Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

TORRIJAS AL TOQUE DE ANÍS CHINCHÓN

 

Captura de pantalla 2018-03-28 a las 10.19.27

Ingredientes:

  • Una barra de pan (del día o duro, vamos a desmontar el mito).
  • 600 ml. de leche (entera, semi o desnatada, la que prefieras).
  • 3 huevos.
  • Unas gotitas de Anís Chinchón
  • Canela para espolvorear.
  • Canela en rama.
  • 100 gr. de azúcar.
  • Aceite de oliva.

 

Elaboración:

 

En un cazo, ponemos a hervir la leche con 2 ramas de canela y el azúcar. Mientras la leche se calienta, cortamos en rebanadas de unos 2 cm. de grosor, la barra entera de pan.

Pan para torrijas. En este punto nos vamos a detener para desmontar el mito de hacer las torrijas con pan duro o con pan especial para torrijas. No es necesario que el pan sea del día anterior, no pasa nada si el pan es del mismo día, y tampoco pasa nada si elegimos el pan de siempre. El punto para que no se deshaga el pan será controlar cuánto tiempo está sumergido en la leche.

Cuanto más reciente sea el pan, menos tiempo deberá estar sumergido en leche. En esta elaboración se han usado dos tipos de pan (de picos y de agua), ninguno de ellos especial para torrijas y ambos comprados el mismo día en el que se ha realizado la receta. Una vez que la leche con las ramas de canela y el azúcar ha llegado a ebullición, lo volcamos en un plato hondo donde posteriormente iremos empapando las rebanadas de pan. Preparamos otro plato hondo y batimos los tres huevos.

Calentamos la sartén con el aceite, a fuego fuerte para que las torrijas se hagan rápido y no se encharquen de aceite. Con el aceite caliente en la sartén y el huevo batido preparado en otro plato, vamos mojando las rebanadas de pan en el plato de la leche.

No hay que meter todas de golpe, mejor ir poco a poco para que se empapen bien. Recuerda, en función de la dureza del pan deberán estar más o menos tiempo en la leche.

Cuando estén blanditas pero sin llegar a desmenuzarse, cogemos una por una y las rebozamos en el huevo batido, y de ahí las pasamos al aceite.

Freír las torrijas en el aceite.

Cuando estén doradas por un lado, damos la vuelta y esperamos que se doren por el otro lado.

Una vez tostadas, las sacamos a un plato o recipiente en el que previamente hemos colocado papel de cocina para que escurra el resto del aceite de las torrijas.

¡Importante! Nada más poner las torrijas en el plato hay que hacer dos pasos imprescindibles: aplastarlas con una espátula y espolvorearlas con canela. Hay a gente que no le gusta la canela, por lo que se puede usar azúcar.

TARTA DE MANZANA AL TOQUE DE ANÍS CHINCHÓN

jennifer-pallian-137621-unsplash

 

Ingredientes para 8 personas:

  • Una hoja rectangular de hojaldre refrigerado
  • 2-3 manzanas medianas, peladas y cortadas finamente
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de mantequilla fría, en dados
  • 85 gr de miel
  • Unas gotitas de Anís Chinchón
  • 2 cucharadas de azúcar glas

 

 

Precalentamos el horno a 200 ºC. Forramos una bandeja para horno con papel vegetal.

Enharinamos una superficie de trabajo y extendemos la masa de hojaldre con un rodillo hasta que la masa tenga un tamaño de unos 38 x 28 cm. Recortamos los bordes desiguales para que sea un rectángulo perfecto.

Traspasamos la masa con cuidado a la bandeja de horno forrada y agujereamos la masa con un tenedor.

Pelamos las manzanas, las descorazonamos y las cortamos en láminas muy finas. Las vamos colocando por toda la masa, solapándolas entre ellas.

Espolvoreamos por encima el azúcar glas y ponemos unos cubos pequeños de mantequilla repartidos encima.

Horneamos durante 25 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado y las manzanas estén tiernas (al ser muy finas, no tendremos problema con la textura). Después lo sacamos del horno, y dejamos que enfríe en una rejilla.

Calentamos la miel en el microondas durante 30 segundos hasta que se haya derretido y añadimos unas gotitas de Anís Chinchón. Barnizamos la superficie de la tarta con esta mezcla y lo devolvemos al horno durante 5 minutos más.

Retiramos el papel vegetal y dejamos que vuelva a enfriarse durante unos minutos. Cortamos la tarta sobre una tabla de cortar en 8 trozos más o menos iguales.

¡Lista para disfrutar!

 

PERAS ASADAS AL TOQUE DE ANÍS CHINCHÓN

monika-grabkowska-519550-unsplash

Ingredientes:

  • 6 peras conferencia
  • 200 g de miel
  • 1 cucharada de canela molida
  • Unas gotitas de Anís Chinchón
  • 2 ramas de canela

Pelar las peras, cortarlas por la mitad y filetearlas manteniendo la forma.Colocarlas con cuidado en una fuente refractaria. Regarlas con la miel, unas gotitas de Anís Chinchón y cubrirlas con las ramas de canela. Asarlas a 200ºC entre 20 y 30 minutos. Para servirlas, emplatarlas y presentarlas con su propia salsa de miel y canela.

RECETA CROISSANTS AL TOQUE DE ANÍS CHINCHÓN

raw croissant dough

Ingredientes:

  • 500 g harina de trigo
  • 20 g levadura fresca de panadería
  • 190 ml de agua fría
  • Unas gotitas de Anís Chinchón
  • 85 g azúcar
  • 10 g sal
  • 250 g mantequilla

 

Preparación:

Coloca todos los ingredientes en un bol, excepto la mantequilla y el agua. Ve mezclando y añadiendo el agua progresivamente hasta que la masa quede blanda, pero no en exceso. Es el momento de amasar durante unos 5 minutos, partiendo siempre desde el centro. Tapa con papel de film y deja reposar 1 hora.

Mientras tanto, saca la mantequilla de la nevera y prepara la superficie de trabajo espolvoreándola con harina. Ablanda la mantequilla dándole golpes y aplastando con el rodillo. Debe tener una forma cuadrada de 15 x 15 cm.

Vuelve a enharinar la superficie de trabajo para estirar la masa formando un cuadrado con el doble de proporciones (30 x 30 cm). Ahora quita el exceso de harina y coloca la mantequilla en el centro de la masa con forma de rombo, o sea, que no coincida con los vértices del cuadrado. Dobla la masa envolviendo la mantequilla como si fuera un sobre, por los cuatro lados. Amasa hasta que quede bien extendida vigilando que la masa no se pega a la superficie.

Cuando lo hayas estirado dobla la masa desde arriba hasta el medio y desde abajo también hasta el medio. Aplasta un poco con el rodillo y vuelve a doblar la masa sobre si misma. Repite el proceso 3 veces y vuelve a estirar la masa, esta vez sin doblarla.

Pon la masa en la nevera durante 1 hora. Retírala y colócala sobre la superficie de trabajo enharinada. Corta la masa rectangular horizontalmente y realiza triángulos para formar los croissants.

Precalienta el horno a 200º. Haz un pequeño corte en la base del triángulo para formar los cuernos del croissant. Cuando lo tengas enrollado dale la vuelta a cada croissant haciendo que la punta quede en la parte inferior.

Pinta la superficie de los croissants con huevo batido, ponlos sobre una bandeja con papel para hornear y hornéalos durante 15 minutos a 200º.