Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

Recetas

Recetas generales (sin Chinchón)

HUESOS DE SANTO AL TOQUE DE ANÍS CHINCHÓN

 

La celebración del Día de Todos los Santos se acompaña, tradicionalmente, de un dulce típico de la festividad: los huesos de santo. Aquí aprenderás a hacerlos al modo de Anís Chinchón.

Huesos de Santo or Bones of the Saints, the most traditional of Spanish mazapan sweets, that eat on All Saints Day or Dia de todos los Santos.Copy space

INGREDIENTES:

Para el mazapán…

180 g de azúcar

80 g de agua

130 g de almendra molida

Unas gotitas de Anís Chinchón

Para el dulce de yema…

80 g de azúcar

30 g de agua

3 yemas de huevo

 

ELABORACIÓN:

El mazapán:

  1. En un cazo, hierve el agua y mézclala con el azúcar hasta lograr un almíbar consistente.
  2. Añade la almendra y remueve hasta que consigas una pasta homogénea.
  3. Deja enfriar la masa y, tras ello, añade unas gotitas de Anís Chinchón, al gusto.

El dulce de yema:

  1. Prepara otro almíbar, bate las yemas de huevo y ve incorporando el almíbar, en hilo, poco a poco.
  2. Vierte la mezcla en el cazo donde preparaste el almíbar y cocina al baño María, removiendo continuamente, hasta obtener una crema espesa.
  3. Deja enfriar la pasta resultante.

 

¿Cómo dar forma al dulce?: 

  1. Estira la masa del mazapán con un rodillo, sobre una superficie espolvoreada con azúcar glass.
  2. Corta la masa en cuadrados.
  3. Aplica a cada cuadrado un poco de dulce de yema, distribuyéndolo en forma de cilindro, por su superficie. Puedes ayudarte, para ello, de una manga pastelera.
  4. Remata la decoración dibujando surcos en el mazapán.

Y…¡a disfrutar!

 

 

Crepes de helado al toque de Anís Chinchón

Celebramos la llegada del verano con una receta refrescante y deliciosa: Crepes de helado al toque de Anís Chinchón.

 

INGREDIENTES:

  • Crepe_helado300 ml de leche.
  • 2 huevos.
  • 160 g de harina.
  • 60 g de azúcar.
  • Mantequilla.
  • Canela.
  • Helado de vainilla.
  • Chocolate.
  • Unas gotas de Anís Chinchón.

 

PREPARACIÓN:

En un bol mediano, batimos los huevos y añadimos la leche, el azúcar y la canela.

Removemos bien hasta que el azúcar se haya disuelto.

Añadimos la harina y agitamos la mezcla con una varilla hasta eliminar los grumos. Así obtendremos la masa de los crepes.

En una sartén, untamos un poco de mantequilla y calentamos a fuego medio.

Añadimos un cucharón de la masa hasta cubrir el fondo de la sartén con una capa fina y uniforme.

Mantenemos el fuego a media potencia y volteamos la masa cuando la capa inferior se haya desprendido del fondo de la sartén.

Calentamos unas onzas de chocolate especial para repostería y, cuando esté líquido, añadimos unas gotitas de Anís Chinchón.

Rellenamos los crepes con helado de vainilla, los enrollamos y los cubrimos, al gusto, con el chocolate al toque de Anís Chinchón.

¡Y a disfrutar de este delicioso y refrescante postre!

 

Rosquillas de San Isidro con un toque de Anís Chinchón

 

Processed with LR.

Los mantones de Manila, las chaquetillas, los pañuelos al cuello y los claveles. Los madrileños se preparan para su gran fiesta, San Isidro, y un año más no pueden faltar las rosquillas.

La tradición manda y San Isidro no sería lo mismo sin el chotis, sin las faldas de lunares recorriendo la Pradera y sin una merienda con rosquillas y limonada.

Aprende a preparar las rosquillas más castizas con el toque único de sabor que le aporta Anís Chinchón. ¡Deliciosas!

 

Ingredientes:

250 g de harina.

3 huevos.

100 g de azúcar.

1 copita de Anís Chinchón Dulce.

1 cucharadita de anís en grano.

1 cucharadita de levadura en polvo.

5 cucharadas de aceite frito y frío.

Elaboración:

  1. Batir los huevos con el azúcar durante 15 minutos.
  2. Añadir el aceite, los anises tostados y machacados, una copa de Anís Chinchón y la harina con la levadura.
  3. Remover la mezcla hasta obtener una masa blanda.
  4. Para hacer la forma de las rosquillas de San Isidro, utilizar dos porciones de masa igual con un orificio en el centro.
  5. Dejar reposar las rosquillas durante una hora en una placa de horno engrasada para posteriormente echar por encima un baño blanco*.

Baño blanco*

1 clara de huevo

100 g de azúcar

Poner al fuego un cazo con el azúcar y la clara de huevo sin batir. Remover con una cuchara de madera hasta que obtenga un tono blanquecino.

Después, batir con un tenedor hasta que espese la mezcla. Este proceso suele durar media hora aproximadamente.

Cocer en el horno durante 12 minutos a 200 ºC aproximadamente.

¡Que las disfrutes!Anis_Chinchon_San_Isidro

Bizcocho de chocolate con Anís Chinchón y nueces

 

 

Chinchon_anis_bizcocho_chocolate_nueces

 

 

¡Amantes del chocolate!

Hoy os traemos una receta muy dulce que gustará tanto a grandes como a pequeños con ingredientes que todos tenemos en nuestras casas.

Un poco de harina, un poco de azúcar, unos huevos, unas nueces y… ¡Voilà! Tenemos un delicioso bizcocho de chocolate con nueces.

Sorprende con un toque especial y diferente añadiendo Anís Chinchón. Atrévete con este postre de chocolate, anís y nueces. ¡¡Irresistible!!

 

Ingredientes:

1 yogurt natural

200 g harina

325 g azúcarCF054294_BAJA

4 huevos

Levadura

1 chorrito de Anís Chinchón

125 g chocolate negro

Un puñado de nueces

150 g aceite de girasol

 

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º C
  2. Separar las claras y batirlas a punto de nieve y reservar.
  3. En un bol, echar el yogurt e incorporamos el azúcar, la harina, la levadura y el aceite de girasol.
  4. Añadir el chocolate negro y el Anís Chinchón. Batir.
  5. Echar las yemas y cuando estén todos los ingredientes integrados, añadir las claras montadas.
  6. Engrasar bien el molde antes echar la masa.
  7. Por último, incorporar las nueces y hornear durante 30 minutos, aproximadamente.

 

¡Que lo disfrutéis!

Recetas con higos

El higo es una fruta otoñal muy recomendable para el organismo, sus propiedades nutricionales y beneficios lo convierten en un alimento muy importante para ser incluido en nuestra dieta.

Nos aporta una cantidad considerable de agua, vitaminas, minerales y una importante cantidad de fibra, lo que beneficia y facilita el tránsito intestinal, ayudando a contrarrestar algunos trastornos grastrointestinales. Su alto contenido en potasio y a la vez, su bajo contenido en sodio, resulta beneficioso para personas con problemas cardiovasculares e hipertensión.

También se le reconoce por sus propiedades favorables para el sistema respiratorio ya que posee un poder expectorante el cual ayuda a combatir afecciones como catarros, bronquitis o mucosidad excesiva.

A pesar de que existen muchas opiniones encontradas respecto al aporte energético de los higos y el aporte de grasa, podemos decir que no es excesivo, ya que cada 100 g de higos nos aportan 65 kcal. Incluirlos dentro de una dieta equilibrada nos beneficiará en muchos aspectos y obtendremos un estilo de vida mucho más saludable. 

Hay muchas formas de comer y preparar higos, y en Cocina Con Chinchón te hemos preparado unas recetas muy otoñales que te abrirán el apetito y harán disfrutar de esta estación como ninguna otra 😉

 

Visita nuestro blog y descubre nuestras recetasGalette de higos con crema de queso y miel

 

Ingredientes

 

150 g harina

100 g de mantequilla sin sal (fría)

80 ml de leche

1 pizca de azúcar

1/2 cucharadita de sal

1 huevo batido (para pintar)

250 g de crema de queso

6 Higos

3 cucharadas de miel

 

Elaboración

 

En un bol, mezclar la harina, el azúcar y la sal. Añadir la mantequilla cortada en trozos pequeños y triturar hasta obtener una contextura de migas. Agregar la leche y amasar. Enharinar la mesa de trabajo, volcar la mezcla y amasar ligeramente, será una masa muy pegajosa. Envolver la masa con film y refrigerar durante mínimo 2 horas.

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar una bandeja o prepararla con el papel de horno o silicona.

Estirar la masa en forma de círculo, añadir más harina en caso de ser necesario, de un grosor de 8 mm aproximadamente. Colocar sobre la bandeja engrasada, pintar levemente la masa con el huevo y añadir la crema de queso, los higos y para finalizar, la miel.

Doblar los bordes hacia el centro de la galette, apretándolos firmemente. Pintar con el resto del huevo y hornear durante 20 – 25 minutos o hasta que esté dorada.

Retirar del horno, dejar enfriar sobre una rejilla y disfrutar.

Un truco delicioso: si se dejan macerando los higos unas horas con un poco de Anís Chinchón Dulce tendrán un sabor irresistible 😉

 

Visita nuestro blog y descubre nuestras recetasFocaccia de higos

 

Ingredientes:

 

500 g de harina

15 g de levadura de cerveza

120 ml de aceite de oliva

35 g de sal

higos

 

Elaboración:

 

Encender el horno a 220º C.

En un tazón pequeño, preparar la salmuera de la focaccia: mezclar 65 ml de aceite de oliva virgen extra, 25 g de sal y 65 ml de agua templada. Mezclar bien y reservar.

En una taza, disolver la levadura en agua tibia.

Tomar un recipiente grande, verter la harina, añadir 20 ml de aceite de oliva virgen extra y mezclar con una cuchara de madera, poco a poco añadiendo 300 ml de agua templada. Una vez la masa tenga una consistencia homogénea, formar una bola, enharinar la mesa de trabajo y dejar reposar, cubierta con un paño durante 10 minutos.

Lavar los higos y cortar en trozos.

Preparar una bandeja con papel de horno, y estirar la masa con la ayuda de las manos, dejar reposar otros 10 minutos y posteriormente, pinchar ligeramente la masa con los dedos. Dejar reposar durante 20 minutos.

Verter la salmuera (preparada en el primer paso) en los agujeros de la masa. Colocar los higos y hornear durante 30 minutos aproximadamente.

A esta receta se le puede añadir algún queso de cabra, rúcula, frutos secos o lo que tu apetito te pida en el momento =)

 

Visita nuestro blog y descubre nuestras recetasGalletas rústicas de higos y almendras con un toque de chinchón

 

Ingredientes

 

200 g de harina

16 g de levadura

1 pizca de sal

150 g de mantequilla pomada

125 g de azúcar

1 huevo

1 toque de vainilla

almendras al gusto

clara de huevo

higos

1 cucharadita de Anís Chinchón Dulce

 

Elaboración

 

Tamizar en un cuenco la harina junto a la levadura y la pizca de sal. Añadir la mantequilla junto al azúcar y mezclar con las manos hasta obtener una masa con migas. Agregar la vainilla, el huevo y el toque de Anís Chinchón Dulce. Amasar hasta que la masa se desmigue un poco pero que sea manejable.

A continuación, se forma un rulo de 6 cm de diámetro aproximadamente, se envuelve en film y se deja refrigerar durante mínimo una hora. Mientras se espera, se pueden cortar los higos en trozos pequeños y reservar.

Precalentar el horno a 180º.

Una vez transcurrido el tiempo, preparar una bandeja con papel de horno o con una lámina de silicona para hornear, cortar el rulo en rodajas, se pinta con la clara de huevo y se le colocan por encima los higos picados y las almendras.

Hornear durante 10 minutos aproximadamente o hasta que las galletas tornen ligeramente a un color dorado. Retirar del horno, dejar en la bandeja durante unos cinco minutos y se dejan enfriar en una rejilla.

 

¡Comparte con nosotros tus recetas!

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

El pesto

Piñones, albahaca y mortero ChinchonEl aroma penetrante de la albahaca, su color verde y su mezcla de texturas hacen que sea una de las salsas más veneradas a nivel mundial.
Son innumerables los beneficios que nos aporta la albahaca: mejora la circulación, desintoxica la sangre, alivia problemas digestivos, puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre, etc. Si a todo esto le sumamos lo beneficios del aceite de oliva virgen extra y de los piñones (ambos antioxidantes), el resultado será un alimento muy sano y beneficioso para nuestra salud. (1 porción de pesto contiene 160 calorías aproximadamente).
Una de sus variantes es el pesto rojo, elaborado a base de tomates deshidratados, nueces y albahaca.

El nombre “Pesto” proviene de la palabra genovesa “pestare”, lo que significa “machacar en un mortero”, utensilio principal para su preparación.

Se recomienda acompañar con pastas largas y se le deben añadir un par de cucharadas del agua de cocción de la pasta a la salsa para aligerar el espesor.

Pesto tradicionalPesto tradicional

Ingredientes

70 gramos de albahaca
60 gramos de piñones
2 dientes de ajo
120 ml de aceite de oliva virgen extra
115 g de queso parmesano rallado
25 gr de queso pecorino

Elaboración

En una sartén, dorar un poco los piñones.
Con la ayuda de un mortero, triturar la albahaca, los ajos y los piñones hasta obtener una pasta homogénea.
Añadir 60 ml del aceite de oliva virgen extra y batir hasta que la pasta tenga una consistencia cremosa. Incorporar el resto del aceite poco a poco, en forma de hilo y sin dejar de batir para lograr una buena emulsión.
Añadir los quesos y remover con la ayuda de una cuchara de madera. Añadir sal y pimienta al gusto.

Recordad que si queréis una salsa más ligera, podéis añadir un poco del agua de la cocción de la pasta.

Pesto rojoPesto rojo

Ingredientes

1 taza de aceite de oliva virgen extra
2 tazas de tomates deshidratados
2 dientes de ajo, picados
1 ½ tazas de nueces
½ taza de queso parmesano rallado
¼ taza de queso pecorino
3 tazas de hojas de albahaca fresca, lavada y seca

Elaboración

Añadir agua hervida a un bol, agregar los tomates deshidratados y dejar reposar.
En una sartén, calentar el aceite de oliva a fuego medio, una vez caliente, apagar y añadir los dientes de ajo picados hasta que doren. Añadir las nueces y mezclar. Reservar.
Colocar los tomates y reservar el agua. En el bol, colocar los tomates y la albahaca y triturar, incorporando la mezcla del aceite, el ajo y las nueces. Para finalizar, incorporar el queso parmesano y mezclar.
Si queréis obtener una salsa menos espesa, añadir un poco de agua en la que se han hidratado los tomates.

 

Recordad que el pesto también lo podéis incluir para aderezar vegetales asados, sándwiches, ensaladas, deliciosos hojaldres, etc.Hojaldres al pesto

 

 

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Prepara tu propio yogur en casa

Leche y yogur

El yogur es un alimento muy completo y polifacético, además de tener un rico contenido en vitaminas A y D, calcio, magnesio y fósforo, es excelente para la piel y sus proteínas se digieren mejor que las de la leche.

Además, ayuda a estabilizar la flora intestinal y los microorganismos del sistema digestivo, gracias a que sus bacterias convierten el azúcar de la leche (la lactosa) en ácido láctico, imposibilitando el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino.

El yogur también facilita la asimilación de nutrientes, favorece la absorción de las grasas, combate las diarreas y el estreñimiento, disminuye el colesterol y reduce los efectos negativos de los antibióticos.

 

Ingredientes para 4 porciones individuales

 

1 litro de leche entera.

4 cucharadas de leche en polvo.

4 cucharadas de azúcar.

1 yogur natural.

 

Elaboración

 

Calentar 1 litro de leche entera en una olla hasta llegar aproximadamente a 85°C durante 30 minutos (justo antes de hervir), retirar del fuego y dejar templar.

Mientras disminuye la temperatura, agregar 4 cucharadas de leche en polvo y 4 cucharadas de azúcar, disolver suavemente para evitar la formación de grumos. El uso de la leche en polvo dará consistencia firme al yogur.

Cuando la temperatura de la leche llegue entre 45° y 43°C, añadir dos cucharadas de yogur natural y agitar suavemente.

Envasar la mezcla en un recipiente limpio con tapa y colocarlo en un sitio cálido de 4 a 6 horas. (Podéis aprovechar el calor del horno)

Una vez transcurrido el tiempo, refrigerar entre 3 y 4 horas, de esta manera evitaremos un crecimiento excesivo de bacterias que pueden darle mayor acidez a nuestro yogur.

 

El yogur refrigerado a temperatura de 4°a 5°C se puede mantener hasta una semana sin sufrir alteraciones en su sabor y textura.

 

Con esta base de yogur podemos elaborar helados, aderezos, salsas y deliciosas bebidas con frutas y por qué no, con un toque de Anís Chinchón.

Batidos de yogur con Anis Chinchon

¿Os animáis a prepararlo? 🙂

 

facebook twitter instagram

Leche Frita

 

IngredientesLeche Frita

 

1 l de leche

240 g de harina

200 g de azúcar glass

4 huevos

naranja (la piel)

rama de canela

 

Para el rebozado

 

Harina

2 huevos

azúcar

canela

aceite de oliva virgen extra

 

Elaboración

 

En una cazo, hervir la leche (reservar un poco) con la canela y la piel de la naranja.

Tamizar y mezclar la harina y el azúcar glass en un bol, añadir la leche reservada y disolver. Añadir los huevos y batir hasta obtener una mezcla homogénea.

Colar y verter la leche en el bol, batir muy bien y pasar todo al cazo, poner al fuego y dejar cocer a fuego medio hasta que espese sin dejar de remover.

Llevar la mezcla a una fuente más grande y dejar enfriar. Una vez fría, cortar en rectángulos, rebozar con la harina y el huevo y freír en una sartén con aceite caliente. Escurrir con papel absorbente.

Mezclar en una bandeja, el azúcar con la canela en polvo y rebozar los trozos de leche frita.

facebook twitter instagram 

Las tortitas en el mundo

Las tortitas o pancakes  son una especie de pan plano cuya consistencia tiende a ser esponjosa, más gruesa que los crêpes y de menor tamaño. Normalmente se acompañan de nata y jarabe o sirope (fresa, chocolate, caramelo, etc). Cualquier momento del día es ideal para tomar unas deliciosas tortitas 😉

Casi todos los países del mundo tiene su estilo propio de elaborar las tortitas o pancakes. La fórmula es prácticamente la misma, lo que varía es el tipo de harina, que puede ser de castañas, maíz, el color de la mezcla, como los Red Velvet Pancakes, etc.

En el Reino unido y en otros países del mundo, un día antes del Miércoles de Ceniza y el inicio de la Cuaresma se celebra el Pancake Day, un día en el que todos se divierten, apartando el hecho de tener que comer todos los que puedas, podemos encontrar divertidas carreras en las que hay que lanzar las tortitas por los aires y/o disfrazarse.

A continuación os dejaremos varias recetas de tortitas de diversos países del mundo. Esperamos las disfrutéis y os animéis a hacerlas con un toque de Anís Chinchón. =)

 

Pancake Day Shrove Tuesday

English Pancakes– Tortitas Inglesas

 

Ingredientes

225 g de harina todo uso

Una pizca de sal

2 huevos grandes y frescos.

600 ml de leche

2 cucharaditas de mantequilla extra para ser derretida en la cocción.

 

Elaboración

Tamizar la harina y la sal en un recipiente grande para hornear. Hacer un hueco en el centro y agregar los huevos. Batir bien hasta obtener una mezcla suave y sin grumos.

Añadir la mitad de la leche, las 2 cucharaditas de mantequilla extra y batir bien. Agregar el restante de la leche y revolver.

Dejar reposar durante 15 minutos. Engrasar ligeramente una sartén antiadherente y calentar, agregar uniformemente la medida de un cucharón de masa cubriendo todo el fondo de la sartén. Cocinar hasta que la contextura sea firme y esté ligeramente dorado.

Con una espátula voltear y cocinar 30 segundos por el otro lado.

Reservar en un plato y cubrir con un paño de té para mantener caliente.

Repetir el proceso hasta terminar la mezcla.

Durante el Pancake Day se suelen espolvorear con azúcar y unas gotas de limón, pero se pueden servir como se desee: mermelada, jarabe de arce, miel, crema de chocolate, queso blanco, bacon

 

Scotch Pancakes – Tortitas Escocesas

 Son diferentes a las tradicionales British Pancakes, son más rápidas y fáciles de hacer. También se les conoce como Crempog en Gales y algunas veces como American Pancackes en el Reino Unido.

 

Ingredientes

55 g de mantequilla

450 ml de buttermilk

275 g de harina de trigo

75 g de azúcar

1 cucharadita de levadura en polvo

½ cucharadita de sal

1 cucharada de vinagre

2 huevos

 

Elaboración

En un cazo, derretir y mezclar la mantequilla y el buttermilk. Una vez derretido, añadir gradualmente la leche y la harina. Batir bien y dejar la mezcla reposar durante mínimo 30 minutos.

En un bol aparte, mezclar y batir bien el azúcar, la levadura en polvo, la sal, el vinagre y los huevos. Añadir a la mezcla anterior y batir hasta obtener una mezcla suave y cremosa.

Calentar y engrasar ligeramente una sartén o plancha antiadherente y colocar la mezcla de las tortitas. Repetir el proceso hasta acabar con la mezcla.

 

American PancakesAmerican Pancakes – Tortitas Americanas

 Las tortitas americanas son mucho más esponjosas que las europeas y se sirven a menudo en pilas, con mantequilla, mermelada, jarabe de arce, un ingrediente difícil de encontrar en Europa, y por supuesto bacon. El espesor permite añadir a la mezcla trozos de fruta fresca como arándanos, plátanos, chispas de chocolate e incluso tocino.

 

Ingredientes

¾ taza de harina

1 cucharadita de levadura en polvo

¼ cucharadita de sal

¾ taza de leche entera

2 cucharadas de mantequilla

1 yema de huevo

1 cucharadita de vainilla

1 clara de huevo

 

Elaboración

En un bol mediano, tamizar la harina, la levadura en polvo y la sal. En un cazo pequeño, calentar la leche, añadir la mantequilla y mover hasta derretir. Verter la mezcla en un bol pequeño, añadir la yema del huevo, la vainilla y batir muy bien.

En otro bol pequeño, batir la clara de huevo a punto de nieve. Añadir la mezcla de la yema de huevo en los ingredientes secos y mezclar, luego añadir las claras y mover en forma envolvente.

Calentar una sartén o plancha antiadherente ligeramente engrasada y verter la mezcla de las tortitas. Para darles la vuelta han de tener los bordes secos y burbujas en el centro .

 

BlinisBlinis

Tradicionales de Rusia, están elaborados con una pasta de harina de alforfón o sarraceno (similar a las demás harinas de cereales, la principal diferencia es que no contiene gluten) fermentado con levadura y tienen un sabor a nuez. En la actualidad se preparar de cientos de maneras . con harina blanca, de maíz, dulces, salados, de patata… Se pueden servir con caviares, crema agria, fresca, salmón ahumado, eneldo, quesos…

A continuación os dejamos la receta de los Blinis tradicionales.

 

Ingredientes

2/3 taza de harina todo uso

½ taza de harina de alforfón o sarraceno

½ cucharadita de sal

1 cucharadita de levadura en polvo

1 taza de leche tibia

2 cucharadas de mantequilla derretida

1 huevo (separado)

 

Elaboración

En un bol grande, mezclar las harinas junto con la levadura en polvo y hacer un hueco en el centro.

Verter la leche y mezclar hasta obtener una mezcla suave. Cubrir y dejar crecer el doble de su tamaño aproximadamente una hora.

Revolver la mantequilla derretida (ligeramente fría) y la yema de huevo en la mezcla. En un recipiente aparte, batir la clara de huevo a punto de nieve (sin que quede seco) Añadir en forma envolvente a la mezcla, tapar y dejar reposar durante 20 minutos.

Calentar una sartén antiadherente a fuego medio y añadir cuartos de cucharada de la masa sin amontonarse. Cocinar durante 1 minuto o hasta que se formen burbujas. Dar la vuelta y cocinar durante 30 segundos más. Repetir el procedimiento con la masa restante.

 

RaggmunkRaggmunk – Tortitas de patata suecas

 

Son unas deliciosas tortitas elaboradas a base de patata dulce, a menudo se sirven con rebanadas gruesas de carne de cerdo, tocino y arándanos rojos fritos.

Se recomienda elaborar la receta con patatas del tipo “Russet”  ya que proporcionan mayor cantidad de harina que las patatas normales.

 

Ingredientes

8 – 10 rebanadas gruesas de tocino

6 patatas medianas (harinosas)

1 taza de leche

1 huevo

2/3 taza de harina todo uso

2 cucharaditas de sal

 

Elaboración

Freír el tocino en una sartén grande a fuego medio hasta que estén crujientes, retirar del fuego y eliminar el exceso de grasa con la ayuda del papel de cocina. Escurrir la grasa, dejando 1 cucharada de tocino en la sartén.

Mezclar la leche, el huevo, la harina y la sal hasta obtener una masa fina. Pelar, rallar las patatas en trozos grandes y añadir a la mezcla. Revolver hasta mezclar. (si la masa parece muy delgada, añadir harina hasta que la mezcla obtenga la consistencia de un yogur espeso)

En una sartén, añadir un cuarto de cucharada de la mezcla, presionar ligeramente con la ayuda de una espátula , retirar y freír rápidamente en la grasa de tocino hasta que esté dorado. Eliminar el exceso de grasa con el papel de cocina y servir.

 

Recordad que podéis aromatizar vuestras tortitas con canela, vainilla, Anís Chinchón, chocolate, naranja, limón

Esperamos que disfrutéis de las tortitas en todas sus expresiones y que compartáis con nosotros vuestras combinaciones 😉

facebooktwitterinstagram

 

Mermeladas de frutas con un toque de Anís Chinchón

Esta semana os tenemos una sorpresa muy dulce… ¡Mermeladas de frutas! Comenzaremos con dos deliciosas recetas que nos endulzarán el día: Mermelada de Limón con un toque de Anís Chinchón y Mermelada de Kiwi. 😉

 

MERMELADA DE LIMÓN

Mermelada de Limón

INGREDIENTES:

1 kg. de limones.

500 gr. de azúcar.

1 cucharada de sal.

200 ml. de agua.

1 cucharada de Anís Chinchón.

 

PREPARACIÓN:

Lavar los limones y cortar en rodajas finas.

Colocar los limones en un bol cubiertos de agua con la sal y dejar reposar durante 24 horas en la nevera.

Una vez transcurridas las 24 horas, escurrir y cubrir nuevamente con agua durante 12 horas más.
Poner los limones en una cacerola con agua y hervir hasta que se ablanden ligeramente.
Escurrir y colocar los limones en una cacerola grande, añadir el azúcar, el agua y cocer a fuego lento, sin dejar de mover a menudo hasta espesar.
Con la ayuda de la cuchara para revolver, partir en trozos pequeños los limones. Añadir el Anís Chinchón.
Poner la mermelada en tarros de cristal previamente esterilizados, tapar y hacer el vacío, bien sea dejándolo hervir durante 10 minutos o poniéndolos boca abajo durante 24 horas.

 

MERMELADA DE KIWI

Mermelada de Kiwi

INGREDIENTES:

1 kg. de Kiwis maduros y sin piel.

500 gr. de azúcar moreno de caña.

1 Limón (ralladura y el zumo)

 

PREPARACIÓN:

Pelar los kiwis, y con la licuadora hacer un puré. Añadir el azúcar, la ralladura y el zumo del limón. Mezclar y en una cacerola grande, preferiblemente de acero inoxidable, calentar a fuego lento, sin dejar de remover, hasta disolver el azúcar.

Llevar a ebullición y cocer, remover frecuentemente durante 20 minutos.

Para comprobar el punto de la mermelada, colocar una cucharadita de mermelada en un plato frío de la nevera: si al empujar con el dedo se arruga nuestra mermelada ya está lista; en caso contrario, cocer durante 5 minutos más.

Verter la mermelada en tarros previamente esterilizados (en agua hirviendo durante 20 minutos). Cerrar y poner boca abajo durante 24 horas para hacer el vacío.

Es recomendable dejar reposar la mermelada por lo menos 2 semanas para que la textura y sabor estén más asentados.

 

Esperamos os animéis a preparar estas deliciosas mermeladas y deis rienda suelta a vuestra imaginación para crear recetas con hojaldres y mermeladas como estos bollitos tan fáciles de hacer 🙂     

Hojaldres con mermeladas

 

facebooktwitterinstagram