Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

Errores comunes en la cocina

 

Como seres humanos, estamos sujetos a errores y si sois cocinillas estaréis expuestos a cometer miles de ellos, pero no os angustiéis, lo primero es tomárselo con calma y pensar que todo tiene solución, no perder la paciencia y seguir adelante con vuestra aventura culinaria.

Lo fundamental antes de comenzar a cocinar es dejar el stress fuera de los fogones de manera que podamos realizar cada paso de forma consciente y ordenada. La intención de nuestra publicación es indicaros distintas formas de prevenir esos focos de estrés en la cocina, para ello, os mostraremos los errores más comunes a la hora de cocinar.

 

Error 1: No leer la receta completa.

Uno de los peores errores que podéis cometer a la hora de preparar un plato mediante una receta, es no leer antes todos sus pasos. Imaginaos

que comenzáis a realizar una preparación con pollo,  y ya tenéis a todos los invitados esperando,  de pronto seguís leyendo y os dais cuenta que en el paso 3 había que dejar el pollo marinando toda la noche. El resultado,

una preparación carente de sabor o pobre de ingredientes. Leed la receta completa y organizad todos los elementos necesarios antes de poner vuestro plato en marcha.

 

Recipe book on the table in the kitchen

 

Error 2: Voltear o remover frecuentemente. oh3469p35-turn-food-too-often-pan-stick-l

Aprender a dejar la comida sola es una de las lecciones más difíciles en la cocina. Ya que es muy tentador, voltear, mover  o pinchar para controlar si la cocción va bien. Es importante cuando se trata de una milanesa de pollo o un filete, dejar de mover de un lado a otro la carne, ya que si no se deja solo, no desarrollará la corteza crujiente, sino que se quedará pegada a la sartén.

 

Error 3 :  Apresurar la cocción de las cebollas caramelizados.

Si realmente queréis una verdaderas, dulces y cremosas cebollas caramelizadas. Debéis cocinarlas a temperatura media-baja durante mucho tiempo (1 hora aproximadamente).  Si aumentáis la temperatura para acelerar el proceso conseguiréis un resultado bueno pero totalmente diferente y carecerá de esa textura tan peculiar que tiene este tipo de cocción de las cebollas.

 

Error 4:  Colocar toda la sal en la marinada.

Uno de los preceptos principales de la comida saludable, es la utilización mínima de sal. Por lo tanto un error muy común es utilizar la sal en momentos que los alimentos no podrán absorber este sabor.  Por ejemplo, el pollo marinado en cítricos y sal absorberá solamente una pequeña cantidad de la marinada. Cuando sacáis el pollo de la misma eliminaréis la mayor parte de la sal y su efecto condimento. La opción ideal es espolvorear un poco de sal en la marinada y después colocar un poco de sal después de dicho marinado. El mismo caso se repite para los alimentos empanados.  Debéis espolvorear con sal directamente  y luego cubrir con el pan rallado.

 

Error 2: Voltear o remover frecuentemente.

Aprender a dejar la comida sola es una de las lecciones más difíciles en la cocina. Ya que es muy tentador, voltear, mover  o pinchar para controlar si la cocción va bien. Es importante cuando se trata de una milanesa de pollo o un filete, dejar de mover de un lado a otro la carne, ya que si no se deja solo, no desarrollará la corteza crujiente, sino que se quedará pegada a la sartén.

 

Error 3 :  Apresurar la cocción de las cebollas caramelizados.

Si realmente queréis una verdaderas, dulces y cremosas cebollas caramelizadas. Debéis cocinarlas a temperatura media-baja durante mucho tiempo (1 hora aproximadamente).  Si aumentáis la temperatura para acelerar el proceso conseguiréis un resultado bueno pero totalmente diferente y carecerá de esa textura tan peculiar que tiene este tipo de cocción de las cebollas.

 

Error 4:  Colocar toda la sal en la marinada.

Uno de los preceptos principales de la comida saludable, es la utilización mínima de sal. Por lo tanto un error muy común es utilizar la sal en momentos que los alimentos no podrán absorber este sabor.  Por ejemplo, el pollo marinado en cítricos y sal absorberá solamente una pequeña cantidad de la marinada. Cuando sacáis el pollo de la misma eliminaréis la mayor parte de la sal y su efecto condimento. La opción ideal es espolvorear un poco de sal en la marinada y después colocar un poco de sal después de dicho marinado. El mismo caso se repite para los alimentos empanados.  Debéis espolvorear con sal directamente  y luego cubrir con el pan rallado.

 

Error 5: No saber cuando abandonar el barco y empezar de nuevo.

No debéis sentiros avergonzados cuando cometéis un error,  es verdad que muchas veces da pena tirar la comida, pero  hay un punto de no regreso donde lo mejor es comenzar de nuevo. Como por ejemplo cuando se nos ha quemado el ajo, o el aceite ha comenzado a humear demasiado.  Merece la pena sacrificar algunos ingredientes para el bien de toda la preparación.

 

Error 6: Cocinar demasiado los huevos duros.

 Una señal clara para saber que los huevos han sido cocinados incorrectamente es cuando se forma una película gris entre la yema y la clara. La causa de esto es la diferencia de temperatura: la clara se cocina mucho mas rápido que la yema por eso cuando sobrecocinamos los huevos para que estén totalmente listos, el hierro de la yema reacciona con el azufre de la clara.

La clave para hacer huevos duros y que queden perfectos, es cocinarlos poco a poco.  Colocar en una cacerola los huevos con agua fría, y colocar a fuego alto hasta que el agua hierva, quitar del fuego y tapar la cacerola, dejar los huevos en la cacerola tapada durante 10 minutos.  Pelar los huevos rápidamente y colocarlos en un bol con agua fría para que dejen de cocinarse.

1107p152-mistake-34-your-hard-cooked-eggs-are-icky-lError 7: Sobrecargar la sartén de alimentos.

Las carnes cuando son cocidas a la plancha liberan líquidos,  así que si sobrecargamos la sartén, los líquidos no se evaporarán y la carne quedará sosa y demasiado dura. Si estas en un apuro, utiliza dos sartenes  😉

 

Más que un sándwich

Un sándwich puede ser divertido y una gran experiencia culinaria cuando salimos del jamón y del queso para experimentar nuevos sabores y combinaciones. Hoy en nuestro blog os traemos 5 recetas para disfrutar en casa de un buen sándwich.

 The Wimbledon

El Dulce:

Ingredientes:

  • 150 gr de fresas troceadas.
  • 1 plátano troceado.
  • 125 g de Yogurt griego natural.
  • 4 rebanadas de pan de centeneno previamente tostado.
  • Miel.

1.- Mezclar las frutas junto con el Yogurt y colocarlo en la tostada, colocar hilos de miel y disfrutar.

 

The Reuben:

Ingredientes:

  • Varias rodajas de pastrami.
  • 2 rebanadas de pan, ligeramente tostado.
  • Mantequilla para untar.
  • Mostaza americana.
  • Una gran porción de chucrut,  ligeramente calentado después de escurrir el agua.
  • Unas rebanadas de queso emmental.
  • Un pepinillo en rodajas.

 

1.- Calentar la carne en una sartén a temperatura media.

2.- Untar con mantequilla una de las rebanadas y la otra rebanada con mostaza.

3.- Colocar la carne en el lado de la mantequilla, seguido por el chucrut el queso emmental y los pepinillos.

4.- Colocar en una plancha hasta derretir el queso. Servir cortado por la mitad.

 

Italiano:

Ingredientes:

Para el pesto:

  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de nueces
  • 15 g de perejil
  • ½  Cáscara de limón
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de queso ricotta

Para las setas:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 75 g de champiñones, picados en rodajas finas
  • Sal y pimienta negra
  • 4 rebanadas de pan de hogaza.
  • Una pizca de nuez moscada recién rallada
  • 30 g de queso cheddar, rallado.

 

1.- Mezclar en una batidora, el ajo, las nueces, el perejil, el limón y la sal. Agregar lentamente el aceite y seguir mezclando hasta conseguir una pasta. Transferir la mezcla a un bol y mezclar con el queso ricota, reservar.

2.- Colocar aceite en la sartén y saltear los champiñones  a temperatura media, sazonar con sal y cocinar hasta que las setas suelten sus jugos.  Encender el grill de horno a temperatura media.

3.- Tostar ligeramente el pan y extender el ricota con sabor a pesto. Cubrir con las setas, la nuez moscada y el queso rallado. Colocar las tostadas en el grill hasta que el queso se haya derretido. Servir inmediatamente.

 

Ensalada de huevo y aguacate

med105365_0110_tvp_eggsalad_vert

Ingredientes:

  • 4 Claras de huevo cocidos y picados.
  • 1/2 Aguacate mediano cortado en cubitos.
  • 1/4  Cebolla roja , cortada en dados pequeños.
  • 1 cucharadita de mayonesa.
  • 1 cucharadita de crema agria o Crème fraîche.
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon.
  • Sal gruesa y pimienta molida.
  • Pan integral.
  • Rúcula, para emplatar.

 

1.- En un bol, mezclar las claras de huevo,  la cebolla roja, el aguacate, la mayonesa,  la crema agría y la mostaza de Dijon, sazonar con sal y pimienta. Rellenar el pan y decorar con rúcula.

Estas son algunas de las propuestas que tenemos para que deis rienda suelta a vuestra imaginación a la hora de hacer vuestro sándwich. Esperamos que os animéis.

Cocina con Chinchón: Macarons

 

Hoy en nuestro blog haremos un viaje por la glamurosa Francia y sus típicos y coloridos macarons. Una deliciosa especie de pastelito elaborado a base de claras de huevo, azúcar y almendras, con distintos sabores y colores según la confitería y la época del año.

El macaron apareció en la edad media y ya en el siglo XVIII surge como uno de los postres característicos en las mesas de la corte real francesa. Son muchas las regiones que afirman ser sus creadores y hay historias que indican que este dulce se creó en el año 791 en un convento cerca de Cormery, otros dicen que Catalina de Médicis lo llevó a Francia desde Italia.

De lo que si podemos estar seguros es que el macaron que se sirve hoy en día es el macaron Gerbert, creado en el año 1880 en el barrio parisino de Beleville, este se dio a conocer al público, gracias a dos confiterías: el salón de té Pons en el Barrio Latino, y la famosa Casa Ladurée, que se caracterizó por dar diferentes tonalidades pastel para diferenciarlos en función de su sabor,

Si os apetece aventuraros por la pastelería francesa y recordar a la “María Antonieta” de Sofía Coppola, aquí os dejamos la receta de este clásico, que os transportará al glamour y colorido francés.

macarons

Macaron rellenos de Buttercream con aroma a Anís Chinchón

Ingredientes para los Macarons

  • 100 gr de azúcar glas.
  • 55 gr de almendras.
  • 45 gr de claras de huevos frescos.
  • 25 gr de azúcar.
  • Colorante (Del color deseado)

Para el relleno:

  • 130 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 165 gr de azúcar glas
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 ó 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de Anís Chinchón.

Instrucciones:

Paso 1:Sin título

Lo primero que se debe hacer para elaborar los macarons,  es separar las claras de los huevos y dejar que reposen en la nevera o a temperatura ambiente durante un día tapados con papel film, esto con la intención de que las claras pierdan humedad.

Paso 2:

Triturar las almendras, hasta que queden bien finas, con una textura similar a la del azúcar glass. Mezclar las almendras con el azúcar glass y tamizar.

Paso 3:

Batir las claras y cuando esté comenzando a espumarse colocar el azúcar lentamente.  Batir hasta que se formen copos. Colocar un par de gotas de colorante y batir hasta unificar.

Paso 4:

Colocar los ingredientes sólidos en las claras y mezclar con movimientos suaves y envolventes hasta que esté completamente integrada la mezcla.

Paso 5:

Colocar la mezcla en una manga pastelera provista de una boquilla redonda, E ir colocando los macarons en una bandeja de horno previamente cubierta con papel antiadherente. Dejar reposar durante 25 minutos e ir precalentando el horno a 130 ºC.

Paso 6:

Hornear los macarons durante aproximadamente 15 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, sacar del horno y dejar que se enfríen.

Paso 7:  (Instrucciones para el relleno)

Batir la mantequilla hasta que esté cremosa, agregar el azúcar, la vainilla y el Anís Chinchón y mezclar nuevamente.

Paso 8:

Colocar el relleno por la parte plana y unir con otro macaron también por la parte plana.

 

Préparation de Macarons #2

 

Servir y disfrutar con una taza de  aromatizado con Anís Chinchón.

 

¿Te animas a compartir tus recetas con nosotros? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram