Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

Capítulo II: Las deliciosas fresas.

 

Hoy seguimos con las frutas y verduras de temporada, en esta ocasión, hablaremos  de la fresa. Esta primaveral fruta tiene su origen a partir de 4 especies provenientes del este de América del norte, las Antillas, Europa central y la zona más al sur de Sudamérica.

Sus orígenes de consumo son muy antiguos. En la época de Virgilio, el poeta advertía de los peligros de la búsqueda de fresas en el bosque, ya que se ocultaban las serpientes en sus ramas.

Sus virtudes y propiedades son amplias y entre ellas destaca:

  • Es uno de las frutos con mayor aporte de vitamina C (mucho más que algunos cítricos). Además contiene otras vitaminas como: Vitamina A, vitamina E, vitamina B1, B2, B3 y B6.  Contiene minerales como hierro, potasio y magnesio.
  • La fresa contiene un enorme poder antioxidante, a pesar de su pequeño tamaño.
  • Instigadores del Instituto Salk de Biología (EE UU) han comprobado que la fisetina, un flavonoide natural presente en la fresa, estimula la memoria a largo plazo.

Ya que estamos en temporada de fresas os invitamos a consumir este estupendo fruto, y ser creativos en cuando a sus múltiples usos. Y como no podía ser de otra manera, os dejamos una golosa receta de “Tarta de queso y fresas”, una creación de la americana Martha Stewart que hemos adaptado para vosotros.

Esperamos que os guste y os animéis a hacerla.

  • 450 gr de fresas.
  • 3 cucharadas miel.
  • 2 cucharaditas de Anís Chinchón
  • 1 taza de galletas María trituradas.
  • 1 taza + 3 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida
  • 450 gr + 370 gr de queso crema, a temperatura ambiente
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes, a temperatura ambiente
  • 1 vaina de vainilla (solo las semillas de dentro).
  • 250 gr de queso mascarpone, a temperatura ambiente.

 

Paso 1:

Precalentar el horno a 300 grados. Colocar las fresas en una sola capa sobre una bandeja para hornear. Rociar con la miel y el Anís Chinchón, y mezclar suavemente para cubrir. Hornear hasta que las fresas estén de color rojo oscuro y reducidas. Traspasar las fresas a un bol mediano y triturar hasta hacer un puré.

 

Paso 2: 

Elevar la temperatura del horno a 350 grados. Mezclar las galletas con las 3 cucharadas de azúcar y la mantequilla derretida. Presionar la mezcla en el fondo de un molde desmontable de 9 pulgadas para hacer una capa uniforme. Hornear aproximadamente 10 minutos hasta que la masa esté firme al tacto y apenas se haya oscurecido . Dejar enfriar por completo la corteza.

 

Paso 3: 

Reducir la temperatura del horno a 325 grados. Colocar el queso crema en un bol y batir a velocidad media-baja hasta que esté cremoso, aproximadamente 2 minutos. Añadir poco a poco el restante de azúcar y la sal. Añadir los huevos, 1 a la vez, mezclando bien después de cada adición.  Agregar la vainilla y el mascarpone hasta que esté cremoso y sin grumos, aproximadamente 3 minutos.

 

Paso 4:

Traspasar 5 tazas de la mezcla de queso crema en un bol con el puré de fresas y revolver para combinar. Verter la mezcla de queso crema de fresa en la parte superior de la corteza y alisar con una espátula. Cuidadosamente colocar la mezcla de queso sin fresas restante  y alisar bien con la espátula.

 

Paso 5:

Envolver el exterior del molde desmontable con 2 capas de papel de aluminio. Llenar una bandeja para asar con agua hirviendo hasta que el agua alcance hasta la mitad de los lados del molde desmontable. Hornear la tarta hasta que cuaje, aproximadamente 1 hora. Retirar el molde desmontable del baño maría. Refrigerar al menos 4 horas y disfrutar!

 

 

 

 

 

¡A disfrutar de los sabores de la primavera!

Ha llegado la primavera y con ella alimentos llenos de vitaminas, fibra y minerales. Esta estación nos trae una variedad de verduras y frutas frescas, ideales para hacer platos llenos de color y sabor.

Con las nuevas tecnologías de conservación de los alimentos, es muy  probable que cualquier fruta o verdura que busquéis la encontréis en el mercado. Sin embargo, los alimentos de temporada conservan un encanto especial y un sabor mucho más intenso, además son más baratos y saludables, ya que no tendrán la misma cantidad de químicos que se utilizan en las cámaras para mantenerlos y madurarlos.

Esta primavera busca alimentos de temporada como por ejemplo:

  • Remolacha.
  • Calabacín.
  • Setas.
  • Tomates.
  • Apio
  • Fresas.
  • Pera de agua.
  • Piña.
  • Pomelo.
  • Albaricoque.
  • Cerezas, ciruelas y frambuesas.
  • Las carnes blancas, el atún, la caballa, el cordero, la sardina, la sepia, el bonito y los percebes están en su mejor momento en primavera.

Para que os animéis a utilizarlos  durante estos meses colocaremos recetas con estos deliciosos productos. En este caso será el turno de la remolacha.

 Borscht (Sopa de remolacha)

Ingredientes:

½ kg de carne de ternera, 1 Zanahoria, 2 varitas de apio, 1 puerro cortado en trozos, zumo de 1 limón, 1 cebolla, cebollín, 180 ml de nata, 1 kg de remolachas, sal y azúcar al gusto.

 Preparación:

Cortar la carne y las remolachas, colocar en una cacerola junto con el resto de las verduras, cubrir con agua y se cocer a fuego medio hasta que comience a hervir. En ese momento, bajar el fuego y continuar la cocción con la olla semitapada hasta que la remolacha esté blanda.

Colar la verdura y reservar el caldo retirando la cebolla. Procesar la verdura hasta que se forme un puré. Colocar en la olla nuevamente y agregar dos tazas del caldo de cocción y la carne. Llevar nuevamente a punto de ebullición y condimentar con sal, azúcar, pimienta y zumo de limón. Para presentar, servir la sopa en un plato  y colocar un poco de la nata. También se puede sustituir por yogurt natural , decorar con el cebollino picado.

Esperamos que os animéis a volver a los clásicos mercados o a los productos naturales de huerta,  dedicando un poco más de tiempo en la búsqueda de ingredientes de temporada. Ya veréis que merecerá la pena el esfuerzo.

 

 

 

 

 

 

 

Pan de Anís Chinchón

El pan, un alimento elemental en la dieta de casi todas las naciones y presente en la humanidad desde tiempos prehistóricos, ha sido parte de nuestros menús desde siempre, por su versatilidad y buen sabor.

Hoy en día, muchas personas eliminan el pan de sus platos con la errónea creencia de que este engorda, dicha afirmación es incorrecta ya que  el pan no tiene grasas, de manera que si se consume una ración adecuada para cada caso, contribuirá a mantener una dieta equilibrada.

El pan aporta hidratos de carbono que proporcionan energía y ayudan a mantener una composición corporal óptima,  si no se incorporan los mismos en la dieta, la energía se obtiene a través de las proteínas corporales o de la grasa.

Además, el pan contiene vitaminas del grupo B que intervienen en el aprovechamiento de los nutrientes obtenidos de la dieta. También aporta fósforo, magnesio y potasio. Es una fuente excelente de fibra, especialmente el pan integral.

Muchos pensaréis que hacer pan casero es una tarea difícil y que requiere mucho tiempo. En Cocina con Chinchón queremos ofrecer una sencilla y deliciosa receta de Pan de Anís. Os aseguramos que el esfuerzo merece la pena, porsu delicioso sabor y aroma, ideal para merendar en torno a una humeante taza de café.

Descubre nuestras recetas en el blog

Ingredientes

  • 3 cucharadas de Anís Chinchón Dulce
  • 2 cucharadas de semillas de anís
  • 1 1/2 de levadura de panadería
  • 1 1/2 taza de azúcar
  • 1/4 taza de mantequilla
  • 2 3/4 taza de harina de fuerza
  • 2 tazas de harina todo uso
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1 huevo

 

Elaboración

  1. Colocar el Anís Chinchón, las semillas de Anís, y el agua en una cacerola. Llevar a punto de ebullición y dejar enfriar.
  2. Agregar la levadura de panadería al agua anisada (incluyendo las semillas)  incorporar el azúcar y dejar descansar durante 5 minutos.
  3. Añadir la harina, la mantequilla derretida, la sal y mezclar todos los ingredientes.
  4. Lentamente agregar la harina de fuerza y continuar mezclando. Amasar durante 5 minutos hasta obtener una masa elástica y que se despegue de las paredes del recipiente. Agregar más harina si la masa está muy pegajosa.
  5. Dejar reposar la masa durante una hora.
  6. Hacer bolas del tamaño de una pelota de golf, tapar con papel transparente y dejar reposar durante 5 minutos más.
  7. Colocar las bolitas en una bandeja con papel de horno, y pintarlos con huevo batido. Dejar que descansen durante media hora.
  8. Hornear durante 12 -15 minutos, hasta que estén dorados. Servir tibios a temperatura ambiente.

 Y recordad que el pan debe formar parte de la dieta, especialmente de los niños y jóvenes que gastan muchas calorías o de las personas que hacen un esfuerzo adicional como los deportistas o los que trabajan en oficios que requieren un gran esfuerzo físico. 

¿Os animáis a preparar vuestra versión? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Maneras de hacer que vuestros alimentos perduren más tiempo


No hay nada peor, en términos culinarios, que tener que desperdiciar los alimentos.  Algunas veces nos vemos obligados a deshacernos de estos, debido a que muchas tiendas venden grandes cantidades de los mismos y no es posible comprar a medida lo que necesitamos.  Hoy en nuestro blog os dejamos algunas sugerencias de cómo conservar de manera eficiente los alimentos.

La cebollas guardadas en medias pueden durar hasta 8 meses: Coloca las cebollas en medias y separa cada una de ellas con un nudo, puedes ir cortando cada cebolla cuando lo necesites. Esto las mantendrá frescas por mucho más tiempo .

Congela tus cebolletas en una botella de plástico:  Después de lavar, secar muy bien tus cebolletas para que al congelarlas no se quemen. Cortarlas para poder introducirlas a la botella y voila! Listas para utilizar en cualquier preparación.

Hierbas frescas, tratamiento de flores: Para  mantener frescas las hierbas delicadas como por ejemplo el cilantro, el perejil y la albahaca, se deben cubrir con plástico y atarlas con una goma en el tallo.

Las hierbas aceitosas como el tomillo tienen un tratamiento diferente. Simplemente se atan al final y se dejan al aire libre.

 

Cubitos de hierbas. Otra opción a la hora de conservar tus hierbas, es infusionarlas con aceite de oliva. Simplemente hay que colocar las hierbas frescas en cubiteras para el hielo y agregar un poco de aceite, colocar las cubiteras en el congelador. De está forma siempre tendrás cubitos de sabor listos para utilizar. Este método funciona mejor con romero, salvia, tomillo, orégano, eneldo, albahaca y menta.

 

Una solución de vinagre hará que tus fresas se mantengan durante más tiempo. Preparar una mezcla de una parte de vinagre (vinagre de manzana)  y 10 partes de agua. Sumergir las fresas en la solución, colar, enjuagar con un poco de agua y colocar en la nevera.  El vinagre estará totalmente diluido y por tanto  las fresas no tendrán sabor a vinagre. Este simple paso mantendrá la fruta en buen estado hasta dos semanas.

Cebollas con cebollas, patatas con patatas. Nunca mezclar las cebollas con las patatas porque esto hará que se echen a perder más rápido.

Reglas para conservar el queso. Al cortar el queso, coloca un poco de mantequilla o aceite de oliva en el lado que ha sido cortado. De esta manera no se deshidratará.  Además se deberá guardar en papel encerado y luego en una bolsa de plástico, evitando usar papel film .

Mantener las setas en una bolsa de papel. La bolsa o envase de plástico atrapa la humedad y produce moho.  Así que, coloca tus setas en una bolsa de papel dentro del refrigerador o en un lugar fresco y seco.

Conservar la lechuga. Poner la lechuga en un bowl grande y colocar papel absorbente encima de bowl, de manera que el papel absorba la humedad presente en el recipiente, tapar con papel film y guardar en la nevera.

Envuelve la unión de los tallos de los plátanos con papel film, esto hará que se mantengan buenas durante 3 o 5 días más de lo normal .

Y para terminar estos consejos os dejamos con un listado de lo que se debe refrigerar y lo que no.  Esperamos que podáis aplicar estos tips en casa 😉

Alimentos para conservar en temperatura ambiente:

  • Aguacates.
  • Cítricos.
  • Ajo.
  • Kiwi.
  • Melón.
  • Melocotones.
  • Cebollas.
  • Peras.
  • Piña.
  • Patatas.
  • Ciruelas.

Alimentos para refrigerar:

  • Manzanas.
  • Brócoli.
  • Coliflor.
  • Apio.
  • Maíz.
  • Pepino.
  • Berenjena.
  • Jengibre.
  • Uvas.
  • Champiñones.
  • Calabacín.

 

¿Tenéis algún truco que queráis compartir? 😉

facebook twitter instagram

Descubriendo los ingredientes. Capítulo I: Manzanas.

Las manzanas son unas de las frutas más cultivadas alrededor del mundo y de las que existen más variedad. Hay más de mil tipos y cada una tiene un sabor y texturas diferente.  Descubre las características de las  manzanas más utilizadas y sus diferentes usos en nuestra entrada de hoy. 

 

Golden Delicious

Este tipo de manzana es de origen estadounidense y como su nombre indica es de piel suave y amarilla. Deliciosa por su alto contenido en azúcar. Sus usos son diversos ya que son ideales para elaborar platos al horno, salsas o simplemente comerla cruda.

Fuji

Es una variedad creada por los japoneses en 1930 y comenzó a comercializarse en 1962. Procede de una mezcla de distintas manzanas estadounidenses y recibe este nombre por la cuidad donde fue creada, “Fujisaki”. Por ser una manzana muy dulce, es una perfecta candidata para comerla cruda en ensalada, no es recomendable  cocinarla ya que pierde su consistencia.

Red delicious

La típica manzana de Blanca Nieves, roja, brillante, de pulpa blanca, jugosa y con tonos ácidos. No es buena para cocinar ya que pierde su sabor y textura, así que lo ideal es consumirla como snack y  para llevar en las tarteras.

 

Gala

Su país de origen es Nueva Zelanda,  tiene un sabor dulce y textura crujiente, su color oscila entre destellos amarillos y rojos. Al igual que las Fuji pierden su textura al cocinarlas por lo que es mejor comerlas crudas.

 

Granny Smith

Originaria de Australia, posee un color verde brillante, al morderla tiene una textura firme y crujiente y un sabor agrio. Cuando está madura, comienzan a aparecer tonos rojizos. Para los amantes de los sabores ácidos es una opción comerla cruda, sin embargo es la manzana perfecta para cocinar. Es un complemento ideal para los alimentos salados como las cebollas y el queso, además su tono verde alegra y complementa cualquier plato.

 McIntosh

Cada manzana de McIntosh tiene un linaje directo a un solo árbol descubierto en 1796 por John McIntosh  en su granja en Dundelas, una aldea situada en el condado de Dundas en la provincia canadiense de Ontario. Se caracteriza por su color rojo fuerte con una parte amarilla. Posee una pulpa firme, jugosa y aromática y con un toque picante. Es ideal para la elaboración de salsas y compotas.

Y como no podía ser de otra manera os dejamos con una rica receta para honrar a las deliciosas  y diversas manzanas.

 

Cupcakes de Manzana y Caramelo.

(2 docenas)

Ingredientes:

 2 ¼ Taza de Harina todo uso.

1 ½ Cucharada de levadura.

1 ½ Cucharada de canela.

¼ Cucharada de nuez moscada.

½ Cucharada de sal.

Media copita de Anís Chinchón Dulce

1/3 Taza de mantequilla a temperatura ambiente.

2 cucharadas de zumo de limón.

1 taza de manzanas Granny Smith (peladas y ralladas)

 

Frosting de caramelo

1 Taza de mantequilla a temperatura ambiente.

4 tazas de azúcar glass.

¾ de taza de salsa de caramelo (totalmente fría).

 

Salsa de Caramelo

1 taza de azúcar glass.

1/4 de taza de agua.

1/4 de taza de mantequilla.

2/3 taza de nata.

 

Instrucciones de los cupcakes:

Precalentar el horno a 200 grados. En un bowl, mezclar la harina, la levadura, la canela, la nuez moscada y la sal y reservar. En otro recipiente colocar  la mantequilla, el azúcar y batir con la batidora eléctrica hasta que esté cremoso, agregar los huevos uno a uno y colocar el zumo de limón, la vainilla y el Anís Chinchón. Seguir mezclando a velocidad baja y agregar lentamente los ingredientes secos. Agregar las manzanas ralladas y el zumo de las mismas.  Colocar la mezcla en moldes para cupcakes y hornear, a 180 grados, durante 19 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco.  Dejar enfriar y colocar el frosting y un poco de salsa de caramelo para decorar.

 

Instrucciones de la salsa de caramelo:

Para empezar se debe tener todos los ingredientes cerca, ya que es un proceso rápido. En una olla de fondo grueso, colocar el azúcar y el agua, cocinar a fuego medio,  batir constantemente hasta que el azúcar se disuelva y se torne de color ámbar oscuro. Inmediatamente colocar la mantequilla y batir hasta que esta se haya integrado, esperar tres segundos y colocar la nata, mezclar vigorosamente. Dejar que se enfríe y colocar en un frasco de vidrio.

 

Instrucciones del frosting de caramelo.

Batir la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté blanca y cremosa. Añadir el azúcar en polvo y mezclar a velocidad media, agregar la salsa de caramelo y mezclar nuevamente a velocidad alta.

 

¿Te animas a compartir tus recetas con nosotros? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Tradiciones culinarias de Semana Santa

Se acerca Semana Santa y, sin duda alguna, esta época está estrechamente vinculada a la gastronomía, así que preparad vuestro equipaje porque en Cocina con Chinchón realizaremos un viaje por las costumbres gastronómicas de los distintos países.

Italia:

Los huevos, el cordero y los dulces son elementos infaltables de la pascua italiana. Del huevo y de la pastelería se inspiran las tortas saladas como la torta Pascualina, antiguo plato genovés hecho con acelgas huevos y queso.

 

 

La torta de Pascua de queso, es otro plato propio de estas fechas. Originaria de Umbría, es llamada en italiano la “crescia di Pasqua”, y posee la forma de un Panettone, con la diferencia que este, es salado y está hecho de queso.

Un postre típico de estas festividades es el Colomba Pasquale (paloma pascual). La masa original está hecha con harina, mantequilla, huevo, azúcar y la ralladura de naranja confitada, con un rico glaseado con almendra.

 Alemania.

 En Alemania, al igual que en muchos de los países del norte de Europa, se celebra la costumbre de los huevos de pascua. En la cocina berlinesa y del Rhein está el Kartoffelpuffer que es una especie de pasta de patata que se consume típicamente en Semana Santa.

 

 México

 En México se acostumbra comer tortas de camarón como una opción para la abstinencia de carnes rojas. Los “romeritos“, también son típicos de estas festividades, donde se cocina el “mole“, una compleja salsa elaborada a base de diversas especies de chile, pan, chocolate, múltiples especias y semillas oleaginosas.

 Francia

 En Francia, como en Italia, los huevos (les oeufs de Pâques) no son solo para decorar y regalar durante la Pascua, sino también se usan en platos típicos como el quiche y las omelettes. Tan populares son las omelettes durante la Semana Santa, realizan una omelette gigante (a veces de hasta 1000 huevos). Según cuenta la leyenda, empezó cuando Napoleón pidió que se hiciera una omelette para su ejército durante su estancia en el pueblo sureño, Bessières .

 

 

 Estados Unidos.

 En Estados Unidos la costumbre más popular es que se organicen los “Easter egg hunts”, o búsqueda de huevos de chocolate, con los niños. Esto se suele hacer el domingo de Pascua. Las familias esconden huevos de plástico rellenos con algún dulce o pequeño capricho y los niños los encuentran. Los más pequeños piensan que es el conejo de Pascua o el Easter Bunny, es el que trae los huevos.

 

 

 

Perú

 Durante la Semana Santa en la ciudad de Catacaos (Departamento de Piura, Perú) se degusta un tradicional banquete, llamado “Los Siete Potajes”. Este banquete, ya tradicional dentro de la gastronomía peruana, consiste en la degustación de deliciosos platos, en su mayoría basados en pescados y frutos del mar, como: galleta con queso, aceituna y cebiche de cachema, chupe de cangrejo y langostino, sudado de cabrillón, malarrabia con arroz, copus de carnero y finalmente, chicha de jora.

 

¿Habéis probado alguno de estos platos? ¿Tenéis alguna tradición culinaria en Semana Santa? Recordad que si viajáis a alguno de estos países en Semana Santa, no dejéis de probar las delicias culinarias que ofrece cada zona.

Cocina con Chinchón alimentos ricos para llevar a la oficina.

 

Comer en casa es un lujo que muy pocos podemos llevar a cabo, pero esto no debe ser un impedimento para comer sano y delicioso. Hoy os dejamos algunas sugerencias que podéis aplicar para hacer la hora de la comida en la oficina, un momento agradable y sobre todo saludable.

Contenedores Alimentos

Utilizar los recipientes adecuados

Algunos de los recipientes de plástico pueden ser perjudiciales ya que desprenden toxinas en los alimentos o líquidos que los contienen. Es preferible utilizar envases de cristal con la tapa de plástico (tipo tupperware) para almacenar alimentos, ya que el plástico contiene bisfenol A (BPA), PCBs, PBDE, ftalatos, colorantes y otras toxinas.

Se debe evitar las bandejas y vasos de estirofoam (similar al corcho blanco), sobre todo con líquido caliente (máquinas de café), porque además de bisfenol A, desprenden poliestireno, un tóxico muy dañino para el organismo.

Wraps a tu gustoTampoco es recomendable utilizar film transparente o papel de aluminio para conservar los alimentos. La acumulación de aluminio en el cerebro es una de las causas principales de Alzheimer.  Sustituye el papel por las bolsitas de cierre hermético tipo Zip.

Al comprar nuevos recipientes para almacenar la comida, asegúrate de la idoneidad de los contenedores plásticos con el icono que garantiza que es un material apto para entrar en contacto con alimentos. Los plásticos de uso alimentario están indicados en la parte posterior con el dibujo de un envase junto a un tenedor; esto señala que es apto para transportar y para calentar alimentos. Pero resulta más saludable calentar en un plato o contenedor de vidrio ya que tanto la cerámica como el vidrio son los mejores materiales para esta función.

 

Refrigeración y recalentamiento

Recuerda conservar tus alimentos de manera correcta. Lo ideal para los alimentos perecederos es mantenerlos a una temperatura mayor o igual de 5 ºC.

Además, procura recalentarlos a una temperatura adecuada que garantice las mejores condiciones higiénicas. Hay alimentos que se pueden contaminar rápidamente si no tienen refrigeración, por tanto es recomendable elevar la temperatura de calentado. Se trata de una temperatura, denominada higiénica, más o menos equivalente al doble de lo que se hace habitualmente, aproximadamente unos 70 ºc.

verduras_temporada_Chinchon

Platos diversos y equilibrados

Procura realizar platos diversos y nutritivos que contengan hidratos de carbono, proteínas y grasas. Trata de huir de la monotonía y crea platos coloridos. Procura evitar los rebozados, éstos sufren mayor deshidratación y se endurecen, así como los filetes a la plancha. Tampoco es recomendable llevar vegetales como ensaladas de lechuga y tomate, ya que pierden sus propiedades, sin embargo hay un pequeño truco para la lechuga, canónigos, etc, hay que colocar una servilleta de papel dentro del contenedor, separar el resto de los ingredientes y el aderezo, de esa manera se evita la oxidación de la lechuga.

Los asados y platos en salsas son ideales para llevar ya que mantienen su sabor y textura.

Una ensalada de pasta servida en un bonito contenedor de vidrio puede ser una opción para comenzar a llevar comida saludable al trabajo. Incorpora siempre productos frescos y de temporada para que así la hora de la comida see un momento agradable y de deleite de sabores.

Ensalada de pasta Cocina Con Chinchón

Ingredientes

  • 400 g de pasta
  • 2 cebolletas
  • 2 pimientos rojos
  • 2 tomates rojos
  • 1 calabacín
  • Aceitunas negras
  • 200 g de setas de temporada
  • 1 lata de 250 g de bonito en conserva
  • 100 g de parmesano en láminas
  • Maiz dulce.

Para la vinagreta:

  • 50 ml de vinagre balsámico
  • Un poco de sal
  • 200 ml de aceite de oliva

Preparación:

  1. Lavar el pimiento, el calabacín, los tomates y las setas.
  2. Picar las cebolletas y sofreírlas con un poco de aceite.
  3. Añadir las setas (troceadas si son grandes), el calabacín y el pimiento en dados.
  4. Incorporar el tomate, pelado y sin semillas, picado en dados.
  5. Sofreír todo 1 minuto, dejándolo al dente, y reservar.
  6. Cocer la pasta según las indicaciones del fabricante, enfriarla bajo el grifo y reservarla con un poco de aceite.

Mezclar la pasta con las verduras tibias y el atún, el maíz y las aceitunas, aliñarla con la vinagreta y  colocar las láminas de queso parmesano.

¿Cuál es tu receta preferida para llevar al trabajo? ¡Compártela con nosotros! 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Confort Food, una forma de recordar los buenos y clásicos platos.

 

Cuatro palabras describen este tipo de alimentos: nostálgicos, reconfortantes, honestos y deliciosos. Confort Food, son aquellos platos ligados a la infancia, que solo con su olor, nos trasladan a los más dulces recuerdos, alimentan nuestro espíritu, y nos dan una sensación emocional de bienestar, aunque no sea la receta más saludable o sofisticada del mundo.

Ese término anglosajón, pretende la revalorización de la cocina casera y de los sabores tradicionales, hoy en día es más común encontrar restaurantes donde se sirven platos sencillos, agradables al alma y al paladar.

 

La Psicología de los alimentos.

Un estudio de la Universidad de Cornell, reveló que la elección de la “comida confortable” depende de diversos factores y uno de ellos es el género. Se les preguntó a un grupo de hombres y mujeres, qué comida les proporcionaba  tranquilidad y satisfacción, las mujeres señalaron alimentos como los helados, chocolate y galletas. En cuanto a los hombres, eligieron sopas, pastas, y helados. Los psicólogos dedujeron que los hombres prefieren comidas caliente y más elaboradas, esos mismos alimentos a las mujeres les recuerdan todo el trabajo que requiere su preparación.

Otro factor que, de acuerdo a la investigación, afecta la elección del Confort Food, es el estado de ánimo. Contrariamente a la creencia popular, tendemos a comer este tipo de alimentos como recompensa y no cuando estamos deprimidos. Alrededor del 86% de los encuestados dijeron que buscan alimentos confortables mientras están en un estado de ánimo feliz, frente al 36% que admitió comer estos alimentos cuando estaban deprimidos.

Lo interesante de esta corriente es que nos permite hacer una introspección, recordar y valorar aquellos platos que tienen un significado sentimental para nosotros. Rescatar aquellos ingredientes frescos y autóctonos que nos dan una experiencial sensorial mayor que la que tendríamos en un restaurante moderno.

Atreveos a hacer un buen cocido, una fabada, una tortilla de patata o una paella con la receta de la abuela y veréis que vuestro esfuerzo será gratamente recompensado.

 

 

Aquí os dejamos el enlace de un postre que sin duda está entre la lista de comida confortable. Las deliciosas y aromáticas “Torrijas de Anís Chinchón Ver receta

 

facebook twitter instagram

Mero a la sal con toque Chinchón

merosalchinchon

El Mero es uno de los pescados más famosos de la cocina Española, por la firmeza de su carne y su potente y agradable sabor.

Nutricionalmente es uno de los pescados más completos, ya que aporta buenas cantidades de proteínas, minerales y vitaminas, teniendo a la vez un aporte calórico realmente muy bajo, por lo que también es ideal en dietas.

Además, es perfecto para las personas con problemas de colesterol, o para aquellas personas que sufren del estómago, ya que se digiere con una gran facilidad.

Hoy os traemos una receta diferente, especiada, exótica y deliciosa utilizando el mero como protagonista.

Ingredientes:

  • 1 mero entero, de aproximadamente 3 kilos.
  • 6 kilos de sal marina gruesa.
  • 1 cabeza de ajo.
  • 5 rodajas delgadas de naranja.
  • 1 limón cortado en finas rodajas.
  • 4 hojas de laurel.
  • Medio pimiento morrón picado en julianas.
  • 4 ramitas de tomillo.
  • 4 raíces de cilantro.
  • 1 copita de Anís Chinchón seco.
  • 3 unidades de pimienta de Jamaica.

Preparación.

  1. Retirar las escamas y agallas del pescado. Lavar muy bien y secar con papel absorbente.
  2. Hacer una abertura, pequeña, por el vientre y limpiar el pescado por dentro, con la ayuda de un cuchillo pequeño separar la carne a cada lado del espinazo, pero sin llegar al lomo.
  3. Rellenar la abertura con el ajo, ya triturado, la pimienta de Jamaica, el pimiento, el laurel, el tomillo, el cilantro, las rodajas de limón y naranja y finalmente rociar el interior con Anís Chinchón.
  4. Cerrar la abertura con palillos o cosiéndolo.
  5. En una bandeja con profundidad, colocar una capa de 3 cm de alto de sal. Colocar el pescado sobre esta capa y cubrir por completo con el resto de la sal.
  6. Hornear durante 45 minutos a 200ºC. Retirar del horno y dejar reposar.
  7. Con un martillo de cocina, romper la capa de sal de la superficie y retirar el exceso que cubre el pescado, teniendo cuidado de no romper la piel.

Servir con cuidado y disfrutar de esta diferente y rica receta que esperamos que os animéis a hacer.

facebook twitter instagram

 

 

 

 

 

Los trucos del chef con Anís Chinchón

Hoy queremos agrupar algunos consejos que seguro ya conoces o has oído hablar de ellos, sin embargo a pesar de ser reglas básicas a la hora de cocinar, no está de más recordarlas y tenerlas siempre presentes ya que son sin duda detalles que marcan la diferencia a la hora de tener éxito en una preparación culinaria.

 

¡Contrarresta la sal!

¿Te has pasado de sal? No hay problema!!!  Contrarréstala con un toque de vinagre esté aportará al plato acidez y dulzura.

 

No recargues la sartén

Para un plato con sabores intensos no coloques demasiados ingredientes en la sartén, ya que esto alterará la temperatura, y los alimentos se cocinarán al vapor, en vez de salteados o caramelizados. Además el tiempo de cocción será mayor y el sabor será menor.

 

 

Todos los ingredientes deben caber cómodamente en una sola capa, usa siempre una sartén lo suficientemente grande, o cocina en grupos de alimentos si es necesario.

 

Salar y refrigerar el pollo antes de cocinarlo.

Para conseguir una piel de pollo crujiente,  lo ideal es salar el pollo el día antes de cocinarlo y dejarlo en la nevera.  El aire y la sal harán que este elimine el resto de agua, de tal forma que al cocinarlo la piel quedará más dorada.

 

Esperar un poco antes de cortar la carne.

Cortar la carne justo después de sacarla del grill o del horno hará que se pierdan los jugos que circulan por el calor residual y traerá como consecuencia que dichos jugos se desparramen por el plato. Lo ideal es esperar que la carne repose.

Esperar 5 minutos si se trata de una hamburguesa o pollo a la barbacoa, si se trata de un filete esperar 7 minutos y si es un pavo al horno dejar reposar por lo menos 15 minutos.

Usar un poco de agua de la cocción de la pasta

Guardar una taza del agua de cocción de la pasta antes de colarla. Y si la salsa necesita un poco de liquido antes de servirla utilízala, ya que es rica en almidón lo que permitirá darle mejor textura a tu plato.

 

Cuida tus sartenes de teflón

El teflón se deteriora con las altas temperaturas así que reserva tus preciadas sartenes de teflón para platos rápidos como omelets o un salteado de verduras.

 

Obtén más zumo de tus cítricos

Si quieres obtener hasta el doble de zumo de un limón o naranja, mételo 15 segundos al microondas antes de exprimirlo 😉

 

Prueba todo lo que cocines

 La mejor manera de verificar y rectificar sabores es degustando las preparaciones. Prueba al menos 3 veces los alimentos durante el proceso de elaboración del plato, esto te permitirá ajustar a tiempo los condimentos necesarios.

 

Seca la carne y el pescado

La humedad superficial que posee la carne o el pescado al cocinarlo impide una correcta cocción de dichos alimentos. Lo ideal es secar bien con ayuda de un paño seco y quitar cualquier tipo de humedad que pueda quedar tanto externa como interna. De esta forma la carne no desprenderá líquidos indeseados a la hora de colocarla en el calor.

 

Colar la pasta antes de que esté completamente cocinada

Para conseguir una pasta al dente, colar un minuto antes de lo que indica las instrucciones del fabricante.  Mezcla la pasta con la salsa aun caliente en la olla de esta forma se terminará de cocinar perfectamente en la misma.

 

Dar importancia a la presentación

La comida caliente debe estar servida en platos calientes. Antes de emplatar,  calienta la vajilla en el horno a temperatura mínima durante 5 minutos. En caso de que la comida sea fría como ensaladas de verano, coloca los platos en el congelador de esta forma se avivará la frescura de la receta.

Da un toque de frescura a tus verduras

Antes de cocinar la verduras dales un baño de agua fría.  Al estar refrigeradas estas se marchitan por la falta de agua. Pasarlas por un poco de agua fría penetrará en sus células reavivando su frescura.

 

Precaución máxima al utilizar la tabla de trabajo

Evita accidentes colocando un paño húmedo debajo de la tabla de picar, de esta manera no se resbalará o moverá.

Para picar algún alimento, como por ejemplo, cebollas, primero se debe picar por la mitad y una vez hecha una base, es mas fácil maniobrar para cortar de la forma deseada.

 

¡Son muchos los trucos a la hora de cocinar! Anímate a aplicarlos en tu próxima receta, y si tienes algún secretito no dudes en compartirlo con nosotros 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram