Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y adecuarnos a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de visita y navegación. Si Vd. Continúa navegando por nuestra Web, consideramos que acepta el uso de Cookies. Puede obtener más información AQUÍ

¿Qué es el slow food?

Posiblemente cuando escuches las expresiones, comida rápida o fast food, sabrás de lo que estamos habando. ¿Pero sabes qué es la comida lenta o slow food? Pues bien, el slow food es un movimiento que promueve las comidas caseras, el disfrute de las comidas con amigos o familiares y el consumo de alimentos locales y orgánicos que respetan el medio ambiente.

Su fundador, Carlo Petrini, aconseja comer lentamente y disfrutar de la comida de forma más sana.

¿Qué es el movimiento slow?

El movimiento slow fundado por Carlo Petrini tiene como objetivo fomentar la felicidad y la autodeterminación. Y este movimiento ha creado el slow food, que aconseja hacer las compras en mercados locales, preferiblemente de manos de los propios agricultores, preparar las comidas en casa, sentarse tranquilamente a comer sin tener el televisor encendido, disfrutar de las comidas en familia o con amigos. Si se come solo, hacerlo en paz, y si se come en compañía, disfrutar de una agradable conversación.

Este movimiento de comida lenta está presente en más de 50 países en todos los continentes, tiene ya varios cientos de miles de adeptos y se identifican con la imagen de un caracol, símbolo de la lentitud, como forma de contrarrestar la obsesión de vivir rápidamente.

El movimiento de comida lenta intenta contrarrestar el daño que provoca la comida rápida, tanto a la salud como al estrés que provocan las “comidas al paso”, el comer trabajando, o simplemente comer mecánicamente sin disfrutar de los alimentos. Asimismo, el slow food considera que es una pena que en países donde hay platillos tradicionales excepcionales, los jóvenes prefieran consumir la comida extranjera en un restaurante de comida rápida.

Uno de los leit motiv del movimiento slow food es proteger los emprendimientos de comida artesanal o pequeños establecimientos donde se come bien y en buena compañía, que están amenazados por las grandes cadenas de supermercados y restaurantes de comida rápida. Estas macroempresas tienden a hacer desaparecer el consumo de platillos caseros y la producción de alimentos orgánicos. En ese marco, la fundación slowfood pretende proteger al medio ambiente defendiendo la biodiversidad de los alimentos y promoviendo la agricultura orgánica o sustentable.

Fundación slow food para la diversidad

El movimiento slow food apoya la Fundación slow food para la diversidad, organización sin fines de lucro que trabaja apoyando a los emprendimientos de agricultura ambiental y el desarrollo sostenible, ayudando a la superviviencia de las comunidades locales, a proteger los ecosistemas y recuperar los métodos de elaboración tradicionales.

Vía: El gran chef

Gelatina de anís con higos

Ingredientes:

– 1 taza de azúcar.
– 28 g de gelatina (4 sobres) hidratada.
– 1 taza de anís Chinchón dulce.
– Hojitas de hierbabuena, lavadas y desinfectadas.

Instrucciones:
1.- Hierve 2 ½ tazas de agua con el azúcar. Agrega la grenetina hidratada y deja que todo hierva hasta que la mezcla esté completamente transparente. Déjala enfriar un poco y añade el anís. Reserva a temperatura ambiente pero cuida que siempre esté líquida.
2.- Lava y desinfecta los higos, sécalos muy bien y pártelos por mitades o en cuartos; resérvalos. Escoge las mejores ocho hojitas de hierbabuena.
3.- En moldes individuales rociados con aceite en aerosol, vierte un dedo de la mezcla de gelatina, refrigera y saca antes de que cuaje. Acomoda uno o dos higos al centro de cada molde, considerando que cuando desmoldes ésa será la vista de tu gelatina. Decora cada higo con una hojita de hierbabuena.
4.- Añade más gelatina hasta cubrir toda la superficie de los higos. Refrigera y deja que casi cuaje otra vez; mientras tanto, mantén el resto de la gelatina a temperatura ambiente.
5.- Saca la gelatina del refrigerador y añade otra capa, considera decorar los laterales del molde. Refrigera y vuelve a esperar a que cuaje, pero no completamente. Repite el procedimiento hasta tener tantas capas como sea necesario para llenar los moldes.
6.- Refrigera y desmolda antes de servir.

Gazpacho de remolacha con tropezones de langostinos

 

http://www.cocinaconchinchon.com/?p=1874Ingredientes:

  • 12 langostinos crudos.
  • 4 tomates maduros grandes.
  • 4 remolachas cocidas con su jugo.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1/2 cucharón de aceite de oliva virgen.
  • 1 cucharadita de sal.
  • Pimienta.

Para el caldo corto: 3 zanahorias , 1 cebolla o 2 puerros , 1 rama de apio, 1 tomate maduro, 1 hoja de laurel, sal , un chorro de aceite de oliva , 1 vaso de vino blanco.

Elaboración:

1. Se limpian las verduras para hacer el caldo corto.

2. Se pone a hervir una olla con agua, se añaden las verduras y el resto de ingredientes y se dejan hervir durante 45 min.

3. Mientras tanto, se limpian los tomates, la cebolla, el ajo, el pimiento, la remolacha y se trocean. Se echan en la batidora con el jugo que viene en el paquete de las remolachas ya cocidas. Se reserva en la misma batidora.

4. Una vez el caldo está hecho, se hierven los langostinos en él, unos 4 minutos. Se retiran y se ponen a enfriar en agua fría. Reservar el caldo y dejar enfriar también.

5. Una vez se haya enfriado en caldo, se añade un vasito a la batidora. Mezclar bien.

6. Se vierte el gazpacho en un recipiente y se mete en la nevera, hasta el momento de servir.

7. Pelar y cortar los langostinos en trocitos. Reservar.

8. Se sirve el gazpacho de remolacha con los langostinos como tropezones.

 

¿Tienes alguna otra forma de hacer gazpacho?

¡Compártela con nosotros! 😉

Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Instagram

Pan de nueces con Chinchón

Ingredientes:

– 350 gr de harina.

– 350 gr de mantequilla.

– 1 huevo.

– 200 gr de azúcar.

– 1/4 de litro de leche fría.

– 4 cucharaditas de levadura en polvo.

– 2 cucharadas de anís Chinchón.

– 3 cucharadas de aceite de oliva.

– 100 gr de nueces peladas.

. 100 gr de pasas de corinto.

Instrucciones:

1. Mezclamos en un bol el huevo, el azúcar y la mantequilla hasta obtener una mezcla homogenea

2. Posteriormente, añadiremos leche, la levadura en polvo, el anís, el aceite y la harina.

3. Removemos bien hasta que obtengamos una masa sin grumos, será entonces cuando añadamos las nueces y las pasas.

4. Volcamos la mezcla en un molde de bizcocho, que previamente habremos untado con mantequilla, y lo dejamos al horno a unos 180 grados Centígrados durante 40-45 minutos.

5. Dejamos enfriar y listo para servir

 

¡Comparte con nosotros tus recetas!

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterSíguenos en Instagram

 

Ensaladilla de patata con salmón y aguacate

Ingredientes:

– 2 patatas

– 200 gr. de salmón fresco

– 200 gr. de salmón ahumado

– 4 cucharaditas de huevas de trucha

– 1 aguacate

– 1 lechuga

– 1 cebolleta

– 2 huevos

– 1 limón

– agua

– vinagre

– aceite de oliva

Instrucciones:

1. Cuece las patatas y los huevos en una cacerola con agua hirviendo y sal.

2. Deja cocer los huevos durante 10 minutos y las patatas durante 20-25 minutos. Escurre los huevos y las patatas y deja enfriar.

3. Pelas las patatas, trocéalas y colócalas en un cuenco. Pela y pica los huevos y añádelos. Reserva.

4. Retira la piel al salmón fresco y córtalo en daditos. Colócalo en un cuenco, añade el zumo del limón y deja marinar durante 25 minutos. Pasado este tiempo, escurre e incorpora el salmón al cuenco del huevo y de la patata. Pica el salmón ahumado y agrégalo.

5. Pela y pica la carne del aguacate y la cebolleta y añádelos. Aliña con aceite, vinagre y sal y mezcla bien todo.

6. Limpia bien las hojas de la lechuga, trocéalas, colócalas en un cuenco y aliña con aceite, vinagre y sal.

7. Reparte la lechuga en la base de moldes individuales con forma de aro. Rellena los aros con la ensaladilla presionando. Desmolda, coloca encima una cucharadita de huevas de trucha y sirve.