Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

¡A disfrutar de los sabores de la primavera!

Ha llegado la primavera y con ella alimentos llenos de vitaminas, fibra y minerales. Esta estación nos trae una variedad de verduras y frutas frescas, ideales para hacer platos llenos de color y sabor.

Con las nuevas tecnologías de conservación de los alimentos, es muy  probable que cualquier fruta o verdura que busquéis la encontréis en el mercado. Sin embargo, los alimentos de temporada conservan un encanto especial y un sabor mucho más intenso, además son más baratos y saludables, ya que no tendrán la misma cantidad de químicos que se utilizan en las cámaras para mantenerlos y madurarlos.

Esta primavera busca alimentos de temporada como por ejemplo:

  • Remolacha.
  • Calabacín.
  • Setas.
  • Tomates.
  • Apio
  • Fresas.
  • Pera de agua.
  • Piña.
  • Pomelo.
  • Albaricoque.
  • Cerezas, ciruelas y frambuesas.
  • Las carnes blancas, el atún, la caballa, el cordero, la sardina, la sepia, el bonito y los percebes están en su mejor momento en primavera.

Para que os animéis a utilizarlos  durante estos meses colocaremos recetas con estos deliciosos productos. En este caso será el turno de la remolacha.

 Borscht (Sopa de remolacha)

Ingredientes:

½ kg de carne de ternera, 1 Zanahoria, 2 varitas de apio, 1 puerro cortado en trozos, zumo de 1 limón, 1 cebolla, cebollín, 180 ml de nata, 1 kg de remolachas, sal y azúcar al gusto.

 Preparación:

Cortar la carne y las remolachas, colocar en una cacerola junto con el resto de las verduras, cubrir con agua y se cocer a fuego medio hasta que comience a hervir. En ese momento, bajar el fuego y continuar la cocción con la olla semitapada hasta que la remolacha esté blanda.

Colar la verdura y reservar el caldo retirando la cebolla. Procesar la verdura hasta que se forme un puré. Colocar en la olla nuevamente y agregar dos tazas del caldo de cocción y la carne. Llevar nuevamente a punto de ebullición y condimentar con sal, azúcar, pimienta y zumo de limón. Para presentar, servir la sopa en un plato  y colocar un poco de la nata. También se puede sustituir por yogurt natural , decorar con el cebollino picado.

Esperamos que os animéis a volver a los clásicos mercados o a los productos naturales de huerta,  dedicando un poco más de tiempo en la búsqueda de ingredientes de temporada. Ya veréis que merecerá la pena el esfuerzo.

 

 

 

 

 

 

 

Pan de Anís Chinchón

El pan, un alimento elemental en la dieta de casi todas las naciones y presente en la humanidad desde tiempos prehistóricos, ha sido parte de nuestros menús desde siempre, por su versatilidad y buen sabor.

Hoy en día, muchas personas eliminan el pan de sus platos con la errónea creencia de que este engorda, dicha afirmación es incorrecta ya que  el pan no tiene grasas, de manera que si se consume una ración adecuada para cada caso, contribuirá a mantener una dieta equilibrada.

El pan aporta hidratos de carbono que proporcionan energía y ayudan a mantener una composición corporal óptima,  si no se incorporan los mismos en la dieta, la energía se obtiene a través de las proteínas corporales o de la grasa.

Además, el pan contiene vitaminas del grupo B que intervienen en el aprovechamiento de los nutrientes obtenidos de la dieta. También aporta fósforo, magnesio y potasio. Es una fuente excelente de fibra, especialmente el pan integral.

Muchos pensaréis que hacer pan casero es una tarea difícil y que requiere mucho tiempo. En Cocina con Chinchón queremos ofrecer una sencilla y deliciosa receta de Pan de Anís. Os aseguramos que el esfuerzo merece la pena, porsu delicioso sabor y aroma, ideal para merendar en torno a una humeante taza de café.

Descubre nuestras recetas en el blog

Ingredientes

  • 3 cucharadas de Anís Chinchón Dulce
  • 2 cucharadas de semillas de anís
  • 1 1/2 de levadura de panadería
  • 1 1/2 taza de azúcar
  • 1/4 taza de mantequilla
  • 2 3/4 taza de harina de fuerza
  • 2 tazas de harina todo uso
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1 huevo

 

Elaboración

  1. Colocar el Anís Chinchón, las semillas de Anís, y el agua en una cacerola. Llevar a punto de ebullición y dejar enfriar.
  2. Agregar la levadura de panadería al agua anisada (incluyendo las semillas)  incorporar el azúcar y dejar descansar durante 5 minutos.
  3. Añadir la harina, la mantequilla derretida, la sal y mezclar todos los ingredientes.
  4. Lentamente agregar la harina de fuerza y continuar mezclando. Amasar durante 5 minutos hasta obtener una masa elástica y que se despegue de las paredes del recipiente. Agregar más harina si la masa está muy pegajosa.
  5. Dejar reposar la masa durante una hora.
  6. Hacer bolas del tamaño de una pelota de golf, tapar con papel transparente y dejar reposar durante 5 minutos más.
  7. Colocar las bolitas en una bandeja con papel de horno, y pintarlos con huevo batido. Dejar que descansen durante media hora.
  8. Hornear durante 12 -15 minutos, hasta que estén dorados. Servir tibios a temperatura ambiente.

 Y recordad que el pan debe formar parte de la dieta, especialmente de los niños y jóvenes que gastan muchas calorías o de las personas que hacen un esfuerzo adicional como los deportistas o los que trabajan en oficios que requieren un gran esfuerzo físico. 

¿Os animáis a preparar vuestra versión? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Maneras de hacer que vuestros alimentos perduren más tiempo


No hay nada peor, en términos culinarios, que tener que desperdiciar los alimentos.  Algunas veces nos vemos obligados a deshacernos de estos, debido a que muchas tiendas venden grandes cantidades de los mismos y no es posible comprar a medida lo que necesitamos.  Hoy en nuestro blog os dejamos algunas sugerencias de cómo conservar de manera eficiente los alimentos.

La cebollas guardadas en medias pueden durar hasta 8 meses: Coloca las cebollas en medias y separa cada una de ellas con un nudo, puedes ir cortando cada cebolla cuando lo necesites. Esto las mantendrá frescas por mucho más tiempo .

Congela tus cebolletas en una botella de plástico:  Después de lavar, secar muy bien tus cebolletas para que al congelarlas no se quemen. Cortarlas para poder introducirlas a la botella y voila! Listas para utilizar en cualquier preparación.

Hierbas frescas, tratamiento de flores: Para  mantener frescas las hierbas delicadas como por ejemplo el cilantro, el perejil y la albahaca, se deben cubrir con plástico y atarlas con una goma en el tallo.

Las hierbas aceitosas como el tomillo tienen un tratamiento diferente. Simplemente se atan al final y se dejan al aire libre.

 

Cubitos de hierbas. Otra opción a la hora de conservar tus hierbas, es infusionarlas con aceite de oliva. Simplemente hay que colocar las hierbas frescas en cubiteras para el hielo y agregar un poco de aceite, colocar las cubiteras en el congelador. De está forma siempre tendrás cubitos de sabor listos para utilizar. Este método funciona mejor con romero, salvia, tomillo, orégano, eneldo, albahaca y menta.

 

Una solución de vinagre hará que tus fresas se mantengan durante más tiempo. Preparar una mezcla de una parte de vinagre (vinagre de manzana)  y 10 partes de agua. Sumergir las fresas en la solución, colar, enjuagar con un poco de agua y colocar en la nevera.  El vinagre estará totalmente diluido y por tanto  las fresas no tendrán sabor a vinagre. Este simple paso mantendrá la fruta en buen estado hasta dos semanas.

Cebollas con cebollas, patatas con patatas. Nunca mezclar las cebollas con las patatas porque esto hará que se echen a perder más rápido.

Reglas para conservar el queso. Al cortar el queso, coloca un poco de mantequilla o aceite de oliva en el lado que ha sido cortado. De esta manera no se deshidratará.  Además se deberá guardar en papel encerado y luego en una bolsa de plástico, evitando usar papel film .

Mantener las setas en una bolsa de papel. La bolsa o envase de plástico atrapa la humedad y produce moho.  Así que, coloca tus setas en una bolsa de papel dentro del refrigerador o en un lugar fresco y seco.

Conservar la lechuga. Poner la lechuga en un bowl grande y colocar papel absorbente encima de bowl, de manera que el papel absorba la humedad presente en el recipiente, tapar con papel film y guardar en la nevera.

Envuelve la unión de los tallos de los plátanos con papel film, esto hará que se mantengan buenas durante 3 o 5 días más de lo normal .

Y para terminar estos consejos os dejamos con un listado de lo que se debe refrigerar y lo que no.  Esperamos que podáis aplicar estos tips en casa 😉

Alimentos para conservar en temperatura ambiente:

  • Aguacates.
  • Cítricos.
  • Ajo.
  • Kiwi.
  • Melón.
  • Melocotones.
  • Cebollas.
  • Peras.
  • Piña.
  • Patatas.
  • Ciruelas.

Alimentos para refrigerar:

  • Manzanas.
  • Brócoli.
  • Coliflor.
  • Apio.
  • Maíz.
  • Pepino.
  • Berenjena.
  • Jengibre.
  • Uvas.
  • Champiñones.
  • Calabacín.

 

¿Tenéis algún truco que queráis compartir? 😉

facebook twitter instagram

Descubriendo los ingredientes. Capítulo I: Manzanas.

Las manzanas son unas de las frutas más cultivadas alrededor del mundo y de las que existen más variedad. Hay más de mil tipos y cada una tiene un sabor y texturas diferente.  Descubre las características de las  manzanas más utilizadas y sus diferentes usos en nuestra entrada de hoy. 

 

Golden Delicious

Este tipo de manzana es de origen estadounidense y como su nombre indica es de piel suave y amarilla. Deliciosa por su alto contenido en azúcar. Sus usos son diversos ya que son ideales para elaborar platos al horno, salsas o simplemente comerla cruda.

Fuji

Es una variedad creada por los japoneses en 1930 y comenzó a comercializarse en 1962. Procede de una mezcla de distintas manzanas estadounidenses y recibe este nombre por la cuidad donde fue creada, “Fujisaki”. Por ser una manzana muy dulce, es una perfecta candidata para comerla cruda en ensalada, no es recomendable  cocinarla ya que pierde su consistencia.

Red delicious

La típica manzana de Blanca Nieves, roja, brillante, de pulpa blanca, jugosa y con tonos ácidos. No es buena para cocinar ya que pierde su sabor y textura, así que lo ideal es consumirla como snack y  para llevar en las tarteras.

 

Gala

Su país de origen es Nueva Zelanda,  tiene un sabor dulce y textura crujiente, su color oscila entre destellos amarillos y rojos. Al igual que las Fuji pierden su textura al cocinarlas por lo que es mejor comerlas crudas.

 

Granny Smith

Originaria de Australia, posee un color verde brillante, al morderla tiene una textura firme y crujiente y un sabor agrio. Cuando está madura, comienzan a aparecer tonos rojizos. Para los amantes de los sabores ácidos es una opción comerla cruda, sin embargo es la manzana perfecta para cocinar. Es un complemento ideal para los alimentos salados como las cebollas y el queso, además su tono verde alegra y complementa cualquier plato.

 McIntosh

Cada manzana de McIntosh tiene un linaje directo a un solo árbol descubierto en 1796 por John McIntosh  en su granja en Dundelas, una aldea situada en el condado de Dundas en la provincia canadiense de Ontario. Se caracteriza por su color rojo fuerte con una parte amarilla. Posee una pulpa firme, jugosa y aromática y con un toque picante. Es ideal para la elaboración de salsas y compotas.

Y como no podía ser de otra manera os dejamos con una rica receta para honrar a las deliciosas  y diversas manzanas.

 

Cupcakes de Manzana y Caramelo.

(2 docenas)

Ingredientes:

 2 ¼ Taza de Harina todo uso.

1 ½ Cucharada de levadura.

1 ½ Cucharada de canela.

¼ Cucharada de nuez moscada.

½ Cucharada de sal.

Media copita de Anís Chinchón Dulce

1/3 Taza de mantequilla a temperatura ambiente.

2 cucharadas de zumo de limón.

1 taza de manzanas Granny Smith (peladas y ralladas)

 

Frosting de caramelo

1 Taza de mantequilla a temperatura ambiente.

4 tazas de azúcar glass.

¾ de taza de salsa de caramelo (totalmente fría).

 

Salsa de Caramelo

1 taza de azúcar glass.

1/4 de taza de agua.

1/4 de taza de mantequilla.

2/3 taza de nata.

 

Instrucciones de los cupcakes:

Precalentar el horno a 200 grados. En un bowl, mezclar la harina, la levadura, la canela, la nuez moscada y la sal y reservar. En otro recipiente colocar  la mantequilla, el azúcar y batir con la batidora eléctrica hasta que esté cremoso, agregar los huevos uno a uno y colocar el zumo de limón, la vainilla y el Anís Chinchón. Seguir mezclando a velocidad baja y agregar lentamente los ingredientes secos. Agregar las manzanas ralladas y el zumo de las mismas.  Colocar la mezcla en moldes para cupcakes y hornear, a 180 grados, durante 19 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco.  Dejar enfriar y colocar el frosting y un poco de salsa de caramelo para decorar.

 

Instrucciones de la salsa de caramelo:

Para empezar se debe tener todos los ingredientes cerca, ya que es un proceso rápido. En una olla de fondo grueso, colocar el azúcar y el agua, cocinar a fuego medio,  batir constantemente hasta que el azúcar se disuelva y se torne de color ámbar oscuro. Inmediatamente colocar la mantequilla y batir hasta que esta se haya integrado, esperar tres segundos y colocar la nata, mezclar vigorosamente. Dejar que se enfríe y colocar en un frasco de vidrio.

 

Instrucciones del frosting de caramelo.

Batir la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté blanca y cremosa. Añadir el azúcar en polvo y mezclar a velocidad media, agregar la salsa de caramelo y mezclar nuevamente a velocidad alta.

 

¿Te animas a compartir tus recetas con nosotros? 😉

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram