Galletas anisadas con forma de setas

 

galletasanisadasdeco

Esta receta es muy fácil y divertida, sobretodo si la haces en familia o con tus amigos. También podéis pintarlas y dar rienda suelta a la imaginación, ponerle  cobertura de chocolate y por su puesto, siempre está invitado ese toque de Anís Chinchón que alegra tus recetas. 😉

 

Ingredientes

¼ taza de Buttermilk, a temperatura ambiente.

½ taza de azúcar glass.

2 huevos.

¼ taza de yogur natural.

¾ taza miel.

4 tazas de harina todo uso.

1 ½ cucharadita levadura en polvo.

1 cucharadita de canela.

¼ cucharadita de nuez moscada.

½ cucharadita de jengibre.

 

Ingredientes para el glaseado con Anís Chinchón:

2 tazas de azúcar en polvo.

¼ taza de agua.

1 cucharada de Anís Chinchón.

1 cucharada de cacao en polvo.

 

gallenasanisadas

Elaboración

Combinar la harina, la levadura en polvo y las especias en un tazón mediano y reservar.

Colocar el buttermilk en un recipiente y añadir los huevos, mezclando bien después de cada adición.

Agregar el yogur y la miel.

Poco a poco, añadir la mezcla de harina y mezclar hasta que esté bien combinada.

Dejar enfriar durante una hora.

Precalentar el horno a 190ºC, preparar las bandejas para hornear con papel para horno o láminas de silicona.

Una vez que la masa esté fría, con la ayuda de una cuchara, sacar las porciones de masa para las tapas de las setas. Formar bolas redondas con las manos y luego hacer una muesca en la parte inferior con el extremo de una cuchara de madera. Presionar suavemente para no aplastar demasiado la masa. Colocar el lado inferior hacia abajo en una bandeja para hornear.

Para los tallos, hacer un rollo de media cucharada de masa aproximadamente, con un extremo en punta y el otro ligeramente plano. Colocar los tallos en una bandeja de horno separado de las tapas.

Hornear de 10 a 12 minutos para las tapas  y de 8-10 minutos los tallos. Una vez frías las tapas, repasar el agujero ligeramente, para asegurar que se puedan pegar los tallos. Emparejar los tallos y las tapas para que estén listos para ser unidos.

 

Para el glaseado de Anís Chinchón:

Combinar el azúcar, el agua y el Anís Chinchón. Mojar la punta de los tallos en el glaseado, dejar que gotee el exceso de glaseado e insertar en el agujero de la tapa. Reservar y dejar que se sequen por completo.

Añadir el cacao en polvo al glaseado restante y mezclar. Sumergir cuidadosamente las tapas en el glaseado y dejar secar en una rejilla.

 

Estas galletas se mantienen bien a temperatura ambiente en un recipiente hermético hasta una semana. 🙂

 

¡Qué las disfrutéis!

facebooktwitterinstagram

 

Print Friendly