divertir y pasar un rato muy entretenido con la familia y amigos 🙂

facebook twitter instagram

Galletas anisadas con forma de setas

 

galletasanisadasdeco

Esta receta es muy fácil y divertida, sobretodo si la haces en familia o con tus amigos. También podéis pintarlas y dar rienda suelta a la imaginación, ponerle  cobertura de chocolate y por su puesto, siempre está invitado ese toque de Anís Chinchón que alegra tus recetas. 😉

 

Ingredientes

¼ taza de Buttermilk, a temperatura ambiente.

½ taza de azúcar glass.

2 huevos.

¼ taza de yogur natural.

¾ taza miel.

4 tazas de harina todo uso.

1 ½ cucharadita levadura en polvo.

1 cucharadita de canela.

¼ cucharadita de nuez moscada.

½ cucharadita de jengibre.

 

Ingredientes para el glaseado con Anís Chinchón:

2 tazas de azúcar en polvo.

¼ taza de agua.

1 cucharada de Anís Chinchón.

1 cucharada de cacao en polvo.

 

gallenasanisadas

Elaboración

Combinar la harina, la levadura en polvo y las especias en un tazón mediano y reservar.

Colocar el buttermilk en un recipiente y añadir los huevos, mezclando bien después de cada adición.

Agregar el yogur y la miel.

Poco a poco, añadir la mezcla de harina y mezclar hasta que esté bien combinada.

Dejar enfriar durante una hora.

Precalentar el horno a 190ºC, preparar las bandejas para hornear con papel para horno o láminas de silicona.

Una vez que la masa esté fría, con la ayuda de una cuchara, sacar las porciones de masa para las tapas de las setas. Formar bolas redondas con las manos y luego hacer una muesca en la parte inferior con el extremo de una cuchara de madera. Presionar suavemente para no aplastar demasiado la masa. Colocar el lado inferior hacia abajo en una bandeja para hornear.

Para los tallos, hacer un rollo de media cucharada de masa aproximadamente, con un extremo en punta y el otro ligeramente plano. Colocar los tallos en una bandeja de horno separado de las tapas.

Hornear de 10 a 12 minutos para las tapas  y de 8-10 minutos los tallos. Una vez frías las tapas, repasar el agujero ligeramente, para asegurar que se puedan pegar los tallos. Emparejar los tallos y las tapas para que estén listos para ser unidos.

 

Para el glaseado de Anís Chinchón:

Combinar el azúcar, el agua y el Anís Chinchón. Mojar la punta de los tallos en el glaseado, dejar que gotee el exceso de glaseado e insertar en el agujero de la tapa. Reservar y dejar que se sequen por completo.

Añadir el cacao en polvo al glaseado restante y mezclar. Sumergir cuidadosamente las tapas en el glaseado y dejar secar en una rejilla.

 

Estas galletas se mantienen bien a temperatura ambiente en un recipiente hermético hasta una semana. 🙂

 

¡Qué las disfrutéis!

facebooktwitterinstagram

 

Mermeladas de frutas con un toque de Anís Chinchón

Esta semana os tenemos una sorpresa muy dulce… ¡Mermeladas de frutas! Comenzaremos con dos deliciosas recetas que nos endulzarán el día: Mermelada de Limón con un toque de Anís Chinchón y Mermelada de Kiwi. 😉

 

MERMELADA DE LIMÓN

Mermelada de Limón

INGREDIENTES:

1 kg. de limones.

500 gr. de azúcar.

1 cucharada de sal.

200 ml. de agua.

1 cucharada de Anís Chinchón.

 

PREPARACIÓN:

Lavar los limones y cortar en rodajas finas.

Colocar los limones en un bol cubiertos de agua con la sal y dejar reposar durante 24 horas en la nevera.

Una vez transcurridas las 24 horas, escurrir y cubrir nuevamente con agua durante 12 horas más.
Poner los limones en una cacerola con agua y hervir hasta que se ablanden ligeramente.
Escurrir y colocar los limones en una cacerola grande, añadir el azúcar, el agua y cocer a fuego lento, sin dejar de mover a menudo hasta espesar.
Con la ayuda de la cuchara para revolver, partir en trozos pequeños los limones. Añadir el Anís Chinchón.
Poner la mermelada en tarros de cristal previamente esterilizados, tapar y hacer el vacío, bien sea dejándolo hervir durante 10 minutos o poniéndolos boca abajo durante 24 horas.

 

MERMELADA DE KIWI

Mermelada de Kiwi

INGREDIENTES:

1 kg. de Kiwis maduros y sin piel.

500 gr. de azúcar moreno de caña.

1 Limón (ralladura y el zumo)

 

PREPARACIÓN:

Pelar los kiwis, y con la licuadora hacer un puré. Añadir el azúcar, la ralladura y el zumo del limón. Mezclar y en una cacerola grande, preferiblemente de acero inoxidable, calentar a fuego lento, sin dejar de remover, hasta disolver el azúcar.

Llevar a ebullición y cocer, remover frecuentemente durante 20 minutos.

Para comprobar el punto de la mermelada, colocar una cucharadita de mermelada en un plato frío de la nevera: si al empujar con el dedo se arruga nuestra mermelada ya está lista; en caso contrario, cocer durante 5 minutos más.

Verter la mermelada en tarros previamente esterilizados (en agua hirviendo durante 20 minutos). Cerrar y poner boca abajo durante 24 horas para hacer el vacío.

Es recomendable dejar reposar la mermelada por lo menos 2 semanas para que la textura y sabor estén más asentados.

 

Esperamos os animéis a preparar estas deliciosas mermeladas y deis rienda suelta a vuestra imaginación para crear recetas con hojaldres y mermeladas como estos bollitos tan fáciles de hacer 🙂     

Hojaldres con mermeladas

 

facebooktwitterinstagram

Delicias para el hojaldre

La semana pasada aprendimos a elaborar la deliciosa masa de Hojaldre, por lo que esta semana y la próxima nos llenaremos de inspiración para elaborar irresistibles rellenos para nuestros hojaldres con un toque de Anís Chinchón.

¡Esperamos los disfrutéis! 🙂

 

Pastelitos de Melocotones con un toque de Anís Chinchón

Pastel de Melocotón con Anís Chinchón

 

Ingredientes

 

Hojaldre

Melocotones en almíbar

Anís Chinchón Dulce

Mantequilla derretida

Mermelada de melocotones (opcional)

 

Elaboración

 

Macerar durante 20 minutos los melocotones con un toque de Anís Chinchón Dulce. Una vez transcurrido el tiempo, escurrirlos bien.

Extender el hojaldre y cortar láminas en forma de rectángulo.

Colocar encima de las láminas de hojaldre 2 ó 3 melocotones y envolver con el sobrante del hojaldre para formar el pastelito. Hacer unos cortes al hojaldre, pintar con un poco de mantequilla derretida y hornear unos minutos hasta que estén dorados. Para darles un toque de brillo final, pintar con un poco de mermelada.

 

 

Milhojas con Crema Inglesa anisada y Frutas del Bosque

 

Ingredientes

 

Hojaldre Anís Chinchón

Hojaldre.

Fresas, frambuesas, moras (maceradas con un poco de limón y azúcar)

Crema Inglesa 

 

Elaboración

 

Extender el hojaldre y cortar en cuadrados. Hornear durante 5 – 10 minutos, vigilar que no se dore demasiado. Dejar enfriar.

Añadir sobre los cuadrados de hojaldre  una cucharada de Crema Inglesa anisada y finalmente, escurrir las frutas del bosque  y colocarlas encima.

 

Podéis decorar con un poco de azúcar glass, sirope de chocolate, nata montada… 😉

facebook twitter instagram

Aprende a cocinar originales platos con castañas y Anís Chinchón

 

La castaña es un alimento energético ideal para calmar el hambre en los fríos días de otoño e invierno. La mitad de su composición la forman los hidratos de carbono, sin embargo, es un fruto seco de los menos calóricos al poseer un bajo contenido en grasas y por la gran cantidad de agua que lo compone. Cuenta con abundante contenido de vitamina B al consumirla cruda, ya que al cocerla pierde gran parte de este elemento. También es rico en potasio, el cual nos ayuda a controlar la retención de líquidos, ayuda al organismo a convertir los hidratos en glucógeno y ayuda a evitar la hipertensión.

A la hora de elegirlas, es importante escoger aquellas que tengan la piel tersa, libre de manchas o cortes y que se muestren firmes al tacto.

Las castañas tiernas se deben conservar en un lugar fresco y seco al aire libre. No conviene guardarlas en bolsas ya que les pueden salir moho. Conservadas en la nevera pueden aguantar hasta un mes, las castañas secas pueden conservarse en la nevera durante dos meses y si se congelan con la corteza hasta cuatro meses. Para descongelar, se deben sumergir en agua durante una hora antes de guisarlas, este proceso las hidratará y hará que recuperen su estado original.

Aprovechemos la temporada y disfrutemos de este delicioso fruto que nos brinda el otoño con dos reconfortantes recetas:

 

Crema de castañas

Crema de Castañas

Ingredientes:

1 kg de castañas.

750 g  de azúcar.

2 vasos de agua.

1 ramita de vainilla.

1 Chorrito de Anís Chinchón

 

Elaboración:

Hacer una incisión en la parte superior de cada  castaña.

Poner las castañas en una sartén y cubrir bien con agua fría. Hervir unos pocos minutos.

Retirar la sartén del fuego y pelar las castañas una por una.

En una cacerola con agua caliente, colocar la mitad de las castañas. Tapar y cocinar a fuego lento hasta que las castañas estén blandas.

Escurrir, añadir el chorrito de Anís Chinchón y mezclar hasta obtener un puré. Mantener caliente.

Con el azúcar y el agua, hacer un almíbar a “bola blanda” (Para reconocer el punto hay que verter unas gotas de almíbar en un vaso de agua fría. El almíbar no debe disolverse. En el fondo del vaso quedara un sedimento pegajoso, que al tomarlo con las manos y moldearlo se formará fácilmente una bolita blanda) y verter sobre el puré de castañas caliente. Agregar la vainilla.

Calentar suavemente, revolviendo. Cocinar durante 15 – 20 minutos. La masa debe ser espesa y se adherirse a la cuchara . Retirar la vainilla.

Presentar en frascos y dejar reposar si os podéis aguantar. 😉

 

Sopa de calabaza con trozos de castañas

Sopa de Calabaza y castañas

Ingredientes:

750g de calabaza cortada en trozos.

1,5 litros de agua.

200 g  castañas previamente hervidas.

50g de nata de cocina.

Sal

Pimienta

Ramitas de perejil para decorar

 

Elaboración:

Colocar los trozos de calabaza y la mitad de las castañas en una cacerola con el agua, añadir sal, pimienta y la nuez moscada. Cocinar durante 20 minutos.

Añadir la nata y mezclar bien.

Servir en platos hondos y cortar las castañas restantes en rodajas finas, para colocar en la parte superior con el perejil.

Servir caliente y disfrutar en compañía 🙂

 

Recetas Terroríficas

¿Sabías que la palabra Halloween proviene de la expresión inglesa “All Hallows Even”?

La historia del Halloween se remonta a hace más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, justo el día 31 de octubre de nuestro actual calendario. El ganado era llevado de los prados a los establos para guarecerse del invierno. Ese último día, los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para volver a la vida. Para evitar esta situación, los poblados celtas ensuciaban las casas y las decoraban con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos pasaran de largo asustados. De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos.

En la Edad Media algunos bandoleros se disfrazaban de espíritus para cometer sus fechorías; de ahí la costumbre del disfraz.

 

A continuación os dejamos algunas recetas terroríficas para asustar y deleitar a todos en HALLOWEEN…. Esperemos que lo disfrutéis…

 

Galletas de tarántula

Aterroriza a tus invitados con estas deliciosas galletas.

Aterroriza a tus invitados con estas deliciosas galletas.

Ingredientes

2 tazas de harina.

1/2 cucharadita de levadura en polvo.

1/2 cucharadita de sal.

10 cucharadas de mantequilla sin sal (reblandecida).

1/2 taza de azúcar moreno.

1/4 taza de azúcar.

1 huevo.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

2 Cucharadas de cacao en polvo para repostería.

1 paquete de palitos salados (palitos de pretzel).

1 paquete de chispas de chocolate.

2 cucharadas de aceite vegetal.

Lluvia de chocolate.

Caramelos rojos (para los ojos).

 

Elaboración

Precalentar el horno a 180ºC.

En un recipiente mediano, combinar la harina, la levadura en polvo y la sal.

En otro recipiente, batir la mantequilla, el azúcar moreno y el azúcar hasta obtener una mezcla suave. Añadir el huevo, la vainilla y batir hasta que los ingredientes estén bien mezclados.

Mezclar la harina, el cacao en polvo y añadir gradualmente a la mezcla. Batir hasta obtener una masa suave.

Con la ayuda de una cuchara, hacer una bola de masa y colocar sobre el papel de horno. Con los palitos salados, poner las 8 patas de la araña. Presionar firmemente los palitos a la masa. Repetir el proceso hasta terminar la masa.

Hornear hasta que las galletas comiencen a dorar los bordes, alrededor de 7-10 minutos.

Retirar las galletas del papel de horno y dejar enfriar por completo en una rejilla, dejando el papel de horno debajo de la rejilla.

Derretir las chispas de chocolate con el aceite vegetal.

Bañar las galletas con el chocolate derretido. Cubrir con la lluvia de chocolate. Colocar los ojos de caramelo rojo.

 

Dedos de bruja

Escalofriantes galletas de dedos de bruja.

Escalofriantes galletas de dedos de bruja.

Ingredientes

1 taza de mantequilla sin sal (reblandecida).

1 taza de azúcar glass.

1 huevo.

1 cucharadita de extracto de almendras.

1 cucharadita de extracto de vanilla.

2 2/3 taza de harina.

1 cucharadita de levadura en polvo.

1 cucharadita de sal.

¾ taza de almendras fileteadas.

Mermelada de fresa o frambuesa.

 

Elaboración

Precalentar el horno a 170ºC  y engrasar levemente el papel de horno.

En un recipiente grande, mezclar la mantequilla, el azúcar, el huevo, el extracto de almendra y de vainilla. Batir con la batidora de mano y añadir la harina, la levadura en polvo, la sal gradualmente, refrigerar durante 20 y 30 minutos.

Retirar de la nevera la masa en pequeñas porciones. Sacar una cucharadita de masa y colocar sobre el papel de horno, hacer rodar la masa sobre el papel y dar la forma de dedo. Colocar una almendra en un extremo de la galleta, presionar el centro de la galleta para simular el nudillo. Terminar de dar la forma de dedo terrorífico de bruja con la ayuda de un cuchillo.

Colocar las galletas en una placa de horno sobre el papel y hornear durante 20 – 25 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.

Retirar las almendras de las puntas de los dedos con mucho cuidado y untar un poco de mermelada a cada dedo. Volver a colocar la almendra para que dar un efecto sangriento a los dedos.

¡Podéis añadir un toque de Anís Chinchón y quedarán de muerte!

  

Salsa del Cementerio (para nachos, palitos, etc)

Mortal salsa para acompañar tus aperitivos.

Mortal salsa para acompañar tus aperitivos.

Ingredientes

1ra capa:

1 lata de frijoles negros refritos (mejicanos)

2da capa:

2 tazas de crema agria (si no se encuentra, se puede elaborar con crema de queso y un yogur natural)

1 paquete de sazonador de “tacos”

3ra capa:

1 taza de salsa de tomate

4ta capa:

2 aguacates en trozos

1 diente de ajo picado

2 cucharadas de mayonesa

5ta capa

1 taza de cebolla picada

 

Elaboración

En un recipiente de cristal, colocar los ingredientes por capas: los frijoles, la crema agria mezclada con el sazonador de tacos, la salsa, el aguacate mezclado con el ajo y la mayonesa. Esparcir la cebolla por encima.

Para hacer las tumbas y el árbol, dar forma a las tortillas, cortar y hornear hasta que estén doradas. Decorar el cementerio justo unos minutos antes de servir, para evitar que se estropeen el árbol y las tumbas.

 

Os dejamos más ideas para que tengáis la mejor fiesta de Halloween.

 boocakes frankie spookytrees sorpresas
 fantasmamerengue aranias fantacupcakes
¡FELIZ HALLOWEEN!

 

Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Cocina con Chinchón: Macarons

 

Hoy en nuestro blog haremos un viaje por la glamurosa Francia y sus típicos y coloridos macarons. Una deliciosa especie de pastelito elaborado a base de claras de huevo, azúcar y almendras, con distintos sabores y colores según la confitería y la época del año.

El macaron apareció en la edad media y ya en el siglo XVIII surge como uno de los postres característicos en las mesas de la corte real francesa. Son muchas las regiones que afirman ser sus creadores y hay historias que indican que este dulce se creó en el año 791 en un convento cerca de Cormery, otros dicen que Catalina de Médicis lo llevó a Francia desde Italia.

De lo que si podemos estar seguros es que el macaron que se sirve hoy en día es el macaron Gerbert, creado en el año 1880 en el barrio parisino de Beleville, este se dio a conocer al público, gracias a dos confiterías: el salón de té Pons en el Barrio Latino, y la famosa Casa Ladurée, que se caracterizó por dar diferentes tonalidades pastel para diferenciarlos en función de su sabor,

Si os apetece aventuraros por la pastelería francesa y recordar a la “María Antonieta” de Sofía Coppola, aquí os dejamos la receta de este clásico, que os transportará al glamour y colorido francés.

macarons

Macaron rellenos de Buttercream con aroma a Anís Chinchón

Ingredientes para los Macarons

  • 100 gr de azúcar glas.
  • 55 gr de almendras.
  • 45 gr de claras de huevos frescos.
  • 25 gr de azúcar.
  • Colorante (Del color deseado)

Para el relleno:

  • 130 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 165 gr de azúcar glas
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 ó 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de Anís Chinchón.

Instrucciones:

Paso 1:Sin título

Lo primero que se debe hacer para elaborar los macarons,  es separar las claras de los huevos y dejar que reposen en la nevera o a temperatura ambiente durante un día tapados con papel film, esto con la intención de que las claras pierdan humedad.

Paso 2:

Triturar las almendras, hasta que queden bien finas, con una textura similar a la del azúcar glass. Mezclar las almendras con el azúcar glass y tamizar.

Paso 3:

Batir las claras y cuando esté comenzando a espumarse colocar el azúcar lentamente.  Batir hasta que se formen copos. Colocar un par de gotas de colorante y batir hasta unificar.

Paso 4:

Colocar los ingredientes sólidos en las claras y mezclar con movimientos suaves y envolventes hasta que esté completamente integrada la mezcla.

Paso 5:

Colocar la mezcla en una manga pastelera provista de una boquilla redonda, E ir colocando los macarons en una bandeja de horno previamente cubierta con papel antiadherente. Dejar reposar durante 25 minutos e ir precalentando el horno a 130 ºC.

Paso 6:

Hornear los macarons durante aproximadamente 15 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, sacar del horno y dejar que se enfríen.

Paso 7:  (Instrucciones para el relleno)

Batir la mantequilla hasta que esté cremosa, agregar el azúcar, la vainilla y el Anís Chinchón y mezclar nuevamente.

Paso 8:

Colocar el relleno por la parte plana y unir con otro macaron también por la parte plana.

 

Préparation de Macarons #2

 

Servir y disfrutar con una taza de  aromatizado con Anís Chinchón.

 

¿Te animas a compartir tus recetas con nosotros? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Torrijas de Anís Chinchón

¿Sabías que esta receta se realizaba antiguamente en sustitución de las torrijas de leche, ya que entonces, no era tan fácil como ahora conseguirla?

 

Ingredientes:

1 barra de pan.

– 1 litro de agua.

– 2 huevos.

Anís Chinchón dulce.

Azúcar.

Canela en polvo.

 

Instrucciones:

Cocer durante  5 minutos  la piel de una naranja y la piel de un limón en el agua con una cucharada de Anís Chinchón dulce.

Cortar el pan en rodajas de 1,5 cm aproximadamente (si el pan es del día anterior mejor aún), y bañar en el agua hervida hasta que queden blandas. Es fundamental poder sacar las rodajas enteras, por lo que no podemos dejarlas mucho tiempo (1 minuto más o menos)

Después pasar las rodajas por huevo batido y  las freír.

Retirar el exceso de aceite con papel de cocina y luego espolvorear el azúcar mezclado con la canela.

Dejar enfriar y ¡a devorarlas! 😉

 

facebooktwitterinstagram

Tiramisú al Anís Chinchón

 

El tiramisú es un postre frío muy versátil, de fácil elaboración e irresistible. Actualmente existen muchas versiones de este postre y nosotros te vamos a mostrar la nuestra poniéndole un toque de Anís Chinchón Dulce.

Descubre más recetas en nuestro blog Cocina Con Chinchón

Ingredientes:

500 g queso mascarpone

5 huevos

5 cucharadas de azúcar glass

40 bizcochos

2 tazas de café fuerte, sin azúcar

2 cucharadas de Anís Chinchón Dulce

Cacao en polvo, sin azúcar

 

Elaboración:

Separar las claras de las yemas

Batir las yemas con el azúcar y añadir el queso mascarpone, mezclar bien hasta conseguir una mezcla cremosa y muy consistente.

A continuación, montar las claras de huevo a punto de nieve, intentando que queden lo más compactas posible.

Añadir suavemente y de forma envolvente, las claras a punto de nieve a la mezcla hasta obtener una crema completamente homogénea.

Mezclar el café frío y el Anís Chinchón Dulce en un cuenco y sumergir los bizcochos durante 3 segundos en la mezcla de café y Anís Chinchón.

Colocar la mitad de los bizcochos de base en una fuente, cubrir con la mitad de la mezcla hecha con los huevos, colocar el resto de los bizcochos y cubrir con el restante de la mezcla.

Debe desposar en la nevera no menos de 4 horas, ya que lo ideal es que repose 12 horas.

Para servir, hay muchas opciones, se puede espolvorear cada porción con cacao en polvo, rallar un poco de cacao para crear virutas o un delicado toque de azúcar glass, algún grano de café, en fin, lo que más te guste.

Al tiramisú también se le puede añadir frutas entre las capas, sustituir el café por chocolate o zumos, elaborar en porciones individuales y por qué no, en una copa. Todo dependerá de la ocasión en la que lo sirvamos.

¿Te animas a hacer tu versión y compartirla con nosotros? 😉

 

Facebook Twitter Instagram