Descubre con Anís Chinchón famosos mitos y verdades sobre la cocina.

 ¿Conocéis algún mito culinario? ¡Compartidlo con nosotros!

A la hora de cocinar seguimos ciertas reglas o procedimientos que realizamos por que alguien alguna vez no los dijo, quizás algún abuelo, amigo o conocido, o a lo mejor son costumbres que han pasado de generación en generación. Seguramente os habéis preguntado si realmente son ciertas estas costumbres para cocinar,  por esta razón nuestra publicación de hoy está orientada a desvelar algunos misterios culinarios.

¿Sellar la carne la hace más jugosa?

¡Falso! Este mito nace en el siglo XIX cuando el químico alemán Justus von Liebig propuso que mediante la cocción de la carne a altas temperaturas se crearía un sellado formando una capa gruesa que impediría que se escapasen los jugos.

La cocina científica ha demostrado mediantes simples experimentos que el proceso no es verídico. La corteza que se forma al dorar un solomillo no es en absoluto impermeable al agua.

Sin embargo, esta practica es ideal  para cocinar deliciosos filetes ya que el sellado de las carnes exalta el sabor de las mismas mediante un proceso químico llamado reacción de Maillard o “browning”, lo que explica molecularmente su buen sabor. Esta reacción no solo se da en la carne sino también en las verduras y el pescado, incluso en el arroz (socarrat).

¿Agregar la sal en el punto de ebullición hace que los alimentos se cocinen más rápido?

¡Falso! Científicamente, añadir sal al agua altera el punto de ebullición, pero la concentración de sal disuelta en el agua está directamente relacionada con el aumento de la temperatura de ebullición.  Para notar una disminución del tiempo, habría que salar tanto el agua, que sería imposible de comer.

¿Se debe descongelar la comida a temperatura ambiente?
¡Falso! Descongelar por ejemplo, un pollo a temperatura ambiente duplica las bacterias nocivas. La forma ideal de hacerlo es descongelar los alimentos en la nevera, o el microondas utilizando una bolsa de plástico.

No se debe aclarar las setas con agua

¡Falso! Las setas son porosas al agua, pero un enjuague no hará mucha diferencia en el resultado final del plato. Y además garantiza que se consuman hongos limpios.  Así que si es necesario, no tengáis miedo a lavar vuestras setas.

¿Dejar la semilla del aguacate en el guacamole evitará que se ponga negro?

¡Falso! El guacamole se vuelve negro por el contacto con el aire (oxidación). Para evitar esto, lo mejor es cubrirlo con papel de aluminio o film,  presionando directamente sobre el guacamole,  para que no esté en contacto con el aire.

¿Los alimentos deben enfriarse a temperatura ambiente antes de ser refrigerados?

¡Verdadero! Lo recomendable es dejar enfriar los alimentos por lo menos dos horas, ya que el frio ayuda a mantener las propiedades de los mismos. Si se guarda un alimento caliente, alterará la temperatura de la nevera  y se perdería la refrigeración de los demás alimentos que se tengan en la misma.


Print Friendly