Mermeladas de frutas con un toque de Anís Chinchón

Esta semana os tenemos una sorpresa muy dulce… ¡Mermeladas de frutas! Comenzaremos con dos deliciosas recetas que nos endulzarán el día: Mermelada de Limón con un toque de Anís Chinchón y Mermelada de Kiwi. 😉

 

MERMELADA DE LIMÓN

Mermelada de Limón

INGREDIENTES:

1 kg. de limones.

500 gr. de azúcar.

1 cucharada de sal.

200 ml. de agua.

1 cucharada de Anís Chinchón.

 

PREPARACIÓN:

Lavar los limones y cortar en rodajas finas.

Colocar los limones en un bol cubiertos de agua con la sal y dejar reposar durante 24 horas en la nevera.

Una vez transcurridas las 24 horas, escurrir y cubrir nuevamente con agua durante 12 horas más.
Poner los limones en una cacerola con agua y hervir hasta que se ablanden ligeramente.
Escurrir y colocar los limones en una cacerola grande, añadir el azúcar, el agua y cocer a fuego lento, sin dejar de mover a menudo hasta espesar.
Con la ayuda de la cuchara para revolver, partir en trozos pequeños los limones. Añadir el Anís Chinchón.
Poner la mermelada en tarros de cristal previamente esterilizados, tapar y hacer el vacío, bien sea dejándolo hervir durante 10 minutos o poniéndolos boca abajo durante 24 horas.

 

MERMELADA DE KIWI

Mermelada de Kiwi

INGREDIENTES:

1 kg. de Kiwis maduros y sin piel.

500 gr. de azúcar moreno de caña.

1 Limón (ralladura y el zumo)

 

PREPARACIÓN:

Pelar los kiwis, y con la licuadora hacer un puré. Añadir el azúcar, la ralladura y el zumo del limón. Mezclar y en una cacerola grande, preferiblemente de acero inoxidable, calentar a fuego lento, sin dejar de remover, hasta disolver el azúcar.

Llevar a ebullición y cocer, remover frecuentemente durante 20 minutos.

Para comprobar el punto de la mermelada, colocar una cucharadita de mermelada en un plato frío de la nevera: si al empujar con el dedo se arruga nuestra mermelada ya está lista; en caso contrario, cocer durante 5 minutos más.

Verter la mermelada en tarros previamente esterilizados (en agua hirviendo durante 20 minutos). Cerrar y poner boca abajo durante 24 horas para hacer el vacío.

Es recomendable dejar reposar la mermelada por lo menos 2 semanas para que la textura y sabor estén más asentados.

 

Esperamos os animéis a preparar estas deliciosas mermeladas y deis rienda suelta a vuestra imaginación para crear recetas con hojaldres y mermeladas como estos bollitos tan fáciles de hacer 🙂     

Hojaldres con mermeladas

 

facebooktwitterinstagram

Print Friendly