Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

anisada

Delicias para el hojaldre

La semana pasada aprendimos a elaborar la deliciosa masa de Hojaldre, por lo que esta semana y la próxima nos llenaremos de inspiración para elaborar irresistibles rellenos para nuestros hojaldres con un toque de Anís Chinchón.

¡Esperamos los disfrutéis! 🙂

 

Pastelitos de Melocotones con un toque de Anís Chinchón

Pastel de Melocotón con Anís Chinchón

 

Ingredientes

 

Hojaldre

Melocotones en almíbar

Anís Chinchón Dulce

Mantequilla derretida

Mermelada de melocotones (opcional)

 

Elaboración

 

Macerar durante 20 minutos los melocotones con un toque de Anís Chinchón Dulce. Una vez transcurrido el tiempo, escurrirlos bien.

Extender el hojaldre y cortar láminas en forma de rectángulo.

Colocar encima de las láminas de hojaldre 2 ó 3 melocotones y envolver con el sobrante del hojaldre para formar el pastelito. Hacer unos cortes al hojaldre, pintar con un poco de mantequilla derretida y hornear unos minutos hasta que estén dorados. Para darles un toque de brillo final, pintar con un poco de mermelada.

 

 

Milhojas con Crema Inglesa anisada y Frutas del Bosque

 

Ingredientes

 

Hojaldre Anís Chinchón

Hojaldre.

Fresas, frambuesas, moras (maceradas con un poco de limón y azúcar)

Crema Inglesa 

 

Elaboración

 

Extender el hojaldre y cortar en cuadrados. Hornear durante 5 – 10 minutos, vigilar que no se dore demasiado. Dejar enfriar.

Añadir sobre los cuadrados de hojaldre  una cucharada de Crema Inglesa anisada y finalmente, escurrir las frutas del bosque  y colocarlas encima.

 

Podéis decorar con un poco de azúcar glass, sirope de chocolate, nata montada… 😉

facebook twitter instagram

La Crema Inglesa y El Fondant de Chocolate

Esta semana hablaremos sobre la Crema Inglesa, una versátil salsa para acompañar nuestros postres.

Su origen se da a principios del siglo XIX. En 1828, entre las recetas de un cocinero real, se encontró una crema glaseada cuya composición era muy semejante a la de la actualidad. Aunque como contenía fécula, la mezcla era mucho mas espesa y se le conocía como “crema francesa”.

Auguste Escoffier revisó esta receta y corrigió los errores, suprimiendo la fécula y perlando la mezcla. Él le cambio el nombre de crema francesa por el de “crema inglesa”.

Esta crema es muy ligera, sirve como base de algunas preparaciones, pero por lo general es utilizada como una salsa para postres. Su manejo es delicado por la naturaleza de sus ingredientes, es muy importante realizar una cocción adecuada, ya que es el único medio de pasteurización de las yemas que la componen. Por otro lado en cuanto a la calidad de esta crema la cocción es un punto crítico, pues si no se alcanza la temperatura adecuada esta no adquiere la consistencia ideal resultando en una crema muy ligera que no logra napar, pero si se excede esta temperatura se obtendrá una  crema con grumos y con sabor y aroma a huevo.

Existen muchas variaciones de la crema inglesa, como por ejemplo la crema inglesa de café, de chocolate, praliné, pero nuestra preferida, sin duda es la crema inglesa con licor. Si le añadimos un toque de Anís Chinchón obtendremos una deliciosa crema inglesa anisada que acompañará a todos nuestros postres para darle ese toque especial de Anís Chinchón.

Crema Inglesa

 

Ingredientes

2 tazas de leche entera

5 yemas de huevo

1 cucharadita de extracto de vainilla

½ taza de azúcar

 

Elaboración

Hervir la leche y el azúcar a fuego lento en una cacerola sin revolver. Batir las yemas en un bol hasta que se mezcle, después añadir poco a poco la mezcla de leche caliente. Verter la mezcla en la cacerola y cocinar a fuego moderado, sin que rompa a hervir, (si se tiene un termómetro, no debe pasar de los 77 -80ºC) revolviendo constantemente, hasta que la salsa espese lo suficiente para cubrir la parte de atrás de una cuchara de madera (consistencia nappe)

Inmediatamente pasar la salsa por un colador fino en un recipiente de metal y colocar un tazón en un recipiente grande con hielo y agua fría. Agregar la vainilla y batir la crema poco a poco hasta que se enfríe. Cubrir la superficie con un pedazo de papel de horno para evitar que se forme una capa de nata.

Reservar hasta que enfríe.

Nota: Si la salsa se ha sobrecalentado y se cuaja, se puede verter inmediatamente en una batidora y procesar hasta obtener una consistencia homogénea y colar si es necesario. Se le puede añadir un poco de nata a la mezcla antes de batir.

La crema inglesa puede ser refrigerada cubierta con una envoltura de plástico durante un par de días.

A continuación os dejamos una receta de Fondant de Chocolate que podéis combinar a la perfección con la Crema Inglesa.

 

Fondant de ChocolateFondant de Chocolate

 

Ingredientes

200 gr de chocolate

150 gr de mantequilla

1 taza de azúcar

1/2 taza de harina

4 yemas de huevo

3 cucharadas de agua

 

Elaboración

Precalentar el horno a 200ºC. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño María. Añadir el agua y mezclar hasta obtener una mezcla uniforme.

Batir las yemas de huevo junto con el azúcar hasta obtener una crema blanquecina. Agregar al chocolate derretido con la ayuda de una espátula.

Añadir la harina tamizándola en el momento, mientras se bate con la mezcla. Llevar a punto de nieve las claras de huevo y con una espátula unir al chocolate con movimientos envolventes, desde el borde del recipiente hasta el centro.

Colocar la mezcla en moldes individuales y llevar al horno durante 20 minutos aproximadamente. Servir caliente para que el centro se mantenga fundido.

Para servir, bañar el plato con un poco de crema inglesa y situar el Fondant de Chocolate encima. Podéis espolvorear el borde del plato con cacao y colocar una ramita de menta . =)

facebook twitter Instagram