Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

Trucos de cocina

La miel, sus beneficios y algunas recetas

 Miel

Desde los antiguos egipcios o los griegos, venimos escuchando diversas referencias históricas en las que nos muestran sus usos y beneficios a lo largo del tiempo.

Los beneficios para la salud en general son muchos; nos ayuda a mitigar el hambre y el cansancio por ser una gran fuente de energía, fortalece el sistema inmunológico, es de fácil digestión y tranquilizante. También ayuda al alivio de enfermedades respiratorias, infecciones de garganta y por si fuera poco, ayuda a curar heridas ya que es un excelente antiséptico.

Gracias a su baja concentración de agua, la miel es un excelente conservante natural. Podemos encontrar muchas variedades de miel y cada una tiene sus propiedades y fines diferentes, aunque se pueden clasificar en 4 tipos:

Miel multifloral: formada a partir de muchas flores.

Miel monofloral: en su composición abunda una especie en concreto haciendo que su polen predomine sobre el resto. Es transparente y se solidifica con el tiempo dependiendo de su procedencia vegetal y de la temperatura.

Miel de bosque: es producida por las abejas a partir de las secreciones de ciertas plantas o insectos que ingieren la salvia. Este tipo de miel suele ser menos dulce, de color oscuro, se solidifica con dificultad, y por lo que exhibe olores y sabores especiados y resinosos.

Miel de mielato: procede de pinares, lo que le otorga un peculiar sabor a pino.

El color y sabor que distingue a la miel puede variar desde el amarillo claro hasta el café rojizo, esto según el tipo de flor de donde se extrajo y el tipo de abeja que la produjo.

Otra característica atractiva de la miel es que está compuesta de azúcares simples (monosacáridos)lo que significa que es asimilada directamente una vez entra en el sistema digestivo. Se debe procurar consumir miel cruda, que solo haya sido colada y clarificada y evitar las que han sido pasteurizadas y filtradas, ya que todos los componentes vivos, como las enzimas, el polen y proteínas son desnaturalizadas por el proceso de pasteurización y el filtrado industrial.

miel chinchon

La miel puede sustituir perfectamente el azúcar en casi cualquier receta, pero no en todas. Una de las ventajas de cocinar con miel es que se convierte en un preservante natural y mantiene los productos horneados más suaves y húmedos por un mayor periodo de tiempo. Las mieles de sabores delicados deben ser utilizadas en recetas con ingredientes de sabores de la misma naturaleza, de lo contrario, los sabores fuertes de la miel pueden afectar el sabor final de nuestro producto.

No se recomienda el uso de la miel en cremas pasteleras u otros productos suaves, pues cambia la esencia del sabor de la receta y la textura del producto final.

En el mundo de la gastronomía la miel nos puede acompañar en muchas aventuras y recetas… desde un delicioso té aromatizado con Anís Chinchón acompañando unas galletas de miel… unos Cupcakes con frosting de miel o unas berenjenas crujientes con miel y por qué no, queso de cabra 😉

 

Frosting de miel

Ingredientes

2 claras de huevos

15 ml de zumo concentrado de piña o de limón (2 cucharadas)

¾ de taza de miel suave (en baño de maría)

 

Elaboración

En una cacerola, añadir todos los ingredientes y batir constantemente con una batidora de mano, cocer hasta que se formen picos firmes. Remover del calor y continuar batiendo hasta obtener una consistencia para untar.

 

Galletas de miel

Ingredientes: (para 4 docenas de galletas)

2 tazas de harina.

1 cucharadita de sal.

1 cucharadita de levadura en polvo.

½ taza de mantequilla.

1 taza de miel.

½ taza de crema agria.

2 cucharaditas de vainilla.

2 tazas de pasas.

1 taza de avena.

1 taza de nueces en trozos.

 

Elaboración

En un tazón pequeño, combinar la harina, la sal, la levadura en polvo y reservar En un tazón más grande, cremar la mantequilla e incorporar poco a poco la miel. Hacer lo mismo con la crema agria y la vainilla. (Si no disponemos de crema agria podemos realizarla mezclando un poco de yogur y crema de queso) Incorporar la mezcla de harina y el resto de los ingredientes. Cubrir y refrigerar durante 30 minutos. Verter con una cuchara la mezcla sobre una bandeja engrasada de horno.

Hornear a 160ºC entre 20 – 25 minutos o hasta que estén dorados. Remover del horno y dejar reposar unos minutos antes de transferir a una rejilla para que terminen de enfriar.

 

Berenjena Miel

Berenjenas crujientes con miel

Ingredientes

Berenjenas cortadas en rodajas finas.

Aceite de oliva

Sal

 

Elaboración

Precalentar el horno a 180º C.

Colocar las berenjenas en una placa de horno y se pintan con un poco de aceite de oliva y sal. Hornear durante 15  minutos – 20 minutos o hasta que estén doradas. Servir y verter la miel encima de las berenjenas. Se puede acompañar con una rodaja de queso de cabra 😉

 

Algunos consejos al sustituir el azúcar en algunas recetas

  • Reducir 10º la temperatura de hornear para evitar que se dore más de la cuenta.
  • Sustituir ¾ de taza de miel por cada taza de azúcar.
  • Al medir la miel, es recomendable untar con un poco de aceite la cuchara o la taza de medir, de esa forma la miel escurrirá por completo evitando adherirse al utensilio.
  • Se debe disminuir el volumen total de líquidos a una cuarta parte por cada taza de miel.

¡Comparte con nosotros tu receta preferida!

facebooktwitterinstagram

El hojaldre y su historia

La mayoría sentimos una atracción especial hacia el hojaldre, esa polifacética masa que se deja moldear de diversas maneras pero, ¿qué sabemos sobre su origen?.Hojaldre Anís Chinchón

Algunos autores afirman que fue el pastelero francés, Claude Lorrain (también conocido como Claude Gellée), quien alrededor de 1613, se encontraba elaborando bases para unos populares pasteles en esa época, con una masa que llevaba gran cantidad de mantequilla (por lo cual el resultado era ligero y crujiente) pero al final de la preparación se dio cuenta que había olvidado integrar este ingrediente por lo que para enmendar su error, estiró la pasta lo más delgada posible y la untó de mantequilla, después dobló y estiró la masa repetidas veces para ocultar su falta. La gran sorpresa fue ver que el resultado de su descuido produjo una masa mucho más crujiente y ligera. Como se ve, el descubrimiento del hojaldre fue laborioso, pues no consiguió la perfección hasta después de muchos ensayos. Al principio Lorrain no comprendió que la delicadeza de la pasta era debida a la manera de doblarla, hasta que descubrió que el quid era el plegado alternado.

Se sabe que ya existían masas parecidas al hojaldre desde los griegos y árabes, pero eran elaboradas con aceite en lugar de mantequilla o sobreponiendo finas capas de masa una arriba de otra para dar un producto ligero similar al actual hojaldre.

Hoy en día disfrutamos de una gran variedad de productos elaborados con esta masa, ya sean salados o dulces, todos disfrutamos de la ligereza y lo crujiente de su resultado.

 

Ingredientes

 

  • 500 gr de harina blanca de fuerza
  • 250 ml de agua fría
  • 75 gr de mantequilla sin sal derretida
  • 2 cucharaditas de sal
  • 300 gr de mantequilla sin sal

 

Elaboración

 

Tamizar la harina sobre una superficie fría y hacer un hueco en el centro (tipo volcán). Agregar el agua, la mantequilla derretida y la sal. Mezclar todo con los dedos.

Con una espátula o rasqueta de pasta, trabajar la mezcla de harina y mantequilla hasta que se formen unos grumos sueltos. Añadir más agua si la pasta está seca.

 

ChinchónHojaldre Hacer una bola con la pasta. Realizar dos cortes en forma de cruz en la parte superior y envolver en papel sulfurizado (papel de horno) enharinado y enfriar 30 minutos.
Chinchónhojaldre Sobre una superficie fría, aplanar la mezcla básica y extender con el rodillo formando una cruz y dejandoun montículo en el centro.
HojaldreChinchon Poner el cuadrado de mantequilla en el centro de la cruz. Doblar cadapunta, estirando ligeramente la pasta para cubrir totalmente la mantequilla.Espolvorear con la harina la superficie de trabajo y pasar el rodillo por encima de la pasta para sellar bienlos bordes; extender la pasta hasta formar un rectángulo.
hojaldrechinchon1Extender la pasta hasta formar un rectángulo de 20 X 45 cm. Doblar el tercio inferior hacia el centro.Doblar el tercio superior de la pasta sobre los tercios ya doblados y con la ayuda de un pincel eliminar el  exceso de harina.La pasta debe formar un cuadrado, tener tres capas y los bordes deben coincidir. Darle la vuelta.
hojaldreanischinchon Dar un cuarto de vuelta al cuadrado, de forma que el borde expuesto quede a la derecha, como si la pastafuese un libro. Presionar delicadamente los bordes para sellarlos.
anischinchonhojaldreExtender la pasta hasta obtener un rectángulo de 20 X 45 cm. Doblar de nuevo en tercios; sellar los bordes. Enfriar en la nevera durante 30 minutos. Volver a extender, doblar y dar la vuelta a la pasta dos veces mas.

Consejos

 

  • Preparar el hojaldre en una habitación fría y sobre una superficie de mármol.

 

  • Preparar el hojaldre un día antes de utilizarlo, de esta forma será mucho más fácil de manejar y dar forma.

 

  • Una vez envuelta la mantequilla en la pasta básica, ponerla en la nevera 30 minutos más para qumarcarhojaldree ambos componentes tengan la misma temperatura.

 

  • Marcar la pasta para recordar el número de vueltas.

 

  • Para que la pasta suba uniformemente, es esencial enfriarla bien después de cada segunda vuelta y se le han de hacer unos cortes antes de hornear.

 

  • Para más seguridad, enfriar la pasta en la nevera por última vez durante 30 minutos una vez se haya cortado en la forma deseada.

 

  • Utilizar un termómetro de horno para que la pasta se hornee a la temperatura correcta. Si el horno está demasiado frío la mantequilla de la pasta se derretirá y el hojaldre no subirá correctamente.

 

Hagamos un breve repaso:

Preparar una pasta con la harina, el agua, la mantequilla derretida y la sal. Ablandar ligeramente los 300 g de mantequilla y formar con ella un cuadrado de 2 cm de grosor. Extender con un rodillo la pasta sobre una superficie de trabajo fría y ligeramente enharinada, colocar la mantequilla en el centro y envolver con la pasta. Extender la pasta, doblar y dar la vuelta seis veces, dejar enfriar en la nevera durante 30 minutos entre cada extendido.

 

Esperamos que os animéis a realizar la pasta de Hojaldre y compartáis en Cocina Con Chinchón vuestras deliciosas creaciones 😉

facebooktwitterinstagram

Pasta al Huevo

Preparar pasta a manPasta al huevoo es una experiencia muy satisfactoria, estar en contacto con los ingredientes, darle la forma, color y sabor que más nos gusta y después compartirla con esas personas que nos hacen felices. A continuación explicaremos la técnica para elaborar la Pasta al Huevo y cómo añadirle Aromatizantes para deleitar los paladares.

 

Ingredientes para 450 g de pasta

300 g de harina de fuerza

3 huevos ligeramente batidos

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de aceite de oliva

 

Elaboración

Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo  y hacer con la mano un hueco en el centro (como un volcán) Agregar los huevos en el centro,  la sal y el aceite de oliva.

Mezclar los ingredientes del centro con los dedos, incorporando la harina hacia el centro. Continuar incorporando la harina de los laterales, se puede utilizar una rasqueta pastelera para mezclar la masa.

Trabajar los ingredientes hasta que la harina absorba el huevo. La masa debe ser húmeda; si queda pegajosa, espolvorear con poco más de harina.

Amasar la pasta con la palma de la mano, cogiéndola de un extremo y estirando el otro en sentido contrario hasta obtener una contextura elástica y homogénea (aproximadamente 10 – 15 min)

Dejar reposar cubierta con un bol durante 1 hora.

Estirar y cortar al gusto.

 

Aromatizantes

 

Espinacas: Añadir 2 cucharadas de espinacas cocidas, muy bien escurridas y finamente picadas a los ingredientes del huevo. Mezclar bien.

Tomate: Añadir 1 cucharada de puré de tomate concentrado a los ingredientes secos al mismo tiempo que el aceite y el primer huevo.

Pimienta:  añadir 1 cucharad

a de pimienta recién molida y tamizar junto con la harina.

Hierbas frescas: añadir 2 cucharadas de hierbas frescas, muy bien picadas con el último huevo.

Hierbas secas: tamizar 2 cucharadas de hierbas secas con la harina.

Tinta de calamar: reducir un sobre de tinta de calamar en 3 cucharadas de agua y añadir con los huevos.

En lugar de aceite de oliva se pueden utilizar aceites como el de nuez, avellanas, romero

 

Pasta al huevo Ravioli

 

¿Queréis una idea para una salsa con un toque de Anís Chinchón?

 

Salsa de salmón y Anís Chinchón

 

Ingredientes

200 g de mantequilla

1 chalota

3 filetes de salmón fresco

200 ml nata para cocinar

1 cucharadita de pimienta rosa

Cebollino

Eneldo

 

Elaboración

Trocear el salmón y saltearlo con la mantequilla y la chalota. Añadir el Anís Chinchón y dejarlo reducir.

Añadir la nata y la pimienta rosa. Cocer durante unos minutos sin que hierva. Por último añadir el eneldo y el cebollino finamente picado.

 

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

facebooktwitter instagram

 

 

¿Qué le pasa a mi bizcocho?

 
 
 

Muchas veces, hacer un simple bizcocho puede ser toda una odisea; existen muchos factores que nos impiden llegar al resultado deseado, muchos de ellos por desconocimiento.

A continuación presentamos algunos síntomas para detectar si tus bizcochos están “enfermos”:

Cuando el bizcocho no ha acabado de cocerse, se hunde en el centro tras sacarlo del horno.

Si la masa sube demasiado rápido por tener el horno muy fuerte, también se hundirá en el centro mientras se hornea.

Para que la corteza no quede “azucarada” hay que integrar bien la mantequilla y el azúcar.

Cuando tiene motas blancas encima puede deberse a que no se mezcló bien el azúcar. En el caso de un bizcocho ligero es mejor emplear azúcar glass, ya que se integra fácilmente.

Hay que tener siempre en cuenta la temperatura, si el horno está demasiado caliente, el bizcocho se puede encoger excesivamente. No es recomendable hornear a más de 180º, para que quede uniforme es mejor bajar la temperatura aunque suponga mayor tiempo de horneado.

Si al cortarlo se desmorona puede ser por emplear mucha levadura, haber batido demasiado la mezcla o se han incorporado los huevos muy rápido.

El espacio es muy importante, pueden salir bultos y grietas en el centro si el molde es muy pequeño para la mezcla. Esto ocurre a menudo con los moldes de corona, se agrietan ligeramente por la falta de espacio.

Cuando se pega al molde es porque se ha usado mucho azúcar en la receta. Si se va a endulzar con miel o sirope, se recomienda engrasarlo con aceite o mantequilla derretida y forrarlo con papel de horno.

Tener cuidado si se emplea un molde demasiado grande o si se forra con papel y este sobresale, el bizcocho quedará pálido por encima y tostado por debajo y por los lados.

Repartir bien la masa por el molde y comprobar que la rejilla no esté inclinada para que el bizcocho no crezca de forma irregular.

Batir bien la mezcla y revisar que la temperatura del horno no sea muy elevada para que no aparezcan agujeros en el bizcocho horneado.

 

Algunos remedios a tener en cuenta:

Cuando engrases tu molde, es mejor hacerlo con mantequilla derretida o aceite. Después del engrasado es conveniente tamizar la harina si se va a enharinar.

Para que suba uniformemente es recomendable colocarle bandas de cocción al molde, podemos hacerlas cortando unas tiras de toallas o paños de cocina, se humedecen y se colocan alrededor del molde sujetándolas con un imperdible.

Si el interior ha quedado demasiado seco puede ser por exceso de harina, levadura o porque  se ha mezclado demasiado tiempo. Podemos corregirlo envolviendo el bizcocho templado en film, quedará tierno y húmedo.

Ahora que ya sabemos cómo tratar a nuestro paciente, os dejaremos una receta para que podáis cautivar a todos con un bizcocho perfecto.

El Bizcocho Perfecto

 

“El Bizcocho Perfecto”

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 1 1/2 de harina para repostería.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 5 huevos (a temperatura ambiente y ligeramente batidos)
  • 1/2 cucharadita de sal gorda.

Elaboración

  • Precalentar el horno a 180º.
  • Engrasar ligeramente un molde de 11 X 21 cm.
  • En un bol, con la batidora eléctrica, mezclar la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa.
  • Añadir la vainilla e ir incorporando poco a poco los huevos, batir bien. Con una espátula batir a mano la mezcla de manera envolvente. Poner la batidora en la velocidad mínima; añadir la sal y la harina gradualmente. Batir bien hasta obtener la consistencia deseada.
  • Verter la mezcla en el molde y hornear durante 65 min aproximadamente. Retirar del horno y dejar enfriar durante una hora, desmoldar y dejar enfriar por completo en una rejilla antes de cortar.

Conociendo los ingredientes: El ROMERO.

Dedicaremos nuestra entrada de hoy al romero, un arbusto sumamente aromático que posee múltiples usos medicinales y culinarios. Hoy os recomendaremos aprovecharlo y disfrutarlo mediante la creación de un delicioso aceite esencial.
El romero presenta estupendas propiedades culinarias: resalta el sabor de las comidas, especialmente con carnes estofadas o a la parrilla siendo un excelente aromatizante.
En la medicina natural tiene múltiples usos al ser una de las plantas con más antioxidantes, es ideal para los tratamientos de belleza por su efecto cicatrizante y astringente en piel, además es usado para evitar la caída del cabello.
También ayuda como repelente de mosquitos dejando un agradable aroma en el ambiente.
Son muchos las ventajas de la incorporación del romero en la vida cotidiana, así que no dudéis en hacer este interesante Aceite de Romero que seguro utilizaréis más de una vez.

Aceite de romero esencial DIY

Aceite de romero esencial DIY

Errores comunes en la cocina

 

Como seres humanos, estamos sujetos a errores y si sois cocinillas estaréis expuestos a cometer miles de ellos, pero no os angustiéis, lo primero es tomárselo con calma y pensar que todo tiene solución, no perder la paciencia y seguir adelante con vuestra aventura culinaria.

Lo fundamental antes de comenzar a cocinar es dejar el stress fuera de los fogones de manera que podamos realizar cada paso de forma consciente y ordenada. La intención de nuestra publicación es indicaros distintas formas de prevenir esos focos de estrés en la cocina, para ello, os mostraremos los errores más comunes a la hora de cocinar.

 

Error 1: No leer la receta completa.

Uno de los peores errores que podéis cometer a la hora de preparar un plato mediante una receta, es no leer antes todos sus pasos. Imaginaos

que comenzáis a realizar una preparación con pollo,  y ya tenéis a todos los invitados esperando,  de pronto seguís leyendo y os dais cuenta que en el paso 3 había que dejar el pollo marinando toda la noche. El resultado,

una preparación carente de sabor o pobre de ingredientes. Leed la receta completa y organizad todos los elementos necesarios antes de poner vuestro plato en marcha.

 

Recipe book on the table in the kitchen

 

Error 2: Voltear o remover frecuentemente. oh3469p35-turn-food-too-often-pan-stick-l

Aprender a dejar la comida sola es una de las lecciones más difíciles en la cocina. Ya que es muy tentador, voltear, mover  o pinchar para controlar si la cocción va bien. Es importante cuando se trata de una milanesa de pollo o un filete, dejar de mover de un lado a otro la carne, ya que si no se deja solo, no desarrollará la corteza crujiente, sino que se quedará pegada a la sartén.

 

Error 3 :  Apresurar la cocción de las cebollas caramelizados.

Si realmente queréis una verdaderas, dulces y cremosas cebollas caramelizadas. Debéis cocinarlas a temperatura media-baja durante mucho tiempo (1 hora aproximadamente).  Si aumentáis la temperatura para acelerar el proceso conseguiréis un resultado bueno pero totalmente diferente y carecerá de esa textura tan peculiar que tiene este tipo de cocción de las cebollas.

 

Error 4:  Colocar toda la sal en la marinada.

Uno de los preceptos principales de la comida saludable, es la utilización mínima de sal. Por lo tanto un error muy común es utilizar la sal en momentos que los alimentos no podrán absorber este sabor.  Por ejemplo, el pollo marinado en cítricos y sal absorberá solamente una pequeña cantidad de la marinada. Cuando sacáis el pollo de la misma eliminaréis la mayor parte de la sal y su efecto condimento. La opción ideal es espolvorear un poco de sal en la marinada y después colocar un poco de sal después de dicho marinado. El mismo caso se repite para los alimentos empanados.  Debéis espolvorear con sal directamente  y luego cubrir con el pan rallado.

 

Error 2: Voltear o remover frecuentemente.

Aprender a dejar la comida sola es una de las lecciones más difíciles en la cocina. Ya que es muy tentador, voltear, mover  o pinchar para controlar si la cocción va bien. Es importante cuando se trata de una milanesa de pollo o un filete, dejar de mover de un lado a otro la carne, ya que si no se deja solo, no desarrollará la corteza crujiente, sino que se quedará pegada a la sartén.

 

Error 3 :  Apresurar la cocción de las cebollas caramelizados.

Si realmente queréis una verdaderas, dulces y cremosas cebollas caramelizadas. Debéis cocinarlas a temperatura media-baja durante mucho tiempo (1 hora aproximadamente).  Si aumentáis la temperatura para acelerar el proceso conseguiréis un resultado bueno pero totalmente diferente y carecerá de esa textura tan peculiar que tiene este tipo de cocción de las cebollas.

 

Error 4:  Colocar toda la sal en la marinada.

Uno de los preceptos principales de la comida saludable, es la utilización mínima de sal. Por lo tanto un error muy común es utilizar la sal en momentos que los alimentos no podrán absorber este sabor.  Por ejemplo, el pollo marinado en cítricos y sal absorberá solamente una pequeña cantidad de la marinada. Cuando sacáis el pollo de la misma eliminaréis la mayor parte de la sal y su efecto condimento. La opción ideal es espolvorear un poco de sal en la marinada y después colocar un poco de sal después de dicho marinado. El mismo caso se repite para los alimentos empanados.  Debéis espolvorear con sal directamente  y luego cubrir con el pan rallado.

 

Error 5: No saber cuando abandonar el barco y empezar de nuevo.

No debéis sentiros avergonzados cuando cometéis un error,  es verdad que muchas veces da pena tirar la comida, pero  hay un punto de no regreso donde lo mejor es comenzar de nuevo. Como por ejemplo cuando se nos ha quemado el ajo, o el aceite ha comenzado a humear demasiado.  Merece la pena sacrificar algunos ingredientes para el bien de toda la preparación.

 

Error 6: Cocinar demasiado los huevos duros.

 Una señal clara para saber que los huevos han sido cocinados incorrectamente es cuando se forma una película gris entre la yema y la clara. La causa de esto es la diferencia de temperatura: la clara se cocina mucho mas rápido que la yema por eso cuando sobrecocinamos los huevos para que estén totalmente listos, el hierro de la yema reacciona con el azufre de la clara.

La clave para hacer huevos duros y que queden perfectos, es cocinarlos poco a poco.  Colocar en una cacerola los huevos con agua fría, y colocar a fuego alto hasta que el agua hierva, quitar del fuego y tapar la cacerola, dejar los huevos en la cacerola tapada durante 10 minutos.  Pelar los huevos rápidamente y colocarlos en un bol con agua fría para que dejen de cocinarse.

1107p152-mistake-34-your-hard-cooked-eggs-are-icky-lError 7: Sobrecargar la sartén de alimentos.

Las carnes cuando son cocidas a la plancha liberan líquidos,  así que si sobrecargamos la sartén, los líquidos no se evaporarán y la carne quedará sosa y demasiado dura. Si estas en un apuro, utiliza dos sartenes  😉

 

Maneras de hacer que vuestros alimentos perduren más tiempo


No hay nada peor, en términos culinarios, que tener que desperdiciar los alimentos.  Algunas veces nos vemos obligados a deshacernos de estos, debido a que muchas tiendas venden grandes cantidades de los mismos y no es posible comprar a medida lo que necesitamos.  Hoy en nuestro blog os dejamos algunas sugerencias de cómo conservar de manera eficiente los alimentos.

La cebollas guardadas en medias pueden durar hasta 8 meses: Coloca las cebollas en medias y separa cada una de ellas con un nudo, puedes ir cortando cada cebolla cuando lo necesites. Esto las mantendrá frescas por mucho más tiempo .

Congela tus cebolletas en una botella de plástico:  Después de lavar, secar muy bien tus cebolletas para que al congelarlas no se quemen. Cortarlas para poder introducirlas a la botella y voila! Listas para utilizar en cualquier preparación.

Hierbas frescas, tratamiento de flores: Para  mantener frescas las hierbas delicadas como por ejemplo el cilantro, el perejil y la albahaca, se deben cubrir con plástico y atarlas con una goma en el tallo.

Las hierbas aceitosas como el tomillo tienen un tratamiento diferente. Simplemente se atan al final y se dejan al aire libre.

 

Cubitos de hierbas. Otra opción a la hora de conservar tus hierbas, es infusionarlas con aceite de oliva. Simplemente hay que colocar las hierbas frescas en cubiteras para el hielo y agregar un poco de aceite, colocar las cubiteras en el congelador. De está forma siempre tendrás cubitos de sabor listos para utilizar. Este método funciona mejor con romero, salvia, tomillo, orégano, eneldo, albahaca y menta.

 

Una solución de vinagre hará que tus fresas se mantengan durante más tiempo. Preparar una mezcla de una parte de vinagre (vinagre de manzana)  y 10 partes de agua. Sumergir las fresas en la solución, colar, enjuagar con un poco de agua y colocar en la nevera.  El vinagre estará totalmente diluido y por tanto  las fresas no tendrán sabor a vinagre. Este simple paso mantendrá la fruta en buen estado hasta dos semanas.

Cebollas con cebollas, patatas con patatas. Nunca mezclar las cebollas con las patatas porque esto hará que se echen a perder más rápido.

Reglas para conservar el queso. Al cortar el queso, coloca un poco de mantequilla o aceite de oliva en el lado que ha sido cortado. De esta manera no se deshidratará.  Además se deberá guardar en papel encerado y luego en una bolsa de plástico, evitando usar papel film .

Mantener las setas en una bolsa de papel. La bolsa o envase de plástico atrapa la humedad y produce moho.  Así que, coloca tus setas en una bolsa de papel dentro del refrigerador o en un lugar fresco y seco.

Conservar la lechuga. Poner la lechuga en un bowl grande y colocar papel absorbente encima de bowl, de manera que el papel absorba la humedad presente en el recipiente, tapar con papel film y guardar en la nevera.

Envuelve la unión de los tallos de los plátanos con papel film, esto hará que se mantengan buenas durante 3 o 5 días más de lo normal .

Y para terminar estos consejos os dejamos con un listado de lo que se debe refrigerar y lo que no.  Esperamos que podáis aplicar estos tips en casa 😉

Alimentos para conservar en temperatura ambiente:

  • Aguacates.
  • Cítricos.
  • Ajo.
  • Kiwi.
  • Melón.
  • Melocotones.
  • Cebollas.
  • Peras.
  • Piña.
  • Patatas.
  • Ciruelas.

Alimentos para refrigerar:

  • Manzanas.
  • Brócoli.
  • Coliflor.
  • Apio.
  • Maíz.
  • Pepino.
  • Berenjena.
  • Jengibre.
  • Uvas.
  • Champiñones.
  • Calabacín.

 

¿Tenéis algún truco que queráis compartir? 😉

facebook twitter instagram

Cocina con Chinchón alimentos ricos para llevar a la oficina.

 

Comer en casa es un lujo que muy pocos podemos llevar a cabo, pero esto no debe ser un impedimento para comer sano y delicioso. Hoy os dejamos algunas sugerencias que podéis aplicar para hacer la hora de la comida en la oficina, un momento agradable y sobre todo saludable.

Contenedores Alimentos

Utilizar los recipientes adecuados

Algunos de los recipientes de plástico pueden ser perjudiciales ya que desprenden toxinas en los alimentos o líquidos que los contienen. Es preferible utilizar envases de cristal con la tapa de plástico (tipo tupperware) para almacenar alimentos, ya que el plástico contiene bisfenol A (BPA), PCBs, PBDE, ftalatos, colorantes y otras toxinas.

Se debe evitar las bandejas y vasos de estirofoam (similar al corcho blanco), sobre todo con líquido caliente (máquinas de café), porque además de bisfenol A, desprenden poliestireno, un tóxico muy dañino para el organismo.

Wraps a tu gustoTampoco es recomendable utilizar film transparente o papel de aluminio para conservar los alimentos. La acumulación de aluminio en el cerebro es una de las causas principales de Alzheimer.  Sustituye el papel por las bolsitas de cierre hermético tipo Zip.

Al comprar nuevos recipientes para almacenar la comida, asegúrate de la idoneidad de los contenedores plásticos con el icono que garantiza que es un material apto para entrar en contacto con alimentos. Los plásticos de uso alimentario están indicados en la parte posterior con el dibujo de un envase junto a un tenedor; esto señala que es apto para transportar y para calentar alimentos. Pero resulta más saludable calentar en un plato o contenedor de vidrio ya que tanto la cerámica como el vidrio son los mejores materiales para esta función.

 

Refrigeración y recalentamiento

Recuerda conservar tus alimentos de manera correcta. Lo ideal para los alimentos perecederos es mantenerlos a una temperatura mayor o igual de 5 ºC.

Además, procura recalentarlos a una temperatura adecuada que garantice las mejores condiciones higiénicas. Hay alimentos que se pueden contaminar rápidamente si no tienen refrigeración, por tanto es recomendable elevar la temperatura de calentado. Se trata de una temperatura, denominada higiénica, más o menos equivalente al doble de lo que se hace habitualmente, aproximadamente unos 70 ºc.

verduras_temporada_Chinchon

Platos diversos y equilibrados

Procura realizar platos diversos y nutritivos que contengan hidratos de carbono, proteínas y grasas. Trata de huir de la monotonía y crea platos coloridos. Procura evitar los rebozados, éstos sufren mayor deshidratación y se endurecen, así como los filetes a la plancha. Tampoco es recomendable llevar vegetales como ensaladas de lechuga y tomate, ya que pierden sus propiedades, sin embargo hay un pequeño truco para la lechuga, canónigos, etc, hay que colocar una servilleta de papel dentro del contenedor, separar el resto de los ingredientes y el aderezo, de esa manera se evita la oxidación de la lechuga.

Los asados y platos en salsas son ideales para llevar ya que mantienen su sabor y textura.

Una ensalada de pasta servida en un bonito contenedor de vidrio puede ser una opción para comenzar a llevar comida saludable al trabajo. Incorpora siempre productos frescos y de temporada para que así la hora de la comida see un momento agradable y de deleite de sabores.

Ensalada de pasta Cocina Con Chinchón

Ingredientes

  • 400 g de pasta
  • 2 cebolletas
  • 2 pimientos rojos
  • 2 tomates rojos
  • 1 calabacín
  • Aceitunas negras
  • 200 g de setas de temporada
  • 1 lata de 250 g de bonito en conserva
  • 100 g de parmesano en láminas
  • Maiz dulce.

Para la vinagreta:

  • 50 ml de vinagre balsámico
  • Un poco de sal
  • 200 ml de aceite de oliva

Preparación:

  1. Lavar el pimiento, el calabacín, los tomates y las setas.
  2. Picar las cebolletas y sofreírlas con un poco de aceite.
  3. Añadir las setas (troceadas si son grandes), el calabacín y el pimiento en dados.
  4. Incorporar el tomate, pelado y sin semillas, picado en dados.
  5. Sofreír todo 1 minuto, dejándolo al dente, y reservar.
  6. Cocer la pasta según las indicaciones del fabricante, enfriarla bajo el grifo y reservarla con un poco de aceite.

Mezclar la pasta con las verduras tibias y el atún, el maíz y las aceitunas, aliñarla con la vinagreta y  colocar las láminas de queso parmesano.

¿Cuál es tu receta preferida para llevar al trabajo? ¡Compártela con nosotros! 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Los trucos del chef con Anís Chinchón

Hoy queremos agrupar algunos consejos que seguro ya conoces o has oído hablar de ellos, sin embargo a pesar de ser reglas básicas a la hora de cocinar, no está de más recordarlas y tenerlas siempre presentes ya que son sin duda detalles que marcan la diferencia a la hora de tener éxito en una preparación culinaria.

 

¡Contrarresta la sal!

¿Te has pasado de sal? No hay problema!!!  Contrarréstala con un toque de vinagre esté aportará al plato acidez y dulzura.

 

No recargues la sartén

Para un plato con sabores intensos no coloques demasiados ingredientes en la sartén, ya que esto alterará la temperatura, y los alimentos se cocinarán al vapor, en vez de salteados o caramelizados. Además el tiempo de cocción será mayor y el sabor será menor.

 

 

Todos los ingredientes deben caber cómodamente en una sola capa, usa siempre una sartén lo suficientemente grande, o cocina en grupos de alimentos si es necesario.

 

Salar y refrigerar el pollo antes de cocinarlo.

Para conseguir una piel de pollo crujiente,  lo ideal es salar el pollo el día antes de cocinarlo y dejarlo en la nevera.  El aire y la sal harán que este elimine el resto de agua, de tal forma que al cocinarlo la piel quedará más dorada.

 

Esperar un poco antes de cortar la carne.

Cortar la carne justo después de sacarla del grill o del horno hará que se pierdan los jugos que circulan por el calor residual y traerá como consecuencia que dichos jugos se desparramen por el plato. Lo ideal es esperar que la carne repose.

Esperar 5 minutos si se trata de una hamburguesa o pollo a la barbacoa, si se trata de un filete esperar 7 minutos y si es un pavo al horno dejar reposar por lo menos 15 minutos.

Usar un poco de agua de la cocción de la pasta

Guardar una taza del agua de cocción de la pasta antes de colarla. Y si la salsa necesita un poco de liquido antes de servirla utilízala, ya que es rica en almidón lo que permitirá darle mejor textura a tu plato.

 

Cuida tus sartenes de teflón

El teflón se deteriora con las altas temperaturas así que reserva tus preciadas sartenes de teflón para platos rápidos como omelets o un salteado de verduras.

 

Obtén más zumo de tus cítricos

Si quieres obtener hasta el doble de zumo de un limón o naranja, mételo 15 segundos al microondas antes de exprimirlo 😉

 

Prueba todo lo que cocines

 La mejor manera de verificar y rectificar sabores es degustando las preparaciones. Prueba al menos 3 veces los alimentos durante el proceso de elaboración del plato, esto te permitirá ajustar a tiempo los condimentos necesarios.

 

Seca la carne y el pescado

La humedad superficial que posee la carne o el pescado al cocinarlo impide una correcta cocción de dichos alimentos. Lo ideal es secar bien con ayuda de un paño seco y quitar cualquier tipo de humedad que pueda quedar tanto externa como interna. De esta forma la carne no desprenderá líquidos indeseados a la hora de colocarla en el calor.

 

Colar la pasta antes de que esté completamente cocinada

Para conseguir una pasta al dente, colar un minuto antes de lo que indica las instrucciones del fabricante.  Mezcla la pasta con la salsa aun caliente en la olla de esta forma se terminará de cocinar perfectamente en la misma.

 

Dar importancia a la presentación

La comida caliente debe estar servida en platos calientes. Antes de emplatar,  calienta la vajilla en el horno a temperatura mínima durante 5 minutos. En caso de que la comida sea fría como ensaladas de verano, coloca los platos en el congelador de esta forma se avivará la frescura de la receta.

Da un toque de frescura a tus verduras

Antes de cocinar la verduras dales un baño de agua fría.  Al estar refrigeradas estas se marchitan por la falta de agua. Pasarlas por un poco de agua fría penetrará en sus células reavivando su frescura.

 

Precaución máxima al utilizar la tabla de trabajo

Evita accidentes colocando un paño húmedo debajo de la tabla de picar, de esta manera no se resbalará o moverá.

Para picar algún alimento, como por ejemplo, cebollas, primero se debe picar por la mitad y una vez hecha una base, es mas fácil maniobrar para cortar de la forma deseada.

 

¡Son muchos los trucos a la hora de cocinar! Anímate a aplicarlos en tu próxima receta, y si tienes algún secretito no dudes en compartirlo con nosotros 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Descubre con Anís Chinchón famosos mitos y verdades sobre la cocina.

 ¿Conocéis algún mito culinario? ¡Compartidlo con nosotros!

A la hora de cocinar seguimos ciertas reglas o procedimientos que realizamos por que alguien alguna vez no los dijo, quizás algún abuelo, amigo o conocido, o a lo mejor son costumbres que han pasado de generación en generación. Seguramente os habéis preguntado si realmente son ciertas estas costumbres para cocinar,  por esta razón nuestra publicación de hoy está orientada a desvelar algunos misterios culinarios.

¿Sellar la carne la hace más jugosa?

¡Falso! Este mito nace en el siglo XIX cuando el químico alemán Justus von Liebig propuso que mediante la cocción de la carne a altas temperaturas se crearía un sellado formando una capa gruesa que impediría que se escapasen los jugos.

La cocina científica ha demostrado mediantes simples experimentos que el proceso no es verídico. La corteza que se forma al dorar un solomillo no es en absoluto impermeable al agua.

Sin embargo, esta practica es ideal  para cocinar deliciosos filetes ya que el sellado de las carnes exalta el sabor de las mismas mediante un proceso químico llamado reacción de Maillard o “browning”, lo que explica molecularmente su buen sabor. Esta reacción no solo se da en la carne sino también en las verduras y el pescado, incluso en el arroz (socarrat).

¿Agregar la sal en el punto de ebullición hace que los alimentos se cocinen más rápido?

¡Falso! Científicamente, añadir sal al agua altera el punto de ebullición, pero la concentración de sal disuelta en el agua está directamente relacionada con el aumento de la temperatura de ebullición.  Para notar una disminución del tiempo, habría que salar tanto el agua, que sería imposible de comer.

¿Se debe descongelar la comida a temperatura ambiente?
¡Falso! Descongelar por ejemplo, un pollo a temperatura ambiente duplica las bacterias nocivas. La forma ideal de hacerlo es descongelar los alimentos en la nevera, o el microondas utilizando una bolsa de plástico.

No se debe aclarar las setas con agua

¡Falso! Las setas son porosas al agua, pero un enjuague no hará mucha diferencia en el resultado final del plato. Y además garantiza que se consuman hongos limpios.  Así que si es necesario, no tengáis miedo a lavar vuestras setas.

¿Dejar la semilla del aguacate en el guacamole evitará que se ponga negro?

¡Falso! El guacamole se vuelve negro por el contacto con el aire (oxidación). Para evitar esto, lo mejor es cubrirlo con papel de aluminio o film,  presionando directamente sobre el guacamole,  para que no esté en contacto con el aire.

¿Los alimentos deben enfriarse a temperatura ambiente antes de ser refrigerados?

¡Verdadero! Lo recomendable es dejar enfriar los alimentos por lo menos dos horas, ya que el frio ayuda a mantener las propiedades de los mismos. Si se guarda un alimento caliente, alterará la temperatura de la nevera  y se perdería la refrigeración de los demás alimentos que se tengan en la misma.