Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

agua

Mermeladas de frutas con un toque de Anís Chinchón

Esta semana os tenemos una sorpresa muy dulce… ¡Mermeladas de frutas! Comenzaremos con dos deliciosas recetas que nos endulzarán el día: Mermelada de Limón con un toque de Anís Chinchón y Mermelada de Kiwi. 😉

 

MERMELADA DE LIMÓN

Mermelada de Limón

INGREDIENTES:

1 kg. de limones.

500 gr. de azúcar.

1 cucharada de sal.

200 ml. de agua.

1 cucharada de Anís Chinchón.

 

PREPARACIÓN:

Lavar los limones y cortar en rodajas finas.

Colocar los limones en un bol cubiertos de agua con la sal y dejar reposar durante 24 horas en la nevera.

Una vez transcurridas las 24 horas, escurrir y cubrir nuevamente con agua durante 12 horas más.
Poner los limones en una cacerola con agua y hervir hasta que se ablanden ligeramente.
Escurrir y colocar los limones en una cacerola grande, añadir el azúcar, el agua y cocer a fuego lento, sin dejar de mover a menudo hasta espesar.
Con la ayuda de la cuchara para revolver, partir en trozos pequeños los limones. Añadir el Anís Chinchón.
Poner la mermelada en tarros de cristal previamente esterilizados, tapar y hacer el vacío, bien sea dejándolo hervir durante 10 minutos o poniéndolos boca abajo durante 24 horas.

 

MERMELADA DE KIWI

Mermelada de Kiwi

INGREDIENTES:

1 kg. de Kiwis maduros y sin piel.

500 gr. de azúcar moreno de caña.

1 Limón (ralladura y el zumo)

 

PREPARACIÓN:

Pelar los kiwis, y con la licuadora hacer un puré. Añadir el azúcar, la ralladura y el zumo del limón. Mezclar y en una cacerola grande, preferiblemente de acero inoxidable, calentar a fuego lento, sin dejar de remover, hasta disolver el azúcar.

Llevar a ebullición y cocer, remover frecuentemente durante 20 minutos.

Para comprobar el punto de la mermelada, colocar una cucharadita de mermelada en un plato frío de la nevera: si al empujar con el dedo se arruga nuestra mermelada ya está lista; en caso contrario, cocer durante 5 minutos más.

Verter la mermelada en tarros previamente esterilizados (en agua hirviendo durante 20 minutos). Cerrar y poner boca abajo durante 24 horas para hacer el vacío.

Es recomendable dejar reposar la mermelada por lo menos 2 semanas para que la textura y sabor estén más asentados.

 

Esperamos os animéis a preparar estas deliciosas mermeladas y deis rienda suelta a vuestra imaginación para crear recetas con hojaldres y mermeladas como estos bollitos tan fáciles de hacer 🙂     

Hojaldres con mermeladas

 

facebooktwitterinstagram

Redescubriendo la avena

La avena es un cereal ideal para comenzar el día y puede ser un alimento completo para complementar cualquier rutina de ejercicios. Se puede acompañar con agua, leche, yogurt, sazonarlo con canela, cacao en polvo, trozos de frutas frescas o frutos secos. Se puede tomar fría o caliente. También se puede incorporar a los rebozados, rellenos, sopas

Contiene carbohidratos de absorción rápida, proteínas de alto valor biológico (ocho aminoácidos esenciales), grasas en su mayoría, no saturadas y ácidos grasos esenciales como el ácido linoleico. También tiene un alto contenido en fibra lo cual favorece el tránsito intestinal y previene el estreñimiento. A nivel de aporte vitamínico, posee una buena proporción de vitaminas del complejo B y E así como también de oligoelementos como el sodio, potasio, magnesio, fósforo, hierro y cinc. También contiene betaglucanos que ayudan a absorber el colesterol y los ácidos biliares del intestino.

La avena contiene gluten por lo que no es recomendado su consumo en personas celíacas.

A continuación os dejamos una deliciosa receta: Bizcocho de Avena y Ciruelas, qué lo disfrutéis 😉

 

Bizcocho de Avena y Ciruelas

 
Ingredientes:

 
250 grs. de harina.

100 grs. de azúcar moreno.

2 huevos.

1 pizca de sal.

1 cucharadita de levadura en polvo.

1 pizca de vainilla en polvo.

1 vaso de aceite.

1 vaso de leche.

50 grs. de copos de avena.

4 ciruelas de buen tamaño.

Para la cobertura: un puñadito de copos de avena con azúcar moreno (opcional)

 
Elaboración:

 
Precalentar el horno a 120ºC.

Retirar el hueso de las ciruelas, cortarlas con la piel y reservar.

Batir los huevos e incorporar la leche, el aceite, la sal, la vainilla, el azúcar y mezclar bien. Una vez mezclados, añadir poco a poco la harina y la levadura en polvo.

Por último, agregar la avena y las ciruelas picadas (con piel y deshuesadas).

Engrasar un molde para hornear , verter la mezcla y cubrir con el resto de copos de avena y azúcar (opcional).

Hornear durante 45 minutos a unos 180ºC, retirar del horno cuando el bizcocho al pincharlo con un cuchillo salga limpio.

Desmoldar aún caliente, dejar reposar sobre una rejilla y a degustar =)