El pesto

Piñones, albahaca y mortero ChinchonEl aroma penetrante de la albahaca, su color verde y su mezcla de texturas hacen que sea una de las salsas más veneradas a nivel mundial.
Son innumerables los beneficios que nos aporta la albahaca: mejora la circulación, desintoxica la sangre, alivia problemas digestivos, puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre, etc. Si a todo esto le sumamos lo beneficios del aceite de oliva virgen extra y de los piñones (ambos antioxidantes), el resultado será un alimento muy sano y beneficioso para nuestra salud. (1 porción de pesto contiene 160 calorías aproximadamente).
Una de sus variantes es el pesto rojo, elaborado a base de tomates deshidratados, nueces y albahaca.

El nombre “Pesto” proviene de la palabra genovesa “pestare”, lo que significa “machacar en un mortero”, utensilio principal para su preparación.

Se recomienda acompañar con pastas largas y se le deben añadir un par de cucharadas del agua de cocción de la pasta a la salsa para aligerar el espesor.

Pesto tradicionalPesto tradicional

Ingredientes

70 gramos de albahaca
60 gramos de piñones
2 dientes de ajo
120 ml de aceite de oliva virgen extra
115 g de queso parmesano rallado
25 gr de queso pecorino

Elaboración

En una sartén, dorar un poco los piñones.
Con la ayuda de un mortero, triturar la albahaca, los ajos y los piñones hasta obtener una pasta homogénea.
Añadir 60 ml del aceite de oliva virgen extra y batir hasta que la pasta tenga una consistencia cremosa. Incorporar el resto del aceite poco a poco, en forma de hilo y sin dejar de batir para lograr una buena emulsión.
Añadir los quesos y remover con la ayuda de una cuchara de madera. Añadir sal y pimienta al gusto.

Recordad que si queréis una salsa más ligera, podéis añadir un poco del agua de la cocción de la pasta.

Pesto rojoPesto rojo

Ingredientes

1 taza de aceite de oliva virgen extra
2 tazas de tomates deshidratados
2 dientes de ajo, picados
1 ½ tazas de nueces
½ taza de queso parmesano rallado
¼ taza de queso pecorino
3 tazas de hojas de albahaca fresca, lavada y seca

Elaboración

Añadir agua hervida a un bol, agregar los tomates deshidratados y dejar reposar.
En una sartén, calentar el aceite de oliva a fuego medio, una vez caliente, apagar y añadir los dientes de ajo picados hasta que doren. Añadir las nueces y mezclar. Reservar.
Colocar los tomates y reservar el agua. En el bol, colocar los tomates y la albahaca y triturar, incorporando la mezcla del aceite, el ajo y las nueces. Para finalizar, incorporar el queso parmesano y mezclar.
Si queréis obtener una salsa menos espesa, añadir un poco de agua en la que se han hidratado los tomates.

 

Recordad que el pesto también lo podéis incluir para aderezar vegetales asados, sándwiches, ensaladas, deliciosos hojaldres, etc.Hojaldres al pesto

 

 

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Print Friendly