Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

Pasta al Huevo

Preparar pasta a manPasta al huevoo es una experiencia muy satisfactoria, estar en contacto con los ingredientes, darle la forma, color y sabor que más nos gusta y después compartirla con esas personas que nos hacen felices. A continuación explicaremos la técnica para elaborar la Pasta al Huevo y cómo añadirle Aromatizantes para deleitar los paladares.

 

Ingredientes para 450 g de pasta

300 g de harina de fuerza

3 huevos ligeramente batidos

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de aceite de oliva

 

Elaboración

Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo  y hacer con la mano un hueco en el centro (como un volcán) Agregar los huevos en el centro,  la sal y el aceite de oliva.

Mezclar los ingredientes del centro con los dedos, incorporando la harina hacia el centro. Continuar incorporando la harina de los laterales, se puede utilizar una rasqueta pastelera para mezclar la masa.

Trabajar los ingredientes hasta que la harina absorba el huevo. La masa debe ser húmeda; si queda pegajosa, espolvorear con poco más de harina.

Amasar la pasta con la palma de la mano, cogiéndola de un extremo y estirando el otro en sentido contrario hasta obtener una contextura elástica y homogénea (aproximadamente 10 – 15 min)

Dejar reposar cubierta con un bol durante 1 hora.

Estirar y cortar al gusto.

 

Aromatizantes

 

Espinacas: Añadir 2 cucharadas de espinacas cocidas, muy bien escurridas y finamente picadas a los ingredientes del huevo. Mezclar bien.

Tomate: Añadir 1 cucharada de puré de tomate concentrado a los ingredientes secos al mismo tiempo que el aceite y el primer huevo.

Pimienta:  añadir 1 cucharad

a de pimienta recién molida y tamizar junto con la harina.

Hierbas frescas: añadir 2 cucharadas de hierbas frescas, muy bien picadas con el último huevo.

Hierbas secas: tamizar 2 cucharadas de hierbas secas con la harina.

Tinta de calamar: reducir un sobre de tinta de calamar en 3 cucharadas de agua y añadir con los huevos.

En lugar de aceite de oliva se pueden utilizar aceites como el de nuez, avellanas, romero

 

Pasta al huevo Ravioli

 

¿Queréis una idea para una salsa con un toque de Anís Chinchón?

 

Salsa de salmón y Anís Chinchón

 

Ingredientes

200 g de mantequilla

1 chalota

3 filetes de salmón fresco

200 ml nata para cocinar

1 cucharadita de pimienta rosa

Cebollino

Eneldo

 

Elaboración

Trocear el salmón y saltearlo con la mantequilla y la chalota. Añadir el Anís Chinchón y dejarlo reducir.

Añadir la nata y la pimienta rosa. Cocer durante unos minutos sin que hierva. Por último añadir el eneldo y el cebollino finamente picado.

 

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

facebooktwitter instagram

 

 

La Crema Inglesa y El Fondant de Chocolate

Esta semana hablaremos sobre la Crema Inglesa, una versátil salsa para acompañar nuestros postres.

Su origen se da a principios del siglo XIX. En 1828, entre las recetas de un cocinero real, se encontró una crema glaseada cuya composición era muy semejante a la de la actualidad. Aunque como contenía fécula, la mezcla era mucho mas espesa y se le conocía como “crema francesa”.

Auguste Escoffier revisó esta receta y corrigió los errores, suprimiendo la fécula y perlando la mezcla. Él le cambio el nombre de crema francesa por el de “crema inglesa”.

Esta crema es muy ligera, sirve como base de algunas preparaciones, pero por lo general es utilizada como una salsa para postres. Su manejo es delicado por la naturaleza de sus ingredientes, es muy importante realizar una cocción adecuada, ya que es el único medio de pasteurización de las yemas que la componen. Por otro lado en cuanto a la calidad de esta crema la cocción es un punto crítico, pues si no se alcanza la temperatura adecuada esta no adquiere la consistencia ideal resultando en una crema muy ligera que no logra napar, pero si se excede esta temperatura se obtendrá una  crema con grumos y con sabor y aroma a huevo.

Existen muchas variaciones de la crema inglesa, como por ejemplo la crema inglesa de café, de chocolate, praliné, pero nuestra preferida, sin duda es la crema inglesa con licor. Si le añadimos un toque de Anís Chinchón obtendremos una deliciosa crema inglesa anisada que acompañará a todos nuestros postres para darle ese toque especial de Anís Chinchón.

Crema Inglesa

 

Ingredientes

2 tazas de leche entera

5 yemas de huevo

1 cucharadita de extracto de vainilla

½ taza de azúcar

 

Elaboración

Hervir la leche y el azúcar a fuego lento en una cacerola sin revolver. Batir las yemas en un bol hasta que se mezcle, después añadir poco a poco la mezcla de leche caliente. Verter la mezcla en la cacerola y cocinar a fuego moderado, sin que rompa a hervir, (si se tiene un termómetro, no debe pasar de los 77 -80ºC) revolviendo constantemente, hasta que la salsa espese lo suficiente para cubrir la parte de atrás de una cuchara de madera (consistencia nappe)

Inmediatamente pasar la salsa por un colador fino en un recipiente de metal y colocar un tazón en un recipiente grande con hielo y agua fría. Agregar la vainilla y batir la crema poco a poco hasta que se enfríe. Cubrir la superficie con un pedazo de papel de horno para evitar que se forme una capa de nata.

Reservar hasta que enfríe.

Nota: Si la salsa se ha sobrecalentado y se cuaja, se puede verter inmediatamente en una batidora y procesar hasta obtener una consistencia homogénea y colar si es necesario. Se le puede añadir un poco de nata a la mezcla antes de batir.

La crema inglesa puede ser refrigerada cubierta con una envoltura de plástico durante un par de días.

A continuación os dejamos una receta de Fondant de Chocolate que podéis combinar a la perfección con la Crema Inglesa.

 

Fondant de ChocolateFondant de Chocolate

 

Ingredientes

200 gr de chocolate

150 gr de mantequilla

1 taza de azúcar

1/2 taza de harina

4 yemas de huevo

3 cucharadas de agua

 

Elaboración

Precalentar el horno a 200ºC. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño María. Añadir el agua y mezclar hasta obtener una mezcla uniforme.

Batir las yemas de huevo junto con el azúcar hasta obtener una crema blanquecina. Agregar al chocolate derretido con la ayuda de una espátula.

Añadir la harina tamizándola en el momento, mientras se bate con la mezcla. Llevar a punto de nieve las claras de huevo y con una espátula unir al chocolate con movimientos envolventes, desde el borde del recipiente hasta el centro.

Colocar la mezcla en moldes individuales y llevar al horno durante 20 minutos aproximadamente. Servir caliente para que el centro se mantenga fundido.

Para servir, bañar el plato con un poco de crema inglesa y situar el Fondant de Chocolate encima. Podéis espolvorear el borde del plato con cacao y colocar una ramita de menta . =)

facebook twitter Instagram

Sopa de Cebolla Gratinada

En Cocina con Chinchón queremos que redescubras un alimento muy versátil: La cebolla.

 

Muy sana y nutritiva, esconde numerosas propiedades medicinales entre sus capas ademásde resultar muy versátil en la cocina. Sus componentes principales son:Tipos de Cebollas agua (89%), glúcidos (8,6 g), fibra (1,6 g), proteínas (1,2 g) y grasas (0,2 g), con 38 calorías por 100 g. Rica en minerales y oligoelementos: calcio, magnesio, cloro, cobalto, cobre, hierro, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, cinc, azufre, bromo… También abundan la vitaminas A, B, C y E.

Posee un aceite esencial que contiene unasustancia volátil llamada alilo, con propiedades bactericidas y fungicidas. Su contenido en glucoquinina, una sustancia hipoglicemiante  resulta muy interesante ya que se considera como la «insulina vegetal», pues ayuda a combatir la diabetes. Sus enzimas favorecen la fijación de oxígeno por parte de las células, colaborando así en la función respiratoria.

La cebolla estimula numerosas funciones orgánicas, pues
es diurética, cardiotónica e hipoglucemiante.
Tiene asimismo propiedades antisépticas y emenagogas (regulación del ciclo menstrual).
Reduce, al igual que el ajo, la agregación plaquetaria (peligro de trombosis), así como los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico en la sangre.
De manera general, favorece el crecimiento, retrasa la vejez y refuerza las defensas orgánicas, sobre todo frente a agentes infecciosos.

La cebolla es imprescindible en la cocina pues es uno de los condimentos más empleados en la cultura gastronómica mediterránea. Gracias a su jugosidad, la cebolla permite cocinar con muy poco aceite y agua. Encurtida, frita, rebozada, hervida, al horno o cruda la cebolla es un alimento versátil. Es una planta que no debería faltar nunca en la mesa y debería comerse siempre cruda, pues la cocción destruye sus componente esenciales. Se puede comer en caldo, mezclada con otras verduras. Sobre todo, debería comerse en ensaladas cruda. Para estómagos delicados, puede dejarse la cebolla en maceración con aceite de oliva durante la noche, lo que le hace perder su acritud. Lo mismo si la introducimos dentro de agua con un poco de jugo de limón durante unos minutos. La ventaja de estos dos procedimientos anteriores es evitar que la cebolla pique, pero conservar sus propiedades.

Ahora que conocemos todos los beneficios que nos aporta este maravilloso alimento, cocinemos una deliciosa Sopa de Cebolla Gratinada =)

 

Sopa de Cebolla Gratinada

Sopa de Cebolla Gratinada

Ingredientes

 

500 g de cebollas

70 g de mantequilla con sal

1 cucharada de azúcar

1 cucharada de harina

2 litros de caldo de verduras.

200 g de queso rallado

Vino blanco seco 10 cl

Tomillo

Laurel

Nuez moscada

Sal

Pimienta

1 baguette en rodajas

 

 

Elaboración

 

Pelar las cebollas y cortar en tiras finas (o trozos pequeños ) .

Derretir la mantequilla en una sartén grande a fuego medio .

Agregar las cebollas.

Las cebollas se deben dorar sin que se quemen . Agregar un poco de agua en caso de que el color quede muy oscuro.

Cuando las cebollas estén bien doradas , agregar la harina y el vino blanco seco .

Mezclar bien y retirar del fuego. Trasladar la cebolla a una cacerola grande y agregar dos litros de caldo.

Añadir la sal, la pimienta , el azúcar , el tomillo y el laurel (o un ramillete de hierbas)

Cocer 45 minutos a fuego medio.

Al momento de servir , poner unos trozos de pan en el fondo de los cuencos Añadir un poco de queso rallado.

Llenar los contenedores con la sopa .

Añadir nuevas piezas de pan y cubrir la superficie con más queso rallado.

Sazonar ligeramente con sal y añadir un poco de pimienta y nuez moscada.

Colocar en el horno en modo grill hasta que el queso se dore bien .

¡Servir inmediatamente con mucho cuidado para no quemarnos!

 

Que lo disfrutéis =)

facebooktwitterinstagram

Deliciosa Crema de Setas con un toque de Anís Chinchón

 

Hongos y Setas

Y para estos días de frío, una buena crema de setas con un toque de Anís Chinchón para calentar el cuerpo, pero antes descubramos las propiedades que nos aportan:

Las setas destacan por su riqueza en proteínas de alto valor biológico, poseen una importante proporción de sales minerales , como el fósforo, hierro y potasio, siendo muy bajas en sodio.

Son una excelente fuente de oligoelementos, en los que destacan el cloro, azufre,  boro, manganeso y cinc. También estimulan la actividad cerebral y nerviosa, son ideales además para casos de anemia, o en dietas adelgazantes.

Ahora que ya sabemos un poco más sobre estos deliciosos manjares, veamos la receta 😉

 

 

Ingredientes

350 g champiñones

350 g boletus (u otras setas de temporada)

2 Chalotas

1 diente de ajo

1 cucharada aceite de oliva

1 cucharadita de mantequilla

1 litro caldo

1 chorrito de Anís Chinchón

200 ml de nata líquida

1 cucharada maicena

El zumo de un limón

Sal

Pimienta blanca

Perejil picado

 

PreCrema de Setasparación:

Quitar los tallos a las setas y limpiarlas hasta eliminar la tierra. Laminar; reservar alguna seta para la presentación.

En una sartén, calentar el aceite y la mantequilla para rehogar a fuego bajo la chalota y el ajo picados durante cinco minutos.

Añadir las setas, remover con una cuchara de madera y rociar con el zumo de limón. Salar y esperar a que suelten el jugo.

Rociar el caldo con un toque de Anís Chinchón y dejar cocer a fuego medio durante 15 o 20 minutos, sin dejar que se consuma todo el líquido.

Disolver la maicena en la nata líquida y agregar al caldo de setas poco a poco, remover con unas varillas; dejar hervir suavemente hasta que la crema espese.

Rectificar la sal y añadir la pimienta.

Una vez terminado, se pasa por un batidor hasta que la crema obtenga una consistencia homogénea.

Decorar con champiñones crudos laminados o setas ligeramente salteadas.

¡Qué lo disfrutéis! 🙂

facebook    twitter    instagram