Descubriendo los ingredientes. Capítulo I: Manzanas.

Las manzanas son unas de las frutas más cultivadas alrededor del mundo y de las que existen más variedad. Hay más de mil tipos y cada una tiene un sabor y texturas diferente.  Descubre las características de las  manzanas más utilizadas y sus diferentes usos en nuestra entrada de hoy. 

 

Golden Delicious

Este tipo de manzana es de origen estadounidense y como su nombre indica es de piel suave y amarilla. Deliciosa por su alto contenido en azúcar. Sus usos son diversos ya que son ideales para elaborar platos al horno, salsas o simplemente comerla cruda.

Fuji

Es una variedad creada por los japoneses en 1930 y comenzó a comercializarse en 1962. Procede de una mezcla de distintas manzanas estadounidenses y recibe este nombre por la cuidad donde fue creada, “Fujisaki”. Por ser una manzana muy dulce, es una perfecta candidata para comerla cruda en ensalada, no es recomendable  cocinarla ya que pierde su consistencia.

Red delicious

La típica manzana de Blanca Nieves, roja, brillante, de pulpa blanca, jugosa y con tonos ácidos. No es buena para cocinar ya que pierde su sabor y textura, así que lo ideal es consumirla como snack y  para llevar en las tarteras.

 

Gala

Su país de origen es Nueva Zelanda,  tiene un sabor dulce y textura crujiente, su color oscila entre destellos amarillos y rojos. Al igual que las Fuji pierden su textura al cocinarlas por lo que es mejor comerlas crudas.

 

Granny Smith

Originaria de Australia, posee un color verde brillante, al morderla tiene una textura firme y crujiente y un sabor agrio. Cuando está madura, comienzan a aparecer tonos rojizos. Para los amantes de los sabores ácidos es una opción comerla cruda, sin embargo es la manzana perfecta para cocinar. Es un complemento ideal para los alimentos salados como las cebollas y el queso, además su tono verde alegra y complementa cualquier plato.

 McIntosh

Cada manzana de McIntosh tiene un linaje directo a un solo árbol descubierto en 1796 por John McIntosh  en su granja en Dundelas, una aldea situada en el condado de Dundas en la provincia canadiense de Ontario. Se caracteriza por su color rojo fuerte con una parte amarilla. Posee una pulpa firme, jugosa y aromática y con un toque picante. Es ideal para la elaboración de salsas y compotas.

Y como no podía ser de otra manera os dejamos con una rica receta para honrar a las deliciosas  y diversas manzanas.

 

Cupcakes de Manzana y Caramelo.

(2 docenas)

Ingredientes:

 2 ¼ Taza de Harina todo uso.

1 ½ Cucharada de levadura.

1 ½ Cucharada de canela.

¼ Cucharada de nuez moscada.

½ Cucharada de sal.

Media copita de Anís Chinchón Dulce

1/3 Taza de mantequilla a temperatura ambiente.

2 cucharadas de zumo de limón.

1 taza de manzanas Granny Smith (peladas y ralladas)

 

Frosting de caramelo

1 Taza de mantequilla a temperatura ambiente.

4 tazas de azúcar glass.

¾ de taza de salsa de caramelo (totalmente fría).

 

Salsa de Caramelo

1 taza de azúcar glass.

1/4 de taza de agua.

1/4 de taza de mantequilla.

2/3 taza de nata.

 

Instrucciones de los cupcakes:

Precalentar el horno a 200 grados. En un bowl, mezclar la harina, la levadura, la canela, la nuez moscada y la sal y reservar. En otro recipiente colocar  la mantequilla, el azúcar y batir con la batidora eléctrica hasta que esté cremoso, agregar los huevos uno a uno y colocar el zumo de limón, la vainilla y el Anís Chinchón. Seguir mezclando a velocidad baja y agregar lentamente los ingredientes secos. Agregar las manzanas ralladas y el zumo de las mismas.  Colocar la mezcla en moldes para cupcakes y hornear, a 180 grados, durante 19 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco.  Dejar enfriar y colocar el frosting y un poco de salsa de caramelo para decorar.

 

Instrucciones de la salsa de caramelo:

Para empezar se debe tener todos los ingredientes cerca, ya que es un proceso rápido. En una olla de fondo grueso, colocar el azúcar y el agua, cocinar a fuego medio,  batir constantemente hasta que el azúcar se disuelva y se torne de color ámbar oscuro. Inmediatamente colocar la mantequilla y batir hasta que esta se haya integrado, esperar tres segundos y colocar la nata, mezclar vigorosamente. Dejar que se enfríe y colocar en un frasco de vidrio.

 

Instrucciones del frosting de caramelo.

Batir la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté blanca y cremosa. Añadir el azúcar en polvo y mezclar a velocidad media, agregar la salsa de caramelo y mezclar nuevamente a velocidad alta.

 

¿Te animas a compartir tus recetas con nosotros? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Print Friendly