Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

Ensaimadas con un toque de Anís Chinchón

¿A quién no le gusta una Ensaimada recién salida del horno?

 

Esta deliciosa pieza tradicional mallorquina cuenta con un valor histórico y cultural incalculable. Se dice que su forma se asemeja a los turbantes árabes y que su nombre proviene de la palabra “saïm” que significa “manteca de cerdo” en árabe.

 

La tradicional Ensaimada de Mallorca no lleva ningún relleno, sin embargo, nos las podemos encontrar rellenas de cabello de ángel, nata, crema pastelera, crema quemada, chocolate, sobrasada y nuestra preferida: con un toque de Anís Chinchón Dulce.

 

En Cocina Con Chinchón nos hemos atrevido a hacer una versión de esta fantástica receta, ¿os animáis a realizar estas delicias para pasar un día muy dulce? 😉

 

Ensaimada con un toque de Anís ChinchónIngredientes

 

250 g de harina de fuerza

75 g de azúcar glas

50 g de manteca de cerdo

75 g de mantequilla

3 huevos

10 g de levadura prensada

125 ml de leche tibia

1 toque de Anís Chinchón Dulce

 

Elaboración

 

En un bol, añadir el azúcar, los huevos, una cucharada de manteca y un toque de Anís Chinchón Dulce. Mezclar el agua con la levadura, disolver y añadir al bol. Con la ayuda de un colador o tamiz, añadir la harina y amasar.

Esta masa se debe trabajar muy bien y se recomienda untar un poco de aceite de oliva en las manos para terminar de amasar. La contextura final debe ser muy elástica.

Dejar reposar toda la noche dentro del horno apagado o en un sitio libre de corrientes de aire, hasta que doble su volumen.

 

Cortar los trozos de masa, esto dependerá del tamaño que se quiera obtener, dejar reposar durante 45 minutos.

 

Preparar la bandeja de horno y engrasar.

 

Para facilitar la manipulación de la masa, se recomienda aceitar un poco el área de trabajo para evitar que se pegue. Con un rodillo, estirar la masa y esparcir la manteca por encima, cubriéndola muy bien. Con las manos, dar un último “estirón” a la masa, tratando de dejarla lo más fina posible, enrollarla a lo largo y después envolver la masa en forma de espiral sobre la bandeja de horno. Se debe dejar un espacio adecuado entre las ensaimadas. Una vez todas las ensaimadas estén en la bandeja, introducirlas nuevamente en el horno hasta que dupliquen su volumen.

 

Una vez duplicado su tamaño, encender el horno 160º y hornear durante unos 20 minutos aproximadamente o cuando doren. Retirar del horno y espolvorear con el azúcar glas.

 

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter @AnisChinchon Síguenos en Instagram @CocinaConChinchon

Pan de pita y Tzatziki

pita tzatziki

Esta semana en Cocina Con Chinchón, os traemos una receta muy refrescante, muy mediterránea y sobretodo, deliciosa y sana: Pan de pitaTzatziki.

De estas dos recetas podréis hacer muchas variaciones, elaborar vuestros propios kebaps y rellenarlos de lo que más os guste. La Tzatziki puede acompañar desde verduras crudas hasta las más tradicionales albóndigas griegas.

 

Pan de pita

Ingredientes

500 gr de harina

275 ml de agua

1 cdta. de sal

5 gr de levadura fresca (8 gr si es levadura seca)

Menta (opcional)

 

Elaboración
En un recipiente amplio o sobre una mesa de trabajo enharinada, verter la harina, la sal, el agua y amasar durante 2 minutos. Seguidamente, añadir la levadura desmenuzada y continuar amasando entre 10 -15 minutos. El resultado debe ser una masa elástica y lisa.

Dividir la masa en piezas de 80 g, alrededor de 10 piezas. Bolear las piezas hasta que estén lisas y consistentes. Para bolear la masa, se debe aplanar ligeramente la pieza y doblar cada extremo hacia el centro, presionar con los dedos hacia abajo y formar una bola a medida que se dobla. Voltear y colocar los bordes hacia abajo.

Dejar fermentar durante 45 minutos cubiertas con un paño húmedo.

Enharinar la superficie de trabajo y alisar con un rodillo las bolas de masa hasta que obtengan un diámetro de aproximadamente 15 cm, cubrir con un paño húmedo.

Precalentar el horno a 220ºC con la bandeja dentro.

Colocar con cuidado las piezas dentro del horno. Una vez entren en calor, comenzarán a hincharse y se debe estar muy atento de que no se doren en exceso.

Retirar del horno y envolver en un paño para mantener la temperatura.

 

Tzatziki

 

Ingredientes

1 diente de ajo pelado

250 grs de yogur

1 pepino, lavado y rallado

1 cucharada de aceite de oliva extra virgen

1/2 cucharada de vinagre de vino blanco

Eneldo al gusto

Sal y pimienta al gusto

 

Elaboración

Machacar el ajo en un mortero, añadir sal y pimienta al gusto. Verter el aceite y el vinagre. Majar hasta incorporar.

En un bol, mezclar el yogur, el pepino, el eneldo y la mezcla del ajo.

Ajustar el punto de sal y pimienta.

Ahora que tenemos estas dos recetas bases, ¿con qué te gustaría acompañarlo? 😉

facebook twitter instagram

 

Prepara tu propio yogur en casa

Leche y yogur

El yogur es un alimento muy completo y polifacético, además de tener un rico contenido en vitaminas A y D, calcio, magnesio y fósforo, es excelente para la piel y sus proteínas se digieren mejor que las de la leche.

Además, ayuda a estabilizar la flora intestinal y los microorganismos del sistema digestivo, gracias a que sus bacterias convierten el azúcar de la leche (la lactosa) en ácido láctico, imposibilitando el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino.

El yogur también facilita la asimilación de nutrientes, favorece la absorción de las grasas, combate las diarreas y el estreñimiento, disminuye el colesterol y reduce los efectos negativos de los antibióticos.

 

Ingredientes para 4 porciones individuales

 

1 litro de leche entera.

4 cucharadas de leche en polvo.

4 cucharadas de azúcar.

1 yogur natural.

 

Elaboración

 

Calentar 1 litro de leche entera en una olla hasta llegar aproximadamente a 85°C durante 30 minutos (justo antes de hervir), retirar del fuego y dejar templar.

Mientras disminuye la temperatura, agregar 4 cucharadas de leche en polvo y 4 cucharadas de azúcar, disolver suavemente para evitar la formación de grumos. El uso de la leche en polvo dará consistencia firme al yogur.

Cuando la temperatura de la leche llegue entre 45° y 43°C, añadir dos cucharadas de yogur natural y agitar suavemente.

Envasar la mezcla en un recipiente limpio con tapa y colocarlo en un sitio cálido de 4 a 6 horas. (Podéis aprovechar el calor del horno)

Una vez transcurrido el tiempo, refrigerar entre 3 y 4 horas, de esta manera evitaremos un crecimiento excesivo de bacterias que pueden darle mayor acidez a nuestro yogur.

 

El yogur refrigerado a temperatura de 4°a 5°C se puede mantener hasta una semana sin sufrir alteraciones en su sabor y textura.

 

Con esta base de yogur podemos elaborar helados, aderezos, salsas y deliciosas bebidas con frutas y por qué no, con un toque de Anís Chinchón.

Batidos de yogur con Anis Chinchon

¿Os animáis a prepararlo? 🙂

 

facebook twitter instagram