Sopa de garbanzos, calabaza y Anís Chinchón

Ingredientes:

– 200 g de garbanzos.

– 4 clavos.

– 2 cebollas.

– 4 cucharadas de anís Chinchón.

– 6 ramitas de perejil.

– 1 rama de apio.

– 1 hoja de laurel.

– 500 g de calabaza, sin piel ni semillas, a dados.

– 1 cucharada de sal.

– 0,5 cucharadita de pimienta blanca en polvo.

– 1,5 litro de leche.

– 150 g de mantequilla.

Instrucciones:

1. Remojar los garbanzos durante 24 horas antes de hacer la sopa. Enjuagarlos con agua del grifo y luego ponerlos en una cazuela con agua fría hasta que los cubra, llevar a ebullición y dejar hervir durante 45 minutos o hasta que estén blandos. Esperar a que estén fríos para manipularlos adecuadamente.

2. Colar y retirar la piel, pellizcándola entre los dedos. Reservar los garbanzos y aparte el agua de cocción.

3. Pinchar un par de clavos de olor en cada cebolla. Hacer un ramillete con el perejil, el apio y la hoja de laurel.

4. En una cazuela, colocar los dados de calabaza, la pimienta, la sal y el ramillete de hierbas, verter la leche y el Anís Chinchón. Llevar a ebullición y bajar el fuego para que cueza lentamente durante 1 hora o hasta que la calabaza esté blanda. Separar la cebolla y el ramillete de hierbas. Comprobar que los clavos sigan pinchados en las cebollas.

5. Mientras esté caliente, chafar la calabaza hasta que esté bien homogeneizada con la leche. Colocar en una cazuela limpia, agregar la mantequilla cortada a trozos y revolver hasta que se haya fundido. Calentar los garbanzos en su agua de cocción, colar y añadir a la sopa antes de servirla.

 

¡Qué la disfrutéis! 🙂

 

facebook twitter instagram

Print Friendly