Rollos de canela con Anís Chinchón

Hoy queremos brindaros una receta deliciosa y aromática desde el momento de su preparación, se trata de los Cinnamon Rolls o rollos de canela.  Esta receta de origen americano y muy común en las ferias de comida de los centros comerciales en Estados Unidos, es una excelente idea para merendar o para un brunch en compañía de la familia. En esta ocasión, hemos chinchonizado la receta agregándole nuestro delicioso Anís Chinchón. Esperamos que pongáis en práctica esta receta y nos contéis vuestras experiencias.

Descubre más recetas en nuestro Blog Cocina Con Chinchón

 

Ingredientes:

Para la masa:

Aceite vegetal para engrasar el molde.

1 cucharada de levadura de panadería.

5 tazas de agua tibia.

De 10 a 13 tazas de harina todo uso.

3 cucharadas de Anís Chinchón.

½ taza de azúcar moreno.

1 cucharadita de sal.

Para el relleno:

¼ de taza de mantequilla sin sal.

¼ de tazas de canela molida.

1 ½ tazas de azúcar moreno.

Instrucciones:

Engrasar un bol grande y reservar.  En otro recipiente grande disolver la levadura en el agua. Agregar 5 tazas de harina, y mezclar hasta combinar, incorporar el azúcar y la sal, para posteriormente agregar poco a poco el resto de la harina. Amasar en una superficie enharinada, hasta formar una masa uniforme y elástica, colocando la cantidad de harina necesaria para que la masa este suave y que se despegue de las manos.

Trasladar la masa al bol previamente engrasado, tapar con papel film y dejar levar durante 1 ½ a 2 horas.

Una vez que la masa haya reposado, se debe despegar de las paredes del bol y pasar a una superficie previamente enharinada. Estirar hasta formar un cuadrado de 60 cm.  Untar la masa con la mantequilla y rociar con la canela y el azúcar. Enrollar y unir los bordes. Cortar el rollo formando 12 piezas.

Colocar los rollos en una bandeja para horno, previamente enharinado o con papel vegetal, con una separación de 3 cm entre cada uno. Cubrir con papel film y dejar reposar de nuevo durante 30 minutos.

Mientras tanto calentar el horno a 200 ºC  y colocar la rejilla en el centro. Hornear los rollos hasta que estén dorados alrededor de 35 o 45 minutos. Pasar a una rejilla y dejar enfriar.

Si os apetece podéis ponerle un glaseado de queso crema y azúcar que le viene fenomenal, o un simple glaseado tradicional de azúcar, unas gotas de zumo de naranja y leche (en lugar de agua). También recomendamos disfrutar de estos deliciosos rollitos preferiblemente el mismo día de su preparación 😉

 

¿Compartimos?

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Print Friendly